Bajo el sol (Dalibor Matanic)

Sin comentarios!

www.cuak.com
Título original: Zvizdanaka
Año: 2015
Duración: 123 min.
País: Croacia
Dirección; Dalibor Matanic
Guion: Dalibor Matanic
Música: Alen Sinkauz, Nenad Sinkauz
Fotografía: Marko Brdar
Reparto: Tihana Lazovic, Goran Markovic, Nives Ivankovic, Mira Banjac, Slavko Sobin, Dado Cosic, Trpimir Jurkic, Lukrecija Tudor, Stipe Radoja

Estamos acostumbrados a ver películas bélicas centradas en las contiendas militares, con los soldados muriendo en el frente entre pólvora y ruido. No es tan frecuente ver qué sucede en las familias, antes, durante y después de las guerras, ver cómo las heridas siguen abiertas, mientras la religión y los nacionalismos, no permiten que cautericen sino que dan más razones para que se siguen matando o alimentando el odio mutuo. Las heridas no son solo interiores, sino que vemos también un sinfín de cicatrices urbanas en distintos pueblos, en edificios abandonados, demolidos, destrozados, víctimas también de la guerra.

La película del croata Dalibor Matanic se articula en tres tiempos: 1991, 2001 y 2011 y lo hace a través de tres parejas o relaciones entre una joven mujer serbia y un hombre croata, cuyas distintas nacionalidades -el pertenecer a distintos bandos- no les acarreará más que problemas. Magníficas interpretaciones de Tihana Lazovic, Goran Markovic.

En 1991 un músico croata enamorada de una joven serbia, ve cómo en el comienzo de la guerra de las balcanes, y antes de que puedan huir juntos a la capital a lo tonto, él recibe un tiro en un puesto de control y muere sobre el asfalto aferrado a su trompeta, su arma de guerra.

En 2001 una madre y una hija vuelven a su hogar -acabada la guerra- destrozado y un joven croata les ayuda con las obras. Entre la joven y el carpintero surge la pasión, pero el odio, que sigue ahí latente entre croatas y serbios les impedirá tener una relación normal, sin ser capaces de superar su prejuicios pues ambos tienen cosas que echarse en cara, ellos no, pero sí los hermanos o familiares que murieron en la guerra, a ambos lados.

En 2011 un joven universitario pasa por casa de sus padres a los que hace tiempo que no ve. Huyó cuando dejó embarazada a un joven serbia, algo que supone un oprobio para su familia.

Si el cine debe conseguir decirlo todo no solo con las palabras sino con las imágenes Dalibor Matanic con la fascinante fotografía de Marko Brdar, ejecuta un trabajo soberbio, ya sea en la escena de sexo sobre la mesa bajo una luz almibarada que cifra muy bien lo que es el “deseo“, o bien el éxtasis que produce la música de un rave al aire libre, alentado por drogas de diseño, o la necesidad de gritar, de desgarrarse la voz, ante el dolor, ante la impotencia que sienten los personajes de la película, dado que nadie les escucha, nadie les ofrece una caricia, y hartos de su dolor, de su recogimiento, de su frialdad, no pueden menos que gritar, un quejido sobrecogedor, espeluznante.

A pesar de que la película es triste y dolorosa, y a pesar del sol del título aunque resulta muy poco luminosa, hay lugar en su postrimerías para la esperanza, para la reconciliación, y esa es la apuesta de la película o así podemos entender esa puerta abierta, esa invitación a entrar en el hogar, metáfora del amparo, de la protección, de la posibilidad real de renacer desde el amor.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

No sé decir adiós (Lino Escalera)

1 Comentario

No sé decir adiós

Título original: No sé decir adiós
Año: 2017
Duración: 96 min.
País: España
Dirección: Lino Escalera
Guion: Lino Escalera, Pablo Remón
Música: Pablo Trujillo
Fotografía: Santiago Racaj
Reparto: Nathalie Poza, Juan Diego, Lola Dueñas, Pau Durà, Miki Esparbé, César Bandera, Noa Fontanals, Marc Martínez, Emilio Palacios, Oriol Pla, Greta Fernández, Pere Brasó, Miguel Guardiola, Bruno Sevilla, Darien Asian, Xavi Sáez.

Una película sobre un enfermo diagnosticado de cáncer, al que le auguran un porvenir de pocos meses de vida, es terreno fértil para lo lacrimógeno. Sin embargo, la película sin sustraernos el dolor y lo trágico de una vida que se apaga hasta su extinción final, prima más los silencios que las lágrimas, más la impotencia que el desgarro.

La próxima muerte del enfermo (interpretado por un Juan Diego muy creíble) permite volver a reunir a sus dos hijas. Una, la pequeña (Lola Dueñas) vive con su padre y trabaja con él en una autoescuela, con una joven adolescente y un marido muy parado y en el paro anhela ser actriz y en ello se afana y con ello se ilusiona. La otra hermana (Nathalie Poza) se fue del pueblo a Barcelona, cuando su padre enviudó, consiguió un buen trabajo y ahora es víctima de todas las adiciones y deambula por Barcelona como gallo sin cabeza.

La convivencia filial forzada hará aflorar los fantasmas del pasado, pero al mismo tiempo les servirá a las hermanas para reforzar algo, muy débil eso sí, porque ante la muerte no hay nada que hacer.

Película que supone el debut en la dirección de Lino Escalera, muy notable, sobria y austera, sin alardes ni efectismo alguno. Hay muchos silencios, muchas miradas que se pierden tras los cristales, un dolor rumiado, seres humanos dolientes e impotentes ante un cáncer aniquilador y unos sentimientos que se resisten a tomar forma y corporeidad, porque no resulta al enfermo asumir su final y no quiere hablar de ello, y cuando la enfermedad avanza y la agonía está cerca sólo quieren que llegue cuanto antes y lo menos dolorosamente posible ese fundido a negro que es la muerte.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Testigo (Thomas Kruithof)

Sin comentarios!

www.cuak.com

Título original: La mécanique de l’ombre
Año: 2016
Duración: 91 min.
País: Francia Francia
Dirección: Thomas Kruithof
Guion: Yann Gozlan, Thomas Kruithof, Marc Syrigas, Aurélie Valat
Música: Grégoire Auger
Fotografía: Alex Lamarque
Reparto: François Cluzet, Alba Rohrwacher, Simon Abkarian, Sami Bouajila, Denis Podalydès, Alexia Depicker

Película francesa de Thomas Kruithof muy sobria donde un hombre que frisa los sesenta es despedido y tras pasar unos cuantos meses en el paro ayudado en su adicción al alcohol por una asociación de alcohólicos anónimos, donde conoce a una chica más joven, tras acudir al funeral de un amigo y verse allá con otro amigo convertido en empresario de éxito, recibe una llamada por la noche donde le ofrecen un trabajo tan bien remunerado como misterioso e incluso sospechoso, podemos pensar.

La tarea a realizar es sencilla: ir a un piso, donde delante de una máquina de escribir transcribirá el contenido de unas cintas de casette que reproducen conversaciones donde están implicados políticos de alto rango y donde parece que se cometen actividades ilícitas. Lo que parece una tarea sencilla y anodina se va complicando pues Duval (muy bien interpretado por François Cluzet) que así se llama el escuchante no puede menos que ir tomando partido, mientras las circunstancias lo van acosando de manera gradual.

La puesta en escena como decía al comienzo es sobria, recuerda por el tema de las escuchas a la brillante La vida de los otros, donde ambos protagonistas comparten su meticulosidad, su trabajo pulcro, su buen hacer, en definitiva. Interesante resulta ver como de la noche a la mañana la vida de un hombre común puede verse alterada a entrar a formar parte de las altas esferas empresariales y políticas donde no se cuece nada limpio.

Lo que no me convence es el final que encuentro un tanto rocambolesco. Que un fulano de 60 tacos se líe con toda naturalidad con una joven de menos de cuarenta tacos forma ya parte del paisaje fílmico. Por lo demás me ha parecido un thriller francés interesante y sugerente y original al montar una buena historia con muy pocos mimbres.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Oro (Agustín Díaz Yanes)

Sin comentarios!

www.cuak.com

Agustín Díaz Yanes

Título original: Oro
Año: 2017
Duración: 103 min.
País: España
Dirección: Agustín Díaz Yanes
Guion: Agustín Díaz Yanes, Arturo Pérez-Reverte (Historia: Arturo Pérez-Reverte)
Música: Javier Limón
Fotografía: Paco Femenía
Reparto: Raúl Arévalo, José Coronado, Bárbara Lennie, Óscar Jaenada, Luis Callejo, Juan José Ballesta, Antonio Dechent, Andrés Gertrudix, José Manuel Cervino, Juan Diego, Juan Carlos Aduviri, Anna Castillo, Diego París, Josean Bengoetxea

No me gustó Alatriste y Oro va por el mismo camino. Sobre un relato de Arturo Pérez-Reverte Agustín Díaz Yanes monta una película, que no da para más de un corto, sobre un grupo de soldados viejos que en el Siglo XVI ensimismados por la codicia y las riquezas que les brindará el oro- que piensan descubrir- recorren la selva amazónica (una selva rodada en Canarias con planos muy cortos), mientras van haciendo frente a los lugareños que los reciben con flechas envenenadas y a las luchas intestinas que suponen que se vayan matando entre ellos, pensando que cuantos menos lleguen al dorado más les tocará a cada uno de ellos. A esto hay que sumar que a estos soldados los van persiguiendo otro grupo de soldados del Rey, con los que también tendrán que enfrentarse.

Vestir a un grupo de actores como Dechent, Coronado, Arévalo, Callejo, Jaenada, con los atavíos de la época, soltarlos en medio de un paraje poblados de helechos, poner en escena a unos cuantos indios, crear un par de escenas de lucha y hacerlos desplazarse durante una hora y media por la selva, de manera que todo la película sea una prolongación de un hecho mínimo donde la única pregunta es saber si llegarán al Dorado y cuántos. Magra curiosidad, para una película que hace aguas por todas partes, porque resulta desmedida e inverosímil. Además creo que personajes como el de Anna Castillo o el de Ballesta, con esa dicción más propia de una serie de adolescentes que de una película de época, hacen un flaco favor a la credibilidad de lo que vemos. De Juan Diego no digo nada, para no seguir abundando todavía más en ese despropósito fílmico.

El director en ningún momento logra crear algo épico, ni siquiera trágico y se queda a medio camino de todo, emboscado en una película que apenas da nada de sí, más allá de afirmar que el hombre es un lobo para el hombre y que la codicia nunca trae nada bueno. Lo único que me creo es el personaje de Bárbara Lennie y el aura de deseo que genera a su alrededor entre un puñado de hombres hambrientos y sedientos de sexo cuyas miradas echan chispas. Todo lo demás es cartón piedra.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

El hombre del corazón de hierro (Cédric Jimenez)

Sin comentarios!

www.cuak.com

Año: 2017
Duración: 120 min.
País: Francia
Dirección: Cédric Jimenez
Guion: Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez (Novela: Laurent Binet)
Música: Guillaume Roussel
Fotografía: Laurent Tangy
Reparto: Jason Clarke, Rosamund Pike, Jack O’Connell, Mia Wasikowska, Jack Reynor, Geoff Bell, Volker Bruch, Barry Atsma, Kosha Engler, Krisztina Goztola, Björn Freiberg, Luca Fiorilli, James Fred Harkins Jr., Kristóf Ódor

Magnífica película de Cédric Jimenez, basada en la novela HHhH de Laurent Binet, que nos presenta a Reinhard Heydrich el conocido como el carnicero de Praga, al que Hitler apodaba el hombre del corazón de hierro. Viniendo de Hitler tales palabras de encomio nos permite entender qué clase de persona era Reinhard Heydrich, que fue el único alto mando nazi asesinado. La película arranca con el momento en el que Heydrich va en su coche y está a punto de ser tiroteado por dos paracaidistas chechos. Luego vemos los preparativos del atentado, dentro de la operación antropoide. Una película con un ritmo endiablado y una puesta en escena muy verosímil que transmite muy bien la atmósfera opresiva y terrorífica que era vivir bajo el yugo de los nazis.

Pone los pelos de punto ver como Heydrich en su política de exterminio, en su plan de la solución final, en una reunión con otros jerarcas nazis hablan de matar a 13 millones de personas, algo en lo que todos los presentes están de acuerdo. La cordura por las nubes. Matar a Heydrich tuvo consecuencias. Un carnicero, un genocida murió y después de él vinieron las represalias de los nazis. Vemos como en el pueblo de Lídice todos los hombres mayores de 16 años son asesinados sin contemplaciones. Los niños y mujeres son asesinados a corto plazo en los campos de exterminio. Como dice Lenz por boca de unos personajes de su novela Lección de alemán lo fortaleza de los nazis es que no se andan con miramientos. Así fue. En su política de terror y de exterminio, matar a otros seres humanos, no ya en el contexto de una guerra, sino a sangre fría, incluso en las propias filas nazis, como vemos cuando Heydrich obtiene su cargo SS-Obergruppenführer und General der Polizei, se convirtió en el pan suyo de cada día. Aquella locura colectiva no debe ser olvidada.

Las cotas de barbarie y de maldad alcanzadas por los nazis demuestran lo peor de una naturaleza enferma y destructiva. Las imágenes agónicas de los paracaidistas y de los ciudadanos checos, como ese padre y su hijo, tomándose cápsulas de veneno antes de que los capturen pone los pelos de punta y el corazón como una pasa. De los lagrimales ya ni hablamos.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Camaleón (Jorge Riquelme Serrano)

Sin comentarios!

Camaleón

Título original: Camaleón
Año: 2016
Duración: 82 min.
País: Chile Chile
Dirección: Jorge Riquelme Serrano
Guion: Jorge Riquelme Serrano
Música: Carlos Cabezas
Fotografía: Cristián Petit-Laurent
Reparto: Paulina Urrutia, Paula Zúñiga, Alejandro Goic, Gastón Salgado

Soberbio debut de Jorge Riquelme Serrano (que no solo oficia como director, sino también como guionista y montador), que viene a demostrar, si es que aún no lo tenemos claro que no hace falta grandes presupuestos para hacer películas maravillosas. Camaleón lo es.
Si digo que me recuerda a Funny Games ya esto nos sirve para destripar la película de arriba abajo. En la primera secuencia vemos a dos hombres acaramelados, donde el más joven, Gastón, ya apunta maneras psicóticas.
Luego, vemos a dos mujeres Paula y Pauly que viven en un bonito caserón al lado de la playa, con vistas espectaculares al mar, paredes recubiertas de madera, un amplio jardín. Las vemos en el día después de una celebración, resacosas. Una tomando pastillas al amanecer, la otra aferrada a la botella desde que principia el día. De pronto reciben la visita de un joven, Gastón, que viene a disculparse por algo que dijo en la fiesta. Así, a lo tonto, le invitan a compartir el contenido de la botella con ellas, y ese descorchamiento viene a ser como abrir la caja de Pandora, pues tras la aparente calma, tras ese escenario idílico en el que viven las dos Paulas, hay muchos sentimientos encontrados, mucha frustración, mucha violencia. Una quería tener hijos y ya no los tendrá(n). La otra, con ciertos aires de suficiencia siempre quiere imponerse sobre la otra, quedar por encima, erigirse como aquella picapedrera que va puliendo la piedra hasta desbastarla y hacer de ello algo bello. Cuando Gastón aparece, aumenta la tensión, y la película se encabalga hacia un clímax muy bien resuelto gracias a un guión muy inteligente y a unas interpretaciones brillantes del trío formado por Gastón (Gastón Salgado), Paula (Paula Zúñiga) y Pauly (Paulina Urrutia).

Somos testigos de las obras que depara una mente enferma, criminal. Gastón muda el rostro y da pánico verlo tornar de la risa al odio más acerado. Todo lo aquí dicho son palabras. Lo mejor es ver la película de Jorge y disfrutarla (a ratos con un nudo en la garganta) minuto a minuto, secuencia a secuencia, pues hace de algo mínimo algo majestuoso.

Esta película junto a otras brutales y fascinantes como El club de Pablo Larraín creo que están haciendo del cine chileno algo grande e importante.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Cien años de perdón (Daniel Calparsoro)

Sin comentarios!

Cien años de perdón

Título original: Cien años de perdón
Año: 2016
Duración: 97 min.
País: España España
Dirección: Daniel Calparsoro
Guion: Jorge Guerricaechevarría
Música: Julio de la Rosa
Fotografía: Josu Inchaustegui
Reparto: Rodrigo De la Serna, Luis Tosar, Raúl Arévalo, Patricia Vico, José Coronado, Joaquín Furriel, Marian Álvarez, Luciano Cáceres, Luis Callejo, Joaquín Climent

Cien años de perdón me recuerda mucho a Plan Oculto de Spike Lee. La dirige Daniel Calparsoro el cual se maneja muy bien con productos de acción como ha demostrado en títulos como Combustión, Guerreros o Invasor. La historia va de un atraco a un banco con rehenes. De fondo un tejemaneje donde un político guarda todos sus secretos en un disco duro y este en una cámara de seguridad del banco atracado. Disco duro que mueve toda la trama, y al tiempo que vemos los pormenores del atraco, con un plan de fuga bastante original que un principio se malogra por culpa de la lluvia, los políticos, como la actual presidenta se atacan de los nervios en el caso de que la información del disco duro salga a luz y afloren secretos inconfesables en formato vídeo.

En el elenco actores que resultan poco convincentes. Coronado pasado de rosca, Luis Callejo muy lejos de sus grandes papeles, Raúl Arévalo muy envarado y al igual que Tosar muy poco creíbles. Marian Álvarez pasaba por allí. El mejor sin duda Rodrigo de la Serna, un tanto excesivo y desmadrado pero le da algo de vida a un película que hace aguas desde su comienzo. La mano firme y el buen pulso que demostró Lee en Plan Oculto nos puede llevar a comparar lo que es un producto bien armado y sin fisuras, con esta de Calparsoro, que ofrece algo de entretenimiento y poco más en una hilazón de escenas con muy poca sustancia.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Lady Macbeth (William Oldroyd)

Sin comentarios!

Lady Macbeth

Título original: Lady Macbeth
Año: 2016
Duración: 89 min.
País: Reino Unido Reino Unido
Dirección: William Oldroyd
Guion: Alice Birch (Novela: Nikolai Leskov)
Música: Dan Jones
Fotografía: Ari Wegner
Reparto: Florence Pugh, Christopher Fairbank, Cosmo Jarvis, Naomi Ackie, Bill Fellows, Ian Conningham, Paul Hilton, Joseph Teague, Golda Rosheuvel, Rebecca Manley

Lady Macbeth es Florence Pugh, actriz soberbia que encarna aquí el mal en estado puro. No le faltan motivos a la joven para estar cabreada. La dejan un paraje que parece sacado de Cumbres borrascosas, donde sopla el viento hace frío, donde la tierra para dolorida por las inclemencias climatológicas, casada por conveniencia con un marido que se masturba viéndola desnuda, que no ha lugar para la descendencia porque no hay cópula con su marido, el cual viene y va y la deja allá sola, aburrida, carcomida por el tedio, en compañía de su suegro envarado, cruel, hasta que decide remedar su situación, aliviar la llamada imperiosa de la carne con un criado, vaciarse y precipitarse por una cascada de venganza y violencia ciega, donde irán cayendo sus enemigos, uno a uno, llegando a la abominación incluso de mandar al otro barrio a un niño.

Florence hace un trabajo magistral. La puesta en escena es sobria, con encuadres que parecen cuadros, tal es el tratamiento de la luz.

Película dura, sin duda, estupenda también esta ópera prima de William Oldroyd, basada en la novela ‘Lady Macbeth de Mtsensk’, publicada por Nikolai Leskov, a quien seguiremos la pista tras este brillante debut.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Remember (Atom Egoyan)

Sin comentarios!

www.cuak.com

Título original: Remember
Año: 2015
Duración: 95 min.
País: Canadá Canadá
Dirección: Atom Egoyan
Guion: Benjamin August
Música: Mychael Danna
Fotografía: Paul Sarossy
Reparto: Christopher Plummer, Dean Norris, Martin Landau, Henry Czerny, Jürgen Prochnow, Bruno Ganz, Peter DaCunha, James Cade, T.J. McGibbon, Kim Roberts

Lo que Atom Egoyan nos ofrece es una película de puro suspense, donde nada es lo que parece y donde tampoco se puede avanzar mucho más en el argumento porque os desvelaría el giro final, que es el broche a una película muy bien construida. Me recuerda a Memento, cuando un hombre no recuerda nada de su pasado, aquejado de demencial senil. Aquel era un hombre joven que tatuaba su cuerpo. Aquí se trata de un hombre ya mayor, en las últimas, que vive en una residencia junto a otros ancianos. Cada mañana al despertar pregunta por su esposa, muerta. Él no lo sabe, hasta que un amigo de la residencia se lo hace saber. El mismo que le escribe una carta para que este cumpla su misión, que no será otra que buscar al hombre que mató a toda su familia durante la segunda guerra mundial en el campo de concentración en Auschwitz. El protagonista es Christopher Plummer, que borda su papel. A su vejez se le suma un rostro muy expresivo, que plasma muy bien el desconcierto la desazón en la que se ve sumido cada día que despierta. Da cosa verlo recorrer los Estados Unidos, llegar a Canadá, yendo en bus, en tren, en un rol, el de justiciero, que parece un traje que le va grande. Aunque como se verá, la memoria, a veces nos juega malas pasadas.
Película muy recomendable. Además me parece un planteamiento muy original. Aunque cuando la veáis, me diréis que os recuerda a otra de Gravas. En otros papeles secundarios podemos ver a actores de la tallla de Bruno Ganz, Jürgen Prochnow o Martin Landau, el cual desafortunadamente nos abandonó recientemente.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Secuestro (Luis Prieto)

Sin comentarios!

www.cuak.com

www.cuak.com

Título original: Kidnapaka
Año: 2017
Duración: 94 min.
País: Estados Unidos Estados Unidos
Dirección: Luis Prieto
Guion: Knate Lee
Música: Federico Jusid
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Reparto: Halle Berry, Patrick Kearns, Lew Temple, Dana Gourrier, Christopher Berry, Robert Walker Branchaud, Erica Curtis, Ritchie Montgomery, Kurt Krause, Michael D. Anglin, Jason George, Chris McGinn, Arron Shiver, Taryn Terrell

Halle Berry, como protagonista absoluta, encarna en esta producción a una madre coraje, la cual cuando está en un parque de atracciones con su retoño, al ir a hacer una llamada de teléfono constata que su hijo pequeño ha desaparecido. Afortunadamente ve cómo lo introducen a la fuerza en un coche, en el aparcamiento, y ni corta ni perezosa se dispone a seguir a los secuestradores. Lo novedoso es que aquí no hay teléfonos móviles porque ella lo pierde al montar a la carrera en su vehículo, así que no podrá solicitar la ayuda de la policía, ni de nadie.
El ritmo es frenético y buena parte de la película es una persecución automovilística al estilo de El diablo sobre ruedas. Los secuestradores, una pareja, se dan por enterados de que alguien los sigue, lo que no saben es que fueron a dar con la persona equivocada pues desbaratará todos sus planes, y cómo comprobará el que llegue hasta el final, los malos reciben su merecido a base de bien. Halle Berry está bien, pone sus caras de miedo y de rabia, cuando toca, se la ve correr, saltar, conducir a todo trapo salir indemne de varios accidentes, dar mamporros, manejar armas y palas con igual soltura. La puesta en escena es correcta y valdría para un film de sobremesa y muy poco más.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg