Estoy vivo

Sin comentarios!

Todavía estoy digiriendo el final de la serie Estoy vivo, serie creada por Daniel Écija, que tuvo lugar ayer. Me alegro de que la serie quede abierta a una posible segunda temporada. Visto el final, la cosa promete. La serie ofrece cosas originales y logra aunar en un mismo espacio la intriga policial, el drama familiar y los elementos sobrenaturales. La intriga policial basada en perseguir al Carnicero, que va asesinando distintas mujeres y acaba matando a un policía, a Andrés Vargas, al que se le da la oportunidad de regresar a la tierra, pero bajo otro aspecto, con la identidad del agente Márquez y sin que pueda confesar su auténtica identidad. El drama familiar lo vive la mujer y las dos hijas del policía asesinado, una de las cuales, la mayor, Susana (Anna Castillo), se hará policía y compartirá coche patrulla con su padre con Márquez, sin saberlo. Hay otros elementos dramáticos como el alzheimer al que debe enfrentarse Arturo, el padre de Andrés que tras la muerte de este pasa a vivir con su cuñada o el paso de este por una residencia de personas mayores. Hay tensión sexual no resulta, o sí, entre Susana y David, el poli cachas que tiene buena acogida entre el cuerpo -o los cuerpos- de policía femeninos. Pero la gran baza de la serie, sin lugar a dudas es Javier Gutiérrez, que está inmenso. Él solito se come al resto de personajes de la serie. Hay muy buena química con Alejo Sauras, el enlace, su sobrino Yago. Su manera (la de Javier) de mirar a la cámara, de emocionarse, es sobrecogedora y su odisea para lograr recuperar a su mujer bajo otro aspecto, es un tour de force de aúpa. He notado que la serie en algunos episodios flaqueaba, y si en algunos momentos primaba la trama policial, la búsqueda del carnicero y primaban los elementos fantásticos, en otros se abusaba de los elementos dramáticos, familiares, y esto redundaba en el interés de lo visto.
A pesar de todo me ha parecido una serie muy meritoria, original, cuya singularidad habrá que ver cómo se desarrolla en una segunda temporada, sí la hubiera

Negociador (Borja Cobeaga)

Sin comentarios!


Título: Negociador
Año:2014
Duración; 80 min.
País: España
Dirección: Borja Cobeaga
Guion: Borja Cobeaga
Música: Aránzazu Calleja
Fotografía: Jon D. Domínguez
Reparto: Ramón Barea, Josean Bengoetxea, Carlos Areces, Melina Matthews, Jons Pappila, María Cruickshank, Óscar Ladoire, Raúl Arévalo, Secun de la Rosa, Alejandro Tejería, Santi Ugalde, Gorka Aguinagalde, Nagore Aranburu

Sobre la negociación llevada a cabo entre ETA y el gobierno español en 2005, entre Josu Ternera y Eguiguren como interlocutores, sobre esos hechos reales, Borja Cobeaga dirige y guioniza esta ficción sobre lo que pudieron ser esos encuentros y lo hace desde el humor, con una puesta en escena fea, sin música, con encuadres donde parece que se desatiende a los personajes, porque precisamente ese tono de desenfado, de dejadez, de irrealidad que respira la película creo que es precisamente lo que quería transmitir, ese aire de andar por casa que tan bien transmite Ramón Barea (al igual que Carlos Areces que demuestra de nuevo que es capaz de meterse, y salir muy airoso, en cualquier papel), de quitarle hierro a la cosa, de rebajar los formalismos, de que el encuentro fuera político y no policial y se pudieran ir dando pasos, aunque al principio surgieran, ya de entrada, los escollos del lenguaje. Es muy graciosa la escena en la que la interprete debe traducir al ingles, Pueblo Vasco y Euskal Herria, pues según ello es lo mismo al traducirlo al inglés, Basque Country, si bien para cada uno de los negociadores, el origen del término, no es lo mismo, ni mucho menos. Esa carga de significados que la película maneja y con los que trabaja creo que no llegarán a todo el público, ni mucho menos, y aunque esté basada en hechos reales, la podemos entender como pura ficción donde el acento se pone en lo cotidiano, en la manera en que dos posiciones tan antagonistas, con pistolas de por medio, puede llegar a concurrir, en un alto el fuego.
Me parece una película valiente y arriesgada. Rosales hizo lo suyo, pero su película me resultó mucho más abtrusa que esta de Cobeaga.

Fortunata (Sergio Castellitto)

Sin comentarios!

Titulo original: Fortunata
País: 2017
Guión: Margaret Mazzantini
Director: Sergio Castellitto
Elenco: Jasmine Trinca, Stefano Accorsi, Alessandro Borghi.

Hacía tiempo que no veía una película tan mala como esta de Sergio Castellitto y tiene delito porque el guión es de Mazzantini, que como escritora tiene un pase. El problema es que a Mazzantini pasar de lo literario a lo fílmico le lleva a estrellarse. El principal problema de la película -tiene muchos-, es que no es nada creíble, y esto parece un chiste cuando lo que se muestra es algo parecido a cine social, donde se da voz a los más desfavorecidos, con una nómina de personajes a cual más inverosímil. Mazzantini y Castellitto hacen un cine que visto resulta cansino, reiterativo y falso, con personajes de cartón, nada coherentes en su proceder, aunque quizá la idea de la película es esta, ya que todos los adultos tienen su taras y sus traumas y sus problemas y eso les faculta para hacer una cosa y la contraria, así Fortunata el día siguiente a ser violada por su ex puede enamorarse del psicoterapeuta que atiende a su hija, o este psicoterapeuta después de echar un par de polvos con Fortunata deshacerse de ella, a pesar de que debe tener un corazoncito de oro porque ha estado en África ayudando a los negritos. Todo son memeces, clichés y planteamientos como este, que en una novela y con algo más de desarrollo quizá sean más creíbles, pero en imágenes, la película es una sucesión de escenas mal hilvanadas y deudoras del cine de Ozpetek, cuando resultan corales y vocingleras, como en las escenas de las bodas, por ejemplo.

Jasmine Trinca (tengo pendiente la reseña de Miele, y no le pierdo la pista desde que la vi en La meglio gioventù. Por cierto, ¿qué ha sido de Lo Cascio?), como Fortunata, tiene un papel para lucirse, pero actuar es más que pegar gritos, hacer muecas y teñirse el pelo de rubia. A pesar de lo cual quizá sea lo único salvable entre tanto artificio. Accorsi hace uno de los peores películas de su carrera.

Chaika (Miguel Ángel Jiménez)

Sin comentarios!


Título original Chaika
Año 2012
Duración 100 min.
País España
Dirección Miguel Ángel Jiménez
Guion Luis Moya, Miguel Ángel Jiménez
Música Pascal Gaigne
Fotografía Gorka Gómez Andreu
Reparto Salome Demuria, Gio Gabunia, Aytuar Issayev, Bolatbek Raimkulov, Zhaksbek Kurmanbekov, Bachi Lezhava, Ciala Gurgenidze, Salome Mikhelashvili
Puntuación: 7,2

La apodada como Chaika fue la primera mujer que pisó el espacio. Muestra de superación que les llevaría a muchas madres a decir a sus hijas que ellas serían también unas Chaikas, metáfora de que podrían conseguir lo que se propusieran. Ahysa iba a ser una de estas Chaikas, pero escapó de su hogar para acabar prostituyéndose en un barco, al que ya sube embarazada. Quiera que allá un hombre, un marinero, Asylbek, se enamore o apiade de ella y le ofrezca un hogar a ella y a su chiquillo (Tursyn quien ya de adulto vuelve a casa para velar a su abuelo antes de morir y da pie para contar su historia en restrospectiva), en un rancho desvencijado en medio de la nada, en la estepa rusa, en la que durante muchos meses a su alrededor solo hay nieve, mucho silencio y soledad. Ahysa debe hacerse a la difícil compañía de la madre y de los hermanos de Asylbek y a una vida recoleta de recogimiento donde hay muy poco que hacer y donde Aysha ve como su “suegra” la mira mal, llamándola furcia con la mirada, sentimiento compartido por el hermano mayor de Asylbek, que la desprecia tanto como la desea.

El director, Miguel Ángel Jiménez, ofrece una película dura y cruda, con escasos diálogos, pues al igual que las energías, en esos parajes tan fríos e inhóspitos, las palabras también parece que hubiera que administrarlas con cuentagotas. Un buen ejemplo de esto es cuando Ahysa se reencuentra con su madre y con su padre, y este último a pesar de que tendría muchas cosas qué decir y que reprocharla, despacha el asunto diciendo que se alegra de que haya vuelto, de tenerla a su lado. Esa filosofía vital, esa especie de poética de la inmensidad, del desamparo, de la austeridad en la que se mueven los personajes creo que queda muy bien registrada con los breves diálogos (más importancia tienen las miradas) la fotografía de Gorka Gómez que muda lo sórdido en luminoso, lo cual supone un alivio, una esperanza, aunque sea tibio. Además, la película deja para el recuerdo imágenes inolvidables como la pedida de mano de Asylbek a Aysha con una lanzadera espacial a su espalda en el momento en el que un cohete despega.

Mustang (Deniz Gamze Ergüven)

Sin comentarios!

Título original: Mustang
Año: 2015
Duración: 97 min.
País: Francia
Dirección: Deniz Gamze Ergüven
Guion: Deniz Gamze Ergüven, Alice Winocour
Música: Warren Ellis
Fotografía: David Chizallet, Ersin Gok
Reparto: Günes Sensoy, Doga Zeynep Doguslu, Tugba Sunguroglu, Elit Iscan, Ilayda Akdogan, Nihal G. Koldas, Ayberk Pekcan

Hace dos años se estrenó Mustang, el primer largometraje de la turca Deniz Gamze Ergüven que queríamos ver desde entonces. La espera ha valido la pena. Hace poco vi Lady Macbeth y salvando las distancias en ambas producciones vemos bien la opresión que vive la mujer cuando su existencia es una prisión. Si en aquella la protagonista acababa trastornándose y desarrollando su vena más psicótica y asesina, aquí son cinco jóvenes hermanas turcas, algunas niñas y algunas ya adolescentes, las cuales huérfanas viven prisioneras en casa de su abuela y de su tío, en un pueblo sito a más de mil kilómetro de Estambul.

La directora, con muy buen pulso muestra el día a día de estas jóvenes a las cuales se les refrena constantemente en sus impulsos de todo tipo. Si juegan con los chicos y estos las montan en hombros, aquello es obsceno y aberrante porque sus partes sexuales han estado en contacto con hombros masculinos. Se les quita el ordenador, los cuadernos, los poster, y se les pone un vestido color caca donde ocultar su formas femeninas. Aquello lejos de sofocar sus impulsos, solo consigue ahogarlas aún más, exacerbar su ansia de libertad, lo que les lleva a fugarse a ver un partido de fútbol, que acarrea consecuencias, tal que su casa se transformará en un prisión, pues su tío, un tanto ingenuo cree que se puede poner diques al mar.

Las jóvenes tiran la toalla y dos de ellas deciden dar el sí quiero, tras ser ofrecida por su abuela y su tía a otras familias, para esposarse, con chicos que no conocen ni quieren -al menos una de ellas-, pues quizás a pesar de todo las jóvenes ven así una manera de escapar, aunque sea para caer en otra celda: la del matrimonio indeseado.

La puesta en escena es luminosa, las escenas se ruedan cámara en mano, de forma vibrante y agitada, pero la tragedia se masca en el ambiente y llegará el suicidio de una de ellas y finalmente de una manera un tanto rocambolesca e increíble lograrán dos de ellas fugarse de la cárcel filial y huir a Estambul en busca de una profesora que les dio sus señas y a quien recurren como último recurso.

La directora plasma bien la situación de estas cinco jovencísimas mujeres sometidas en contra de su voluntad a los deseos masculinos, así como la manera en el que las madres, respetando la tradición y fiel a la religión, replican lo que ellas recibieron e incapaces de discrepar siguen el mismo camino, cometiendo los mismos errores y horrores, como si la libertad fuera imposible y entregada ésta en manos de Dios, no fueran otra cosa que marionetas, tributarias de un destino impuesto, salvo Lale, la más joven, la más levantisca y rebelde, aquella niña de rompe y rasga que no se deja mangonear y cuya fuerza y empeño toma todo el sentido del mundo y resulta simplemente conmovedor.

Visionados periféricos | Las vírgenes suicidas

Atómica (David Leitch)

Sin comentarios!


Título original Atomic Blondeaka
Año 2017
Duración 115 min.
País Estados Unidos
Dirección David Leitch
Guion Kurt Johnstad (Novela gráfica: Antony Johnston, Sam Hart)
Música Tyler Bates
Fotografía Jonathan Sela
Reparto Charlize Theron, James McAvoy, Eddie Marsan, John Goodman, Toby Jones, James Faulkner, Roland Møller, Sofia Boutella, Bill Skarsgård, Sam Hargrave, Jóhannes Haukur Jóhannesson, Til Schweiger, Barbara Sukowa
Puntuación 4,1

Atómica es una peli de espías ambientada en 1989, momento en el que el Muro de Berlín va a caer, suenan canciones de los 80, y una espía se traslada a Berlín a recuperar una lista que en el caso de salir a la luz dejaría al descubierto la identidad de los agentes del MI6 que allá trabajan. La película es un gran vacío rodeado de mucho disparo, persecuciones, mucha pirotecnia y mucho mamporro, donde Charlize Theron se despacha a gusto, cargándose a todo aquel que se le cruza en su camino y lo bueno es que se los ventila antes de que tengan ocasión de decir nada porque si no puede suceder que empiecen a largar y la perorata sea un discurso tan garrafonero como huero como el que trata de llevar a cabo Percival (un sobreactuadísimo James McAvoy) antes de palmarla y que da buena cuenta de cuál es el mensaje de la película: ninguno. Porque todo es falso, porque nada es creíble y los gimoteos y las lágrimas de la Theron no se las cree nadie. Además la trama trata de resultar enrevesada cuando es un mayúscula sandez que aburre por trillada.

El perdido (Christophe Farnarier)

Sin comentarios!

www.cuak.com


Título original: El perdut (El perdido)
Año: 2016
Duración: 93 min.
País: España
Dirección: Christophe Farnarier
Guion: Daniel Remón, Pablo Remón, Christophe Farnarier
Música: Joe Farnarier
Fotografía: Christophe Farnarier
Reparto Adri Miserachs

El perdido es una película silente. Su protagonista, un hombre de unos cuarenta años no dice una sola palabra y el único ruido que profiere es algo parecido a un llanto, el que tiene lugar cuando quiere volarse la tapa de los sesos con una escopeta de caza y no se ve capaz. Este hombre llega en moto a lo alto de una montaña y tras su intento de suicidio, en lugar de volver por donde ha venido o de abandonarse, decide pasar de una autodestrucción que se comprueba fallida a la autoregeneración. Así, lo que le ocupará entonces será sobrevivir y como el hombre de las cavernas, ha de hacer fuego para calentarse, buscar alimento en la naturaleza, cazar animales y obtenera así sustento para no morir de hambre. En su lucha contra los elementos, debe hacer frente al frío, al hambre, a la soledad. Esta última es buscada, porque en su deambular este hombre se acerca a la costa, y deambula por aldeas abandonadas, por la zona de La Garrotxa, en las que consigue objetos que luego se llevará a la cabaña que construye en el corazón del bosque.
Es imposible viendo su proceder no pensar en Thoreau. Si aquel hizo de una laguna apartada un laboratorio en la que medirse consigo mismo, llevando a cabo con éxito su aventura y propósito de vivir austeramente, durante dos años y dos meses, despojado de todo lo accesorio y dedicando su tiempo a aquello que le colmaba: la lectura, la escritura, el estudio de la naturaleza, el protagonista de esta película hace algo parecido, porque su situación es desesperada en cierta medida, ya que vive apartado porque quiere y le costaría muy poco volver al abrigo -o puñetazo- de la civilización.
No hay discurso, no hay perorata, no hay lenguaje, no sabemos qué piensa nuestro hombre, qué le ocupa la cabeza, qué le ha llevado a esa situación, en qúe manera le transforma lo que va experimentado en su día a día, no vemos a través de sus ojos, sino que lo vemos a él, ocupando casi cada imagen, hacer cosas: cazar, contruir su cabaña, andar, bañarse en el río, visitar casas abandonadas, y emplear su inteligencia para garantizarse y mejorarse la superviviencia.
El único contacto que el hombre entabla es con un perro y con una mujer que es ensoñación.
Es muy seductor y bello este despojamiento, esta actitud radical, ese apartamiento de un mundo de ruido y furia, de toda esta maquinaria digital que pasa por la tolva la naturaleza humana, ocupada en tareas estériles e insulsas, escapándole entre los dedos su razón de ser para devenir razón de enser, de objeto de consumo, de pieza de recambio, de humano obsoleto y baladí, compartiendo su “identidad” en la nube.

El culebrón Weinstein

Sin comentarios!

weinsteinAhora que esta web de cine ha remontado el vuelo y hemos vuelto a las publicaciones constantes después de un tiempo, creo que debemos mojarnos ante una de las noticias que espero que esté provocando un cambio en el mundo del cine. El cambio es fácil que no sea de cara al público, donde seguiremos viendo por pantalla lo mismo, pero sí en la forma de trabajar de puertas para adentro. También espero que esto se extienda a otros ámbitos.

El escándalo de los abusos sexuales de Harvey Weinstein durante muchos años tiene en este déspota productor su principal diana, pero va más allá de lo perpetrado por este impresentable delincuente. Cada día más gente se atreve a hablar de como han sufrido abusos, acoso, humillaciones, extorsiones y lo que me sigue llamando la atención es que se siga sin dar nombres, cuando estoy seguro de que más de uno está con el culo prieto.

Y es que las víctimas siguen teniendo que callar, porque son los que están abajo y sobre los que planean represalias, desprestigio y dificultades en el caso de acusar abiertamente. Ojo, otros están cayendo, pero seguro que son aún pocos.

Volvemos al caso Weinstein, porque esto mismo es aplicable a otros muchos. Y es que este tiparraco actuaba con total impunidad, sabiendo lo que se hacía y sabiendo que el poder que tenía le permitía hacerlo y que toda la red que tenía a su alrededor le protegía.

Chistes al respecto en los Oscar, una fama que le precedía e indemnizaciones en los casos en que la cosa podía irse un poco de las manos. Un enorme secreto a voces. Se sabía lo que este tío hacía, es lo que resulta más increible. Pero no parecía lo suficientemente grave como para denunciarlo y jugarte tu carrera, ni como para despedirlo y formar un escándalo. Es de lo que esta gente se vale. A las víctimas nadie las apoyaba: si has caído en su red, mala suerte. Y sus jefes hacían la vista gorda, pagando incluso los acuerdos a los que en algunos casos se llegaron para evitar juicios. Y él seguía con lo suyo.

Pero como decía estos abusos no es lo único que se da en el mundo del cine y por extensión en cualquier otro ámbito empresarial. Tenemos mucho de lo que avergonzamos por encubrir: contratos abusivos, tareas humillantes, horarios descabellados, controles desproporcionados, sueldo exiguos. El que no lo haya vivido en si mismo o de cerca y haya callado, para que la cosa no vaya a peor, que tire la primera piedra. Así las grandes multinacionales siguen amasando fortunas, a costa de los de abajo, que siempre pierden y tienen como ejecutores a déspotas carentes de ética, que cuanto más griten o cuanto más alarde de poder hagan, parece que más beneficio van a producir.

Estamos viviendo una época en la que la facilidad de poder difundir y demostrar la información estés donde estés de la cadena de mando nos está igualando en cuanto a derechos a todos y abusos por parte de los que detentan el poder no siempre queda impune. Y no hablo del mundo del espectáculo y del empresarial solo. La iglesia está empezando a tener demasiado de lo que dar explicaciones. Colegios, gimnasios, fiestas, instituciones públicas,… en qué lugar no ha habido algún escándalo? Y según se destapa la liebre, se va hilando una madeja más y más grande.

Solo quiero acabar con una frase: esto se os está acabando.

Her (Spike Jonze, 2013)

Sin comentarios!
Nota: (9.0) 9

película HerLos tiempos han cambiado. El mundo hoy en día no tiene nada que ver con el de hace 50 años. Sí, esto ha ocurrido siempre, dirá alguno, y esto se lleva oyendo toda la vida. Sí, lo que pasa es que ahora los cambios se aceleran. Si en el siglo pasado te metías en un convento de clausura, aislado del mundo, algo muy propio de la época, y salías al cabo de unos años, los cambios no serían tan grandes como lo son ahora con que te pases unos meses aislado. Incluso es más difícil aislarse en estos tiempos.

Una muestra de ello es esta película, que habla de las relaciones humanas, o más bien de la forma en que las personas necesitamos relacionarnos y de cuales son las formas en que se hace hoy en día. Y esto ha cambiado, y mucho. Se habla de la sociedad multicomunicada, de la sobreinformación y de otros muchos adjetivos y sustantivos modificados con prefijos aumentativos que no quieren decir nada. Porque da igual el volumen en que recibamos e intercambiemos información, lo importante es como la usamos y la forma en que la consumimos.

Y precisamente eso, la información, como la canalizamos y como hacemos uso de ella, es algo que se ha vuelto necesario para todos nosotros y en muchos casos parte esencial de nuestra vida y de nuestro día a día.

De ahí parte la historia de nuestro protagonista. Despechado por la mujer a la que amaba y cansado de ver como las personas a su alrededor deshacen también sus vidas, un día actualiza el sistema operativo de su teléfono, y detrás de ese altavoz se encuentra “algo” que parece “alguien”. Conoce sus necesidades y se amolda a ellas, es servicial, le aconseja, le escucha, le prepara planes… todo lo que echa de menos en su vida se lo garantiza su asistente virtual.

De repente se ve que en su rutina diaria la que más le ayuda, la que más de apoya y la que siempre tiene las palabras adecuadas es esta Samantha, que está dentro de su teléfono, pero también dentro de su cabeza. En ocasiones echa algo de menos el contacto físico y se da cuenta que esa es una barrera insalvable, pero ninguna relación puede ser eficaz 100%.

La interpretación omnipresente del protagonista corre a cargo de Joaquin Phoenix, en un difícil y muy bien llevado alarde de actuación que sin embargo no se vio obsequiada con el premio gordo, que suele ser el Oscar, y al que ni siquiera estuvo nominado. La voz de Samantha la pone Scarlett Johansson, que con su peculiar tono le da aún más aliciente.

Quién se llevó el Oscar como Mejor Guión fue Spike Jonze, además de otras 2 nominaciones como productor y por la Mejor canción original. Dado que es también el director, está claro que es una película de autor en la que ha podido hacer lo que ha querido. Lo cierto es que no veo a los grandes gallifantes de Hollywood confiando en una película con un argumento como este para dejarle el dinero a cualquiera que vea a pedírselo. Spike Jonze es un tío que ya nos tiene acostumbrados a películas originales, arriesgadas y diferentes, lo que es de agradecer en este mundo de remakes, secuelas, precuelas, refritos y más de lo mismo.

En la película puede que algunos echen en falta algo más de acción, pero a la historia que cuenta no le vendría bien más ritmo para la forma en que lo cuenta. Él es el centro de toda la narración y ella el centro de su vida. Hay que entrar en la historia para disfrutarla y puede que no todo el mundo pueda llegar a hacerlo

Una película con la que muchos se sentirán identificados y que debería dar lugar a planteamientos más filosóficos que sobre tecnología, porque a pesar de ser la tecnología el medio que transcurrir la trama, es la forma de ser de las personas el desencadenante de la historia.

Berserker (Pablo Hernando)

Sin comentarios!

www.cuak.com
Título original: Berserker
Año: 2015
Duración: 101 min.
País: España
Dirección: Pablo Hernando
Guion: Pablo Hernando
Música: Aaron Rux
Reparto: Julián Génisson, Ingrid García Jonsson, Vicenç Miralles, Chema Adeva, Lorena Iglesias, Rocío León, Miguel Esteban, Patricia García Mémdez, Elena Serrano, César Abanades, Daniel Méndez, Xabi Tolosa

Me gustan los cineastas que se salen de los caminos más trillados. Pablo Hernando, director y guionista de Berserker pone en pie una historia de suspense. Hay un muerto, decapitado, en su coche. Su novia y presunta asesina va a parar a un manicomio. Hay un escritor que no acaba de dar con la trama del libro que está escribiendo y va sobrepasando los plazos de entrega, y ve cómo la historia del muerto decapitado le atrae y le sucede y decide investigar, ir atando los cabos sueltos, tirando de los cordeles, moviéndose por Madrid, todo sin apenas medios, pues lo que logra investigar sale de google maps, de lo que encuentra en google, de alguna entrevista que mantiene con un profesor que conoció a la chica dada por loca. El escritor investigador no tiene coche, ni medios para pagar el alquiler pues aunque ha publicado ya varios libros, en este país solo cuatro pueden vivir de escribir, así que no descarta la posibilidad de tener que volver a currar en la librería, La Central (muy bien publicitada en el Film), así que si tiene que investigar en la periferia no le queda otra que coger un tren de cercanías. Estos detalles me gustan, porque estamos demasiado acostumbrados a ese cine de relumbrón y oropel donde todos nadan en la abundancia. Esto no sucede aquí y todo es precario y austero. Así nuestro escritor se alimentará casi de patatas, lo más barato y lo que más juego le da en la cocina.

El escritor encuentra una foto en facebook donde aparece la loca y otros excursionistas posando en la sierra. Eso le permite al investigador a base de mucho hacer preguntas ir respondiendo a un buen número de preguntas que se va formulando. Al final la investigación y la publicación de la novela irán de la mano. Si bien, una vez publicada la novela, como ha de ser, el escritor conoce nuevos elementos de la trama, que dejarían la puerta abierta para una secuela, si es el caso.

Berserker me ha parecido una película sencilla, entretenida y efectiva.