Hackerville (Igor Cobileanski y Anca Miruna Lazrescu)

Sin comentarios!

www.cuak.com

Desconocía que podía disfrutar tanto viendo una serie como Hackerville que tiene a unos hackers por protagonistas. La historia bascula entre Alemania y Rumanía, centrándose casi en totalidad en este último país, en la ciudad de Timişoara.

La serie comprende seis capítulos y la produce la HBO. Los protagonistas principales son Anna Schumacher y Andi Vasluianu. Ella, Lisa, es una especialista en delitos cibernéticos que deja la comodidad de su oficina en Frankfurt y se traslada hasta Timişoara en donde se encuentra el origen de un ataque cibernético que puede echar todo por tierra. En Timişoara le espera Sandor, agente de policía que ayuda a Lisa en sus pesquisas, al tiempo que le permita a ella volver a sus raíces, pues dejó Rumanía cuando cayó el régimen comunista y se trasladara con su padre a Alemania.

Lo cibernético no es el meollo de una historia que se bifurca amparando también una episódica relación amorosa y una reconstrucción de los hechos que le permite a Lisa conocer mejor su pasado y los secretos que guarda su padre.

Es curioso ver cómo detrás de todo el tinglado está un joven prodigio de los ordenadores capaz de hacer cualquier cosa, desde robar 10 euros cuando podía hacerse con una fortuna esquilmando cualquier banco, como hacerse con el control de los semáforos de la ciudad, o cualquier otra cosa que tenga ceros y unos de por medio.

El tono de la producción es amable, aunque haya algún asesinato que otro, y la apuesta por el país rumano resulta un aliciente visual para salir de las trilladas localizaciones de siempre. Me queda para el recuerdo una serie muy refrescante, amena y divertida que creo que cumple con creces con su objetivo de hacernos pasar un buen rato, sin estridencias, ni aspavientos.

Sicixia (Ignacio Vilar)

1 Comentario

www.cuak.com

Dirección: Ignacio Vilar
Año: 2016
Duración: 98 min. aprox.
Idioma: V.O. Galego
Guionista: Ignacio Vilar
Productores: Marina Fariñas, Ignacio Vilar
Dir. Fotografía: Diego Romero Suárez-Llanos
Foquista: “Ricky” Morgade
Sonido: Bernat Fortiana
Montador: Fernando Alfonsín
Productora: Vía Láctea Filmes

Sicixia del director Ignacio Vilar nos sitúa en la costa da morte, en Galicia. Allá se desplazará un técnico de sonido, Xiao, para pasar unos días registrando sonidos de la naturaleza, desde los acantilados, al borde de la playa, o bien registrando los sonidos propios de la fiesta del pulpo, del hacer de las palilleras, las mariscadoras, de la manera en la que se llevan a cabo las compras en las lonjas del pescado, o conversaciones en las que los lugareños nos hablan de cómo era la vida de los pescadores que faenaban en el Gran Sol, o leyendas locales que explicarían por ejemplo el nombre de algunas cuevas de la zona.

Xiao cuenta para su trabajo con el apoyo de una guía local, Olalla. Tanto Xiao como Olalla atraviesan una crisis en sus respectivos matrimonios, y la proximidad de sus cuerpos, la atracción mutua, las horas que pasarán juntos en la montaña sin nadie cerca, permite el encuentro sexual, el idilio, al tiempo que surgirán voces en el entorno de Olalla que censuren y reprueben su conducta con el foráneo.

La película de Ignacio Vilar mezcla acertadamente el tono documental con la ficción, para crear una entrañable y complicada historia de amor (muy buena química en la pareja protagonista, la formada por Marta Lado y Monti Castiñeiras), como se verá en su resolución.

La viuda (Neil Jordan)

1 Comentario

www.cuak.com

Título original: Greta
Año: 2018
Duración: 98 min.
País: Irlanda
Dirección: Neil Jordan
Guion: Ray Wright, Neil Jordan
Música: Dominik Scherrer
Fotografía: Seamus McGarvey
Reparto: Isabelle Huppert, Chloë Grace Moretz, Maika Monroe, Stephen Rea, Colm Feore, Zawe Ashton

La viuda película de 2018 dirigida por Neil Jordan e interpretada por Isabelle Huppert y Chloë Grace Moretz, pretende ser un producto fílmico desasosegante que solo logra serlo en parte.

Una mujer, Greta, se olvida un bolso en el vagón del metro, que será recogido por un joven, Frances McCullen, que movida por sus buenos sentimientos se traslada hasta el domicilio, en Manhattan, de la olvidadiza para devolvérselo. De una manera poco verosímil las dos, Frances y Greta, se ven hablando, contándose sus vidas, compartiendo sus tragedias personales. Greta está embarrada en la soledad, con su hija -presuntamente- ausente, viviendo en París y la joven echa de menos a su madre muerta y no mantiene una buena relación con su padre. Todo es de manual.

Entre las dos se crea una relación muy poco natural cuando Greta al quitarse la careta, fomentada por la confianza y la intimidad, se demuestre posesiva en extremo, chiclosa y la amistad mude entonces en algo enfermizo, obsesivo. La relación para Frances se convierte en un suplicio en un yugo del que trata de liberarse. Vemos algunas salidas de Greta que deja a las claras que no está bien de la cabeza y en la parte final de la película ésta se adentra en otros derroteros mil veces vistos.

Lo mejor, sin lugar a dudas, es la interpretación de Isabelle Huppert que resulta terrorífica. Lástima que Jordan no explote mucho más esa vis demencial de la francesa para haber dado lugar a una película mucho más escalofriante.

Quien a hierro mata (Paco Plaza)

1 Comentario

www.cuak.com

Título original: Quien a hierro mata
Año: 2019
Duración: 107 min.
País: España
Dirección: Paco Plaza
Guion: Juan Galiñanes, Jorge Guerricaechevarría
Música: Maika Makovski
Fotografía: Pablo Rosso
Reparto: Luis Tosar, Xoán Cejudo, Enric Auquer, Ismael Martínez, María Vázquez, Dani Currás, Pablo Guisa Koestinger, Marcos Javier Fernández Eimil, María Luisa Mayol, Víctor Duplá, Alberto Abuín
Productora: Vaca Films / Atresmedia Cine / Film Constellation / Playtime Production

Dice el refrán que quien con hijos se acuesta, cagado se levanta. Podemos decir lo mismo, por analogía, para aquel que tenga la mala suerte de que un narco se interponga en su camino.

Esto lo sucede a Mario, enfermero en una residencia de personas mayores (a mi lado, en los cines moderno de Logroño, dos octogenarias se decían entre sonrisas -y quien sabe si también entre lágrimas de interior-: eso es lo que nos espera, al contemplar algunas escenas) al cuidado de Antonio Padín, narco local. Mario tiene cuentas pendientes con Antonio, pues sufrió en su familia, en su hermano, el zarpazo letal de la heroína que comercializaba entonces Antonio y ahora sus dos hijos.

Quien a hierro mata, ya sabemos que… a hierro muere, y hasta ahí puedo leer. Luis Tosar está inmenso, como siempre. Él, como forjado atlante, sostiene prácticamente toda la película sobre sus espaldas, sobre sus ojos, siempre expresivos.

Paco Plaza deja el terror de otras ocasiones para hacer otra película igualmente terrorífica -en sus presupuestos domésticos la podemos emparentar con Misery– en tanto que la historia resulta verosímil, analizando algo tan humano y visceral como es el deseo de venganza, que Mario había conseguido sofocar hasta entonces.

Plaza maneja muy bien el clímax en un in crescendo que alcanzará su cénit en un final, brutal, demoledor, desarmante, creando simetrías entre la vida y la muerte, entre esa mano que ase con fuerza el cabecero de la cama tanto para traer vida como para despedirla.

Greyzone (Jesper W. Nielsen, Fredrik Edfeldt, Jörgen Bergmark)

1 Comentario

www.cuak.com

Título original: Greyzone (TV Series)
Año: 2018
Duración: 10 capítulos 45 min.
País: Dinamarca
Dirección: Jesper W. Nielsen, Fredrik Edfeldt, Jörgen Bergmark
Guion: Morten Dragsted, Oskar Söderlund, Mikkel Bak Sørensen, Rasmus Thorsen
Música: Henrik Lindstrand
Fotografía: Erik Zappon, Linus Eklund, Erik Molberg Hansen
Reparto: Birgitte Hjort Sørensen, Ardalan Esmaili, Joachim Fjelstrup,Tova Magnusson-Norling, Lars Ranthe, Johan Rabaeus, Virgil Katring-Rasmussen,Christopher Wollter, Özlem Saglanmak, Karin Franz Körlof.

Después de ver la estupenda serie española Hierro, comento hoy Greyzone la serie sueco-danesa de 2018 vista en la plataforma Filmin, que a lo largo de diez episodios y casi quinientos minutos nos presenta el secuestro de Victoria, una ingeniera (la actriz Birgitte Hjort Sørensen, que os sonará de Borgen y que es clavada a Claudia Schiffer) especializada en drones, captada por una célula terrorista para sus fines belicosos.

Para contar con su apoyo, los terroristas -que tienen en su poder un misil- la retendrán en su domicilio junto a su hijo pequeño. Quien la secuestra es un conocido de la universidad, lo que facilita el encuentro y el posterior secuestro. Poco a poco Victoria se irá implicando más en el asunto sometida a una gran presión, acrecentada cuando la policía vaya atando cabos y la inste a colaborar también con ellos, conscientes del papel crucial que Victoria juega en el asunto.

La faceta policial se centra en dos agentes: Eva, una policía que tiene sus más y sus menos con una hija universitaria que va a al hospital y la libra de milagro y otro agente, Jesper, suspendido, que vuelve a la carga, tras enrollarse en su día con un testigo protegido y dejarla embarazada.

La historia no puede resultar más adictiva. Los episodios dosifican a la perfección la intriga y el suspense y la relación entre Victoria y su secuestrador Iyad (que ha experimentado su particular drama), va más allá del síndrome de Estocolmo para mostrarnos de qué manera el terrorismo internacional además de una amenaza, y en muchos casos una manera de segar muchas vidas, es también a veces la ocasión pintiparada que muchos tienen para medrar, para conseguir mayores presupuestos armamentísticos e incluso para eludir la verdad de los hechos, en pos de la llamada seguridad nacional, la cual da por asumida los posibles, y efectivos, daños colaterales.

Hierro (Jorge Coira)

1 Comentario

www.cuak.com


Hierro es una serie de ocho capítulos de poco más de cuarenta minutos de duración cada uno rodada en la isla del mismo nombre, con Candela Peña y Darío Grandinetti como actores principales que he visto en la plataforma Movistar.

Uno de los atractivos es la isla registrada con espectaculares planos aéreos que dan cuenta tanto de su orografía como de su carácter volcánico y su particular gama de colores. A El Hierro llega una jueza, Candela, la cual ha debido hacer algo que le ha ocasionado el destierro insular. Allá se las tendrá que ver con los lugareños, en especial con un asunto espinoso, La bajada de la Virgen de los Reyes, romería que se celebra cada cuatro años y que la investigación de unos crímenes que coinciden con la festividad corren el peligro de afectarlo tanto como para suspenderla. Hablamos de una serie policial, que se inicia con la desaparición de un joven el día de su boda, a la que no se presenta; poco después su cadáver es encontrado por un submarinista que trabaja para la guardia civil. Todas las miradas se centran en el cuñado del muerto, Díaz, quien ya se las vio en su día con la justicia y no cae nada bien en la isla, entregado este a actividades ilícitas como el narcotráfico. Se toma declaración a los amigos de la víctima y nadie entiende qué ha podido pasar, más allá de sacar en claro que Fran, el muerto, no era trigo limpio y nadie parecía conocerlo a fondo.

El espectador no tardará demasiado en conocer la identidad del asesino, y la cuestión es ver cuándo lo sabrá la jueza y la policía que lleva a cabo la investigación. El Hierro luce bien, cuajada de brumas y cielos plomizos, con varios crímenes a cuestas que parecen no maridar en absoluto con su carácter bonancible, calmo. Candela Peña hace un buen papel, mezclando la dureza y la ternura en la piel de una jueza que soporta un peso enorme pero que encuentra auxilio en su compañeros más próximos como Morata (Juan Carlos Vellido), la cuidadora de su hijo, o incluso Díaz (gran papel de Grandinetti, concentrado todo su pesar y zozobra en un rostro cincelado a punzón), quien a pesar de ser el principal sospechoso removerá Roma con Santiago para esclarecer los hechos y demostrar su presunta inocencia.

La serie es obra de Pepe Coira y ha sido dirigida por Jorge Coira. A pesar de que la isla es pequeña y todos parece y dicen conocerse, al final siempre quedan puntos ciegos, que series como El Hierro exploran y explotan con mucha eficacia.

Placer femenino (Barbara Miller)

Sin comentarios!

www.cuak.com

Tuve el otro día la oportunidad y la suerte de ver en el Teatro Bretón de Logroño, dentro del ciclo de cine en versión original, el documental de Barbara Miller titulado Placer femenino.

Un documental esclarecedor y necesario en el que mediante distintos testimonios de mujeres a lo largo de los distintos continentes nos podemos hacer una clara idea de quién ostenta hoy el poder y cómo lo usa en beneficio propio. Es curioso echar una ojeada a las sagradas escrituras, ya sea La Biblia, El Corán, la Torá o cualquier otra para leer ahí cómo la mujer es considerada y vituperada como una serpiente, una lianta, un ser inferior al hombre, cuya función en todo caso pasa por servir y satisfacer al hombre en todos sus deseos.

En 2019 seguimos todavía en las cavernas en buena parte del mundo, a las mujeres les siguen practicando la ablación mutilándolas genitalmente y a tijeretazos y dañando así su vidas de manera irremediable; en Japón a una artista le quieren meter dos años en la cárcel por hacer pop art con su vágina, considerándola obscena, mientras el hombre puede hacer con su pene lo que quiera, pajearse por ejemplo viendo porno infantil; vemos a su vez como una monja es violada por un cura y reprobada por su superiora cuando se lo cuenta, sin encontrar apoyo ninguna ni a nadie a quien confesar su dolor y tristeza, hasta que no logre hacer pública su situación. Otra mujer judía huye del asfixiante mundo ultraortodoxo judío para poner a las claras el papel que la mujer tiene en ese mundo: ninguno.

Son 90 minutos que cunden porque cada testimonio va directo al fondo del asunto, se ve cómo la mujer no puede disfrutar de su sexualidad porque no se le permite, porque es una herramienta para el hombre, no en régimen de igualdad. Ver las distintas iniciativas como la joven india que se afana en hablar de la sexualidad con sus compatriotas, con los jóvenes haciendo hincapié en el respeto, la tolerancia, el consentimiento, en pos de un amor correspondido y generoso, arroja algo de luz en un paisaje desolador y cavernario.

Yesterday (Danny Boyle)

Sin comentarios!

www.cuak.com


Dirección: Danny Boyle
Producción: Bernie Bellew, Tim Bevan
Danny Boyle, Richard Curtis, Eric Fellner
Matthew James Wilkinson
Guion: Richard Curtis
Música: Daniel Pemberton
Fotografía: Christopher Ross
Montaje: Jon Harris
Protagonistas: Himesh Patel, Lily James, Kate McKinnon, Ed Sheeran, Lamorne Morris, Ellise Chappell, Camille Chen, Alexander Arnold, Joel Fry, Sophia Di Martino, James Corden

Desde Trainspotting en el 96 hasta el Yesterday de hoy Danny Boyle ha ido trazando una filmografía de lo más interesante, con títulos como La playa, 28 días después o Slumdog millonaire.

En Yesterday la premisa es sencilla pero muy interesante. Un cantante sin éxito, Jack Malik, que va y viene de la mano de su agente Ellie por distintos garitos, pubs y conciertos sin público, sufre un día un accidente en bicicleta en el momento en el que la tierra se para, se queda 12 segundos sin luz y cuando todo vuelve a la normalidad, esta no es tal, porque el cantante descubre que por ejemplo Los Beatles nunca han existido, Oasis, tampoco. Asumido esto verá pintiparada la ocasión de hacer suyas las canciones de los de Liverpool, grabarlas a todo correr antes de olvidar sus letras, pues solo cuenta con su memoria pues se ha perdido todo rastro de las canciones, los vinilos, cualquier mención en internet: Todo.

La industria musical fija su atención en este cantante reponedor y poco tarda en alcanzar un éxito interplanetario. El cantante Ed Sheeran lo conoce y lo quiere como telonero suyo.

Así las cosas Jack obtiene el anhelado reconocimiento pero se siente un fraude, pues no lo ha obtenido por méritos propios sino con letras y melodías que no son suyas. Por otra parte Ellie que siempre ha estado enamorada de él sin confesarlo ve cómo Jack convertido en un cantante éxito está ahora orbitando más lejos de ella que nunca, aunque ya sabemos que la fuerza del amor y del destino es más fuerte que el movimiento de traslación y rotación de la tierra y esas cosas, así que se espera uno el consabido final feliz.

Es norma de la casa hablando de Boyle que su entretenidísima y amable película nos deje sin aliento, que el ritmo sea frenético, que las canciones nos pongan los pelos de punta (espectaculares las escenas aéreas o ver los estadios a reventar), que veamos el poder de la música y del amor en los humanos, pero creo que la premisa inicial se agota demasiado pronto y no da mucho juego, más allá de ver cómo Jack a pesar de ser un genio (si nadie sabe lo que éste esconde) se le considere como un producto más al que hay que sacarle el jugo hasta las entretelas, a fin de que puedan lucrarse a su costa todo quisqui. Todos por el amor al arte del dinero.

Informer (Johnny Campbell)

Sin comentarios!

www.cuak.com


Toca hoy hablar de series, en concreto de una serie británica que lleva por título Informer, del 2018. Serie de cuatro horas de duración, a razón de una hora por capítulo que recién vi en Filmin. Serie que se centra en lo policiaco.

Se inicia con una declaración ante el juez, y poco después volvemos un año atrás en el tiempo. Veremos cómo la policía que trabaja en antiterrorismo recurre a informantes que les proporcionen la información que permita evitar atentados y muertes. De esta manera un pakistaní nacido en territorio británico, al pasar una noche en el calabozo al venderle a una amiga unas pastillas con fatales consecuencias, es casi coaccionado a trabajar con la policía como informante o soplón, como vean. De esta manera nos introducimos en otros territorios, por barrios menos lucidos de Londres, echando mano de unas imágenes con una fotografía muy saturada, de cielos plomizos, que le imprimen la pretendida atmósfera de sordidez y tenebrismo.

Lo curioso de la historia es que se va detrás de un terrorista, muy correoso, que quieren cazar en Londres, aunque hay quien dice que ya murió, y luego se produce un atentado pero a manos de quien menos podríamos llegar a imaginarlo, aunque viendo la evolución de la historia, las distintas piezas de la historia van encajando de tal manera que su resolución es verosímil. Prima en toda la serie la acción, vertiginosa.
Es característica de estas series que no haya opción alguna para el aburrimiento, y aquí pasan muchas cosas, y se deja ver, muy bien, gracias a una buena labor actoral tanto de Bel Powley, cuyos ojos son como un escaner de alta resolución y sobre todo de Paddy Considine que borda su papel de policía atormentado con su pasado de infiltrado, tan metido en su día en su papel que tuvo que hacer cosas horrendas, de las que no logra desprenderse y que inevitablemente afecta a su relación con su mujer e hija, algo que en estas series ya es todo un lugar común. La serie coge muy bien el pulso al estado de psicosis post 11M que vivimos en Europa.

¿Y vosotros, qué serie que hayáis visto recientemente os gustaría recomendarnos a los cuakeros?

The Virtues (Shane Meadows)

Sin comentarios!

www.cuak.com

Hacía muchísimo tiempo que no veía una serie que me removiese tanto como The Virtues del realizador Shane Meadows, autor de películas como This is England. La he visto en la plataforma Filmin, que va poniendo a nuestra disposición series muy buenas, como por ejemplo Informer, que comenté recientemente.
The Virtues, en su título, en la la t va anclada una cruz, que viene a ser como esa marca de agua, que crea traumas y deja secuelas. Stephen Graham el actor que encarna a Joseph, se mete tanto en su papel que pocas veces he visto una interpretación tan visceral, intensa e impactante como la suya.

Son cuatro episodios, 270 minutos desgarradores. Joseph tiene un hijo de corta edad que deja Reino Unido para mudarse con su madre y su pareja a Australia. Joseph supera la separación entre vapores etílicos, volviendo al alcohol a lo grande, tras dos años seco. Una noche de farra que tiene consecuencias, pues decide entonces abandonar Liverpool e ir a un pueblo en Belfast al encuentro de su hermana, de la que nada sabe desde hace tres décadas y que lo daba por muerto. Allá llega como el náufrago que arriba a una playa, con una mano delante y otras detrás, puro desamparo. Nada es fácil en la vida de Joseph y lo grande de la serie es eso, la capacidad que tiene para mostrar de manera prístina el drama de Joseph, de su hermana, de la cuñada de esta, Dinah, de Craigy, todos ellos siempre al borde del llanto, frágiles, atormentados, aplastados por el peso del pasado.

Se ve cómo el paso de Joseph por un orfanato tuvo secuelas irreparables, heridas que el paso del tiempo han cerrado en falso. Joseph va en busca de su pasado, doloroso, que le lleva a desenterrar cosas que su mente tenía guardadas en lo más profundo de su memoria. Recordar duele, desgarra, desequilibra, genera ataques de pánico, conduce al llanto, a la locura, y es en esa redención, en saldar cuentas con el pasado, incluso con sus verdugos, donde encontrará una salida, al tiempo que deberá esquivar pecios de todo tipo (Dinah mantiene también una relación tormentosa con su ultracatólica madre, que la obligó, ya que no se podía abortar, a dar a su hijo en adopción y con la que no puede hablar, sin que haya la menor empatía entre ellas, sólo reproches, censura, menosprecio, inquina, odio…), porque la serie te deja sin aliento en cada episodio, en cada secuencia, cada minuto. Tan brutal como hermosa. Véanla, ya.