Archivos de noviembre, 2017

Oda a mi padre (Gukjesijang, 2014)

Oda_a_mi_padreEsta es una de esas películas festivaleras, con las que te encuentras por casualidad, que no sabes de qué van, que nadie te ha recomendado, pero que te animas a ver y te dejan un buen sabor de boca.

La historia abarca varios hechos en la historia de Corea, que por tanto nos quedan bastante lejanos.  Se nos cuenta mediante varios Flashbacks y vemos como el cascarrabias anciano protagonista ha ido viviendo diferentes épocas de su vida luchando por la supervivencia de diferentes y calamitosas formas.

Si nos ceñimos a la historia cronológicamente, Duk-soo, el protagonista, vive su primer gran momento doloroso en el año 1950 cuando es tan solo un niño y se ve envuelto en la evacuación de la ciudad de Hungman durante la Guerra de Corea. El momento histórico, en el que miles de refugiados pudieron ser trasladados desde lo que sería Corea del Norte a Corea del Sur y otros lugares en barcos americanos, es contado con gran emoción. En la confusión y prisas por salvarse, Duk-soo pierde a su hermana pequeña y a su padre que intenta rescatarla.

A partir de ahí malvive en la ciudad de Busan junto a su madre y a sus dos hermanos gracias a una tía de su padre que tiene una tienda y los acoge. El pequeño, como cabeza de familia, ha de hacerse valer y trabajar para conseguir el sustento de su familia, pagar la universidad de su hermano, la desordenada vida de su hermana, y liberar de carga a su madre.

Debido a ello se acaba por marchar a Alemania, a trabajar como minero. Otra de las cosas que me sorprendió de la película es esta parte de la historia entre Corea y Alemania, ya que en los años 80 miles de Coreanos fueron a trabajar a Alemania a petición de esta nación, ellos como mineros, ellas como enfermeras. Ahí es donde los 2 protagonistas de la historia se conocen y acabarán por casarse a su regreso a su país.

Otro país que Duk-soo acabará visitando será Vietnan, en la década de los 70, sin estar en el frente pero aún así enfrentándose a los múltiples peligros de un país en guerra.

En la distribución por décadas en la que se divide la película, llegamos a la década de los 80 donde las cadenas coreanas emiten programas para que las familias separadas por la guerra se reencuentren. Algo así como aquel “Quien sabe dónde” en el que Lobatón buscaba familiares perdidos, pero a lo grande. No contaré nada para no hacer ningún spoiler, pero es uno de los momentos más emotivos de la película.

En todas estas aventura, cual Quijote, el protagonista está acompañado por su Sancho Panza particular, que pone el contrapunto cómico y sumiso, por lo que las comparaciones son inevitables. También se puede comparar con Forrest Gump, aunque no se dedica a recrear momentos de la historia de Corea sino más bien lo más relevante en cada década, vivido por el protagonista, desde su punto de vista.

Es muy emocionante también el alegato final del protagonista hacia su padre, en el que se lamenta de lo dura que ha sido su vida para llegar hasta donde está, pero a la vez se alegra de haber tenido que ser él el que pasara por todas esas calamidades y tiempos duros y no sus hijos. A los que por cierto desde un primer momento vemos con unas preocupaciones y una forma de vida muy distinta a la que han vivido sus padres.

Si os la encontráis en alguna plataforma de películas, como fue mi caso, no será una pérdida de tiempo verla, aunque no es ningún peliculón y no destaca por nada en especial, buena para pasar el tiempo.

Enlaces | IMDB | Wikipedia

Perfetti sconosciuti (Paolo Genovese)

Perfetti sconosciuti
Título original: Perfetti sconosciuti
Año: 2016
Duración: 97 min.
País: Italia Italia
Dirección: Paolo Genovese
Guion: Paolo Genovese, Filippo Bologna, Paolo Costella, Paola Mammini, Rolando Ravello
Fotografía: Fabrizio Lucci
Reparto: Giuseppe Battiston, Anna Foglietta, Marco Giallini, Edoardo Leo, Valerio Mastandrea, Alba Rohrwacher, Kasia Smutniak

No es nuevo que un grupo de amigos se vean pasado un tiempo y se junten para comer y charlen de sus cosas y se pongan al día: Beautiful girls, Los amigos de Peter….

Aquí son tres parejas y un soltero. Actores siempre solventes como Giuseppe Battiston, Valerio Mastandrea, Alba Rohrwacher y la guapísima Kasia Smutniak explotando la vis más dramática. Lo interesante de la película es cómo integrar las redes sociales y toda la quincallería tecnológica y digital -como proyección o suplantación del yo- que manejamos a diario en una velada como esta. Así, comenzada la cena a modo de juego, ya que todos son amigos, se conocen, se aprecian y no tienen nada que ocultarse, o nada que no pueda ser amparado bajo la protección del amor que se profesan, deciden dejar sus móviles encima de la mesa y cuando llegue algún guasap o reciban alguna llamada, compartirlos con los demás.

Queda patente que una cosa es la fachada, la máscara detrás de las que nos ocultamos y otra lo que hay debajo. Así, más pronto que tarde se van poniendo sobre la mesa cosas que todos ocultan, relaciones que no son lo que parecen, infidelidades, aquello que se oculta a sabiendas, etcétera. La puesta en escena es teatral pues casi todo la película transcurre en un salón y el único problema que le veo es que todo nos pueda resultar más de lo mismo, pues la cosa va de dilatar la propuesta inicial. El caso es que el guion me parece inteligente y preciso, hay humor, ironía y se hila muy fino, y eso permite evitar el cansancio y la reiteración. Sí hay algo de moralina en sus postrimerías, pero en conjunto me parece una apuesta muy interesante por lo que le encuentro de original y vanguardista al integrar algo que está ahí presente, que todos utilizamos a la hora de comunicarnos y los problemas que acarrea que alguien eche manos de nuestro móvil sin nuestro permiso, pues como se ve, viene a ser como abrir la caja de Pandora. El título le va a la historia como anillo al dedo. Hoy se expone sin límites la vida privada en las redes, se cuenta todo de uno, pero a fin de cuentas seguimos siendo desconocidos para los demás e incluso en esta era tan líquida para uno mismo.

Meghan Markle Filmografía

Un nuevo cuento de hadas se vive en el Reino Unido tras la confirmación del compromiso entre el Príncipe Harry y la actriz norteamericana Meghan Markle. No somos dados a las noticias del corazón, y aunque pueda parecer que esta noticia tiene más de eso que de otra cosa, no nos vamos a ir por la crónica rosa, sino a dar un repaso por la filmografía de la actriz, porque sí, estamos ante una actriz que ha saltado a la prensa internacional por motivos ajenos a su profesión.

Recordando a Grace Kelly

Actriz Meghan Markle

Foto de © John Lindquist

Qué más quisiera la buena de Meghan Markle que poder estar a la altura de Grace Kelly, tanto como actriz como en lo relativo a su entrada en la realeza.

Lo que sí comparten es nacionalidad, profesión y que por amor dejaron sus respectivas carreras para entrar en la realeza.

Hasta ahí los parecidos. Grace Kelly llevaba a sus espaldas una espléndida carrera con protagonistas destacados, compañeros de reparto de relumbrón y poniéndose a las órdenes de grandes directores. Ganó un Oscar y obtuvo otra nominación, además de otros premios y su Estrella en el Paseo de Fama, ojo.

No puede decir lo mismo Meghan Markle, cuya filmografía repasaremos, pero de la que no se puede destacar gran cosa.

Aunque Princesa, Grace Kelly fue la mandataria del pequeño Principado de Mónaco, mientras que el futuro esposo de Meghan Markle es actualmente el quinto en la línea de sucesión, detrás de su padre, su hermano mayor y los 2 hijos de este (además del tercero en camino), por lo que será difícil que llegue a reinar (si algún día la Reina Isabel deja el trono, porque a este paso…). La pobre solo será una princesa más de palacio.

Las comparaciones a pesar de todo siguen dándose y solo esperamos que la próxima nueva componente de la familia real británica

Meghan Markle películas destacadas

Como decíamos anteriormente no hay papeles destacados en la filmografía de Meghan Markle, aunque ha tenido personajes secundarios en algunas películas conocidas.

En Cómo acabar con tu jefe (Horrible Boss, 2011) con Kevin Spacey y Jennifer Anniston, Recuérdame (Remember me, 2010) con Rober Pattison y Pierce Brosnan y El amor es lo que tiene (A Lot Like Love, 2005) con Ashton Kutcher y Amanda Peet son las únicas en las la has podido ver.

El resto de películas en su filmografía son telefilmes que seguro que no has visto.

Lo que sí me ha llamado la atención es que sus personajes, tanto en series como en películas tienen en muchos casos nombres hispanos. Será por ese aspecto que le dan sus orígenes afroamericanos por parte de madre, no demasiados marcados.

Meghan Markle series

En cuanto a series en las que ha participado, confieso no haber visto Suits, en la que desde 2011 hace un papel como Raquel Zane pero es su papel más destacado.

El resto en las que ha participado hay muchas descatadas en las que ha hecho pequeñas intervenciones, como en CSI Miami y CSI Nueva York, Fringe, Castle, Sin Rastro, El coche fantástico (la nueva), Sensación de Vivir la nueva generación (sí, también la nueva) o en Hospital General (sí, la clásica) cuando era bastante joven.

Vídeos de Meghan Markle

Y para terminar hemos recopilado algunos vídeos de Megan Markle. Aprovechad a verlos antes de que desaparezcan de la red, que ya sabemos lo que acaba pasando en estos casos.

En la serie de CSI Nueva York, con una entrada en pantalla impactante, no muy del gusto de la reina, seguro:


En una de sus películas, Cómo acabar con tu jefe:

Y en la serie de Suits:

 

Meghan Markle filmografía completa

La teoría sueca del amor (Erik Gandini)

La teoría sueca del amor
Me ha gustado mucho el documental del italiano Erik Gandini entre otras cosas porque el llamado milagro sueco a veces no es tal si todo se deja en manos del progreso económico y no se dan los mismos pasos en el campo humano. Lo que vemos en el documental es una sociedad sueca opulenta con ciudadanos educados desde pequeños en ser independientes que viven sobreviven con existencias tristes, solitarias, vacías. En el documental se ve que muchos de ellos mueren en soledad, sin nadie que reclame sus cuerpos tras el exitus. Vemos el caso de un sueco cuyo cadáver lo encuentran los servicios sociales en su apartamento un par de años después de morir. Los recibos eran puestos al cobro y atendidos religiosamente. Así que nadie notó nada. Los vecinos como no tienen contacto entre sí no notan si alguien va o viene, si nace o muere. A pesar de que los servicios sociales y en cierta manera los suecos tienen esa cobertura lo que se ve es que cuando les llega la hora lo que echan de menos es un abrazo (aparece una comunidad de jóvenes que se reúnen para abrazarse, porque en el día a día son invisibles a los ojos de los demás y a la gente invisible no se le puede abrazar. Sí amigos, Suecia es así), una caricia, un toque humano, que los profesionales sanitarios no ofrecen porque su trabajo se reduce simplemente a mantenerlos con vida o llegado el caso a que no sufren demasiado en su recta final.

En el documental se compara Suecia con Etiopía. Los dos países donde según todos los datos económicos es donde mejor y peor se vive. Hay que preguntarse en qué consiste vivir bien. Vemos el caso de un doctor sueco jubilado que se ve a Etiopía, casado con su mujer etíope y allá trabaja en un hospital sin medios, pero con mucho entusiasmo, allá salva vidas, hace la vida mejor de sus habitantes, y sobre todo aquellas gentes se lo reconocen, se lo agradecen, lo abrazan y lo achuchan, y para este doctor aquello le da ganas de vivir. Luego, cuando regresa a Suecia de visita sus amigos ya jubilados, se quejan de lo mal que está todo, también de la sanidad (cuando allá emplean taladros quirúrgicos de varios miles de euros y en Etiopía emplean los traslados que consiguen encontrar en cualquier abarrotería), mientras se devanan los sesos sobre qué porche poner en sus casas, si de cristal o madera y ese contraste que el doctor siente y que nosotros vemos quizás nos haga replantearnos si el modelo de los países nórdicos nos es válido, si esa independencia a ultranza (vemos que las mujeres se pueden inseminar tan sencillamente como comprar en internet el semen del varón que mejor se adecúe a sus preferencias, por internet, evitando así cualquier contacto humano mientras el número de madres solteras crece exponencialmente) es el camino o si vale más tener a alguien que te vele cuando vas a morir, para no irte completamente solo de este mundo.

Aparece Bauman, el cual murió hace poco, y nos habla de las vidas online y la offline. Bauman recela de las redes sociales pues ahí no hay contacto real, y uno sigue a los que son de su cuerda y bloquea a los que no lo son, o aquellos que incordian, o discrepan de sus ideas, de sus pensamientos. Bauman nos dice que lo dífifil y lo valioso es relacionarnos, tener que dialogar, cara a cara, entender la interdependencia como algo necesario. El reto como dice Gomá, lo necesario es aprender a ser libres juntos. Ahí está la clave, ser libres pero hacer las cosas juntos no fiarlo todo al ámbito estético a colmar todo lo material descuidando lo inmaterial, precisamente aquello que nos hace humanos. Lo que somos, no lo que tenemos.

Victoria (Sebastian Schipper)

Victoria
Título original: Victoriaaka
Año: 2015
Duración: 140 min.
País; Alemania Alemania
Dirección: Sebastian Schipper
Guion: Olivia Neergaard-Holm, Sebastian Schipper
Fotografía: Sturla Brandth Grøvlen
Reparto: Laia Costa, Frederick Lau, Franz Rogowski, Max Mauff, Burak Yigit, Nadja Laura Mijthab
Productora: MonkeyBoy / Deutschfilm / Radical Media

Una chica (la actriz en estado de gracia Laia Costa), una ciudad (Berlín), una noche (que da mucho de sí), un plano secuencia de 140 minutos.

Todo esto nos brinda un thriller trepidante, con Victoria, una joven madrileña currando en Berlín que se arrima una noche a cuatro jóvenes con ganas de farra y a lo tonto aquello se les va complicando de una manera muy natural pues el gran logro de esta película es que todo resulta verosímil, muy creíble a pesar de que la noche se convierte en material inflamable y juntarse con malas compañías, está visto que no trae bueno, aunque nada es lo que parece, pues aunque estos jóvenes podrían ser otra manada, entre Victoria y el solete de Sonne habrá buena sintonía, buena conexión amorosa y el director con este planazo secuencia de 140 horas nos batuquea las pupilas a base de bien, con momentos brillantes como cuando regresan a la discoteca y mientras bailan y se despelotan suena un piano, creando momentos oníricos de gran intensidad u otros, ya en las postrimerías con Victoria llorando a moco tendido y babeando que ponen los pelos de punta.

Felicitar desde aquí al director Sebastian Schipper y sobre todo a la actriz Laia Costa. La película es suya. Se come con patas fritas (o con un par de currywurst) a todos los demás actores, incluso a Frederick Lau que no lo hace nada mal y se me da un aire a De Niro.

Si os apetece ver algo distinto, brutal, hiperrealista y muy divertido Victoria es tu peli y si no, también.

La Gran Ola (Fernando Arroyo)

Fernando Arroyo
Título: La gran ola
Año: 2017
Duración: 67 min.
País: España
Dirección: Fernando Arroyo
Música: Pablo Cervantes
Reparto: María Belón

Resulta sorprendente ver en este documental cómo todos los que intervienen en el mismo -todos los profesionales que hablan del tsunami que vendrá a España algún día, pues el riesgo está ahí latente, sin que sepamos cuando- coinciden en lo mismo: que no se está haciendo nada por tomar las medidas que puedan minimizar los efectos, como llevar a cabo campañas de prevención, a fin de que las personas que viven en las zonas que pudieran resultar afectadas como la costa Atlántica andaluza, onubense y portuguesa, tengan información de primera mano y sepan cómo actuar llegado el tsunami.

Como nos cuenta Begoña Pérez, de la División de Oceanografía de Puertos del Estado y responsable de la REDMAR o red de mareógrafos situados a lo largo de la costa española, “la cuestión no es si va a ocurrir o no, sino cuándo.” En el documental aparece María Belón, a la cual conocemos porque Bayona rodó sobre su periplo con final feliz, Lo imposible. Belón nos habla de la hipocresía de algunos gobiernos que por no alertar al turismo anteponen los intereses económicos a las vidas de sus ciudadanos. Las consecuencias son conocidas por todos.

Como apunta Mauricio González experto en tsunamis y profesor del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria “La gente debe preparase conociendo el fenómeno y sabiendo cómo actuar frente a un evento. Puede empezar informándose y preparando un plan de emergencia familiar de que hacer la familia frente a un evento y como prepararse. Por su puesto, deben exigir a sus gobernantes medidas”.

Conocemos el refrán Más vale prevenir que curar. Pero esto no vale para todo, según vemos lo que a día de hoy están haciendo al respecto el Estado, las Diputaciones y los Ayuntamientos. El único representante político que da la cara en el documental es para decirnos que no hay que alarmar a la gente de manera innecesaria. Pues nada, ya tendremos tiempo de echarnos las manos a la cabeza y lamentarnos cuando llegue el día.

Callback (Carles Torras)

www.cuak.com
Título original: Callback
Año: 2016
Duración: 80 min.
País: España
Dirección: Carles Torras
Guion: Carles Torras, Martin Bacigalupo
Fotografía: Juan Sebastián Vásquez
Reparto: Martin Bacigalupo, Lilli Stein, Larry Fessenden, Timothy Gibbs, Rigoberto García, Kathryn Kuhn, Paulina Simkin, Dave Bobb, Butch McCain
Productora: Zabriskie Films / Glass Eye Pix

Rodada en 2014 por Carles Torras en Nueva York y estrenada en 2016, Callback fue la gran triunfadora del último Festival de Málaga, obteniendo la Biznaga de Oro y el premio al mejor guion y actor principal. En ella vemos como Larry que trabaja haciendo mudanzas, aunque sueña con hacerse actor, acudiendo a distintos castings donde lo más que le ofrecen es la oportunidad de protagonizar algún anuncio o de poner voz en off a los mismos, se emociona cuando una chica recién llegada a NY recala en su domicilio. Larry se entusiasma con la chica y a su manera se enamora de ella.

Lo más meritorio de esta cruda y austera película de escasos 80 minutos de duración es la elección del protagonista de la misma, el actor que muy bien encarna a Larry, el chileno Martin Bacigalupo (coautor del guion con Carles), cuya cara de pirado mete miedo desde la primera secuencia. Aunque Larry se contiene y trata de mantener las formas en todo momento, transmite muy bien sus impulsos violentos e incontrolables que trata de esconder bajo su rostro pétreo.

Somos testigos como espectadores de cómo a Larry todo se le va de las manos, y como ni la fe que procesa ni su asistencia a la iglesia, ni las palabras del pastor, logran equilibrarlo, pues a Larry le vence su impulso homicida y una vez que este se desata, ya no podrá parar.

Notable película de Carles Torres -que comparaciones a parte con otras películas que a todos nos pueden venir en mente como Taxi Driver -creo que tiene su esencia propia y donde este creo que transmite a la perfección el ir, venir y devenir de un psicópata.

Brava (Roser Aguilar)

www.cuak.com
Título original:Brava
Año: 2017
Duración: 91 min.
País: España
Dirección: Roser Aguilar
Guion: Roser Aguilar, Alejandro Hernández
Música: Vincent Barrière
Fotografía: Diego Dussuel
Reparto: Laia Marull, Bruno Todeschini, Sergio Caballero, Francesc Orella, Emilio Gutiérrez Caba, Mikel Iglesias, Empar Ferrer, Maria Ribera

En nuestra apuesta por el cine español de calidad (hablé días atrás de dos películas muy recomendables, Verano de 1993 y No sé decir adiós) hoy hablo de Brava de Roser Aguilar, directora conocida por estos pagos pues hace diez años ya comentábamos por aquí su película Lo mejor de mí. Brava es una película valiente y arriesgada que economiza las palabras y donde priman los silencios. La protagonista, Janine, trabaja en un banco, se ve expuesta a una realidad a la que no puede sustraerse, la de los problemas de sus clientes disconformes con el proceder de su entidad, su pareja es un publicista de éxito, tiene en mente viajar a China donde van a abrir una sucursal y a tal fin está aprendiendo chino. Una noche camino de casa coge un metro y dos adolescentes la intimidan, la agreden, la violentan sexualmente obligándola a practicarle una felación a uno de ellos. Luego la dejan allá tirada al descubrir una víctima más joven. Este trance desencadena en Janine la necesidad de huir de Barcelona y tras alejarse de su pareja a la que no le confesará todo lo sucedido, buscará el amparo y la protección en casa de su padre viudo, que vive tranquilamente en una casa de pueblo. Allí Janine trata de restablecerse, superar la ansiedad, si bien la presencia de un amigo del padre, un ingeniero francés que se retiró al pueblo buscando la paz o huyendo de su pasado, lejos de tranquilizarla le hará regresar a ella todos sus miedos e inquietudes con una actitud hacia el vecino que la pretende y seduce muy poco clara, con el sexo y el deseo como material inflamable.

Me gusta de la película la economía verbal, no hay largas parrafadas ni discursos vacíos, sino conversaciones muy breves, como cuando el padre de Janine le reprocha a su hija que cualquier otra persona en su situación y teniendo lo que ella tiene sería feliz, ella replica, ¿qué es lo que tengo yo?. Janine a pesar de la fachada material, a pesar de que todos la ven como una mujer de éxito (como le hacen ver sus amigas que se quedaron en el pueblo y no recorrieron mundo ni estudiaron una carrera ni hicieron un máster) se siente una fracasada, un fraude, una cobarde, una mentirosa.
Su casa de hecho parece una oficina, con su pareja y a pesar de los malos momentos que Janine pasa no se dan una sola caricia, solo hay frialdad, distanciamiento y pastillas para dormir.

La gran baza de la película es la gran actriz Laia Marull que hace un gran papel y lo dice todo con su rostro, con sus miradas. Al que no veo tanto es a Emilio Gutiérrez Caba cuyo personaje me resulta un tanto endeble. De una manera muy clara creo que esta sencilla película sin alarde alguno explícita muy bien lo que le supone a una persona entrar en crisis y tocar fondo, ante una vida difícil de domeñar que se escapa sin control.

Estiu 1993 (Carla Simón)

Verano 1993

Título original: Estiu 1993 (Verano 1993)
Año: 2017
Duración: 97 min.
País: España
Dirección: Carla Simón
Guion: Carla Simón
Música: Ernest Pipó
Fotografía:Santiago Racaj
Reparto: Laia Artigas, Bruna Cusí, David Verdaguer, Paula Robles, Paula Blanco, Etna Campillo, Jordi Figueras, Dolores Fortis, Titón Frauca, Cristina Matas, Berta Pipó, Quimet Pla, Fermí Reixach, Isabel Rocatti, Montse Sanz, Tere Solà, Josep Torrent.

!Qué jodida es a veces la infancia! !Qué jodido es perder a una madre (por el SIDA y antes a su padre por la misma causa) con muy pocos años! !Qué jodido es ir a parar a otra familia y ver que no encajas, creer que no te quieren!.

Esta preciosa y sentida película autobiográfica de Carla Simón, a su vez guionista de la misma, con la que debuta en el mundo del largometraje, hay que apreciarla desde los ojos de un niño, porque si la vemos como adultos, la niña, Frida (gran elección la de la niña Laia Artigas, que dice mucho o casi todo con su mirar) nos puede resultar odiosa en su hermetismo en su comportamiento sibilino. Sin embargo, si bajamos de nuestro metro setenta y vemos el mundo desde un metro de altura, desde nuestros miedos, ansiedades e inseguridades, desde la tristeza que depara la ausencia materna como un horizonte sin límites, desde ese sentimiento de no verse querido, de sentir que sobra, de que la cama de los padres no es sitio para ella sino para su hermanastra (que no es tal, pues luego vemos que su nuevo padre es su tío). Vista así con esos ojos, regresando a la infancia, disfrutaremos la película como se merece, apreciaremos todos los hilos que tejen las relaciones filiales, de padres e hijos, de nietos con abuelos, de hijos con madrastras (o tías) y hermanastras (o primas).

Verano 1993

La película ambientada en el verano de 1993 pasa de la mascletá del principio con ruido de cohetes y fiesta al apartamiento en una masía sita en una aldea rural en La Garrotxa, adonde se traslada Frida con su “nueva” familia, padres de una niña de tres años. Allá Frida se ve desplazada fuera de su medio y fuera del mundo. Sobre la relación entre las dos pequeñas siempre sobrevuela la tragedia sin llegar a consumarse. La película se demora sin que pasen grandes acontecimientos, registrando el fluir del día a día, y cuando Frida no sabe si va o viene, tras tratar de llamar la atención de todas las maneras, llega el momento cumbre, una de las escenas que más me han emocionado hace mucho tiempo, cuando su nueva madre (gran interpretación de Bruna Cusí a la que vi hace poco en Incierta gloria, que comentaré en breve), se tumba a su lado, le mesa los cabellos, la acaricia, se tumba a su lado y la arrulla. No hacen falta palabras. Ahí Frida es cuando inicia su resurgir, aquel que le llevará a llorar a moco tendido sobre la cama, pues hasta entonces todo había sido soportar, aguantar, sufrir, y finalmente llega la hora de dejarse ayudar, de dejarse querer, de abrirse al cariño generoso y sentido de los demás.

The Lure (Agnieszka Smoczynska)

The Lure
Título original: Córki Dancinguaka
Año: 2015
Duración: 92 min.
País: Polonia
Dirección: Agnieszka Smoczynska
Guion: Robert Bolesto
Fotografía: Jakub Kijowski
Reparto: Marta Mazurek, Michalina Olszanska, Kinga Preis, Andrzej Konopka, Jakub Gierszal, Zygmunt Malanowicz, Magdalena Cielecka, Katarzyna Herman, Marcin Kowalczyk, Joanna Niemirska, Katarzyna Sawczuk, Roma Gasiorowska, Grzegorz Stelmaszewski, Janina Wronska, Krzysztof Chmielewski, Piotr Skiba

Conviene mucho abrirse a otros géneros, a películas de otros países y a tal fin, a todo aquel valiente que ose a a ver The Lure de la directora Agnieszka Smoczynska flipará. Así, tal cual. Alucinará con la puesta en escena, con las dos jóvenes sirenas que un buen día dejan el amparo húmedo para ir a trabajar en una sala de fiestas con hechuras de lupanar, donde los parroquianos al tiempo que babean ante tanta piel al natural disfrutan de los cantos de sirena.

La película es sórdida, truculenta, fantástica, bestial, rodada con un ritmo frenético y embelesador, enhebrando números musicales muy bien resueltos que nos dejarán estupefactos, donde no falta la violencia, la sangre, y por último y no menos importante la necesidad por parte de una de las sirenas de dejar de serlo para convertirse en humana, de renunciar así a su condición de sirena sin llegar tampoco a convertirse en humana y en última instancia capaz de morir antes de matar. Precioso es el final crepuscular, lubricán mediante.

Vean esta película polaca. Seguro que les removerá las tripas al tiempo que les arañará ese corazón que algunos no saben ni que lo tienen.