Archivos de diciembre, 2018

Que nadie duerma (Mateo Cabeza)

Que nadie duerma, sugestiva y bella película documental dirigida por Mateo Cabeza, no ha confundirse con la reciente novela de Juan José Millás del mismo título. La obra tiene como objeto la danza, y cómo ésta es capaz de realizar una labor inclusiva, la que lleva haciendo la compañía sevillana Danza Mobile desde hace 20 años, trabajando con personas con síndrome de Down.

Vemos el día a día de Arturo, Jaime, Manuel y José Manuel y la preparación de una obra, para la que disponen de seis meses. La película quiere visibilizar a las personas con síndrome de down, integrarlas en la sociedad, dándoles su espacio, compartiéndolo con otras personas, aportando su granito de arena, aquí en el mundo de la danza y lo que queda claro es que a menudo nos dejamos llevar por los prejuicios y cuando ves bailar a José Manuel, a Jaime, a Helliot Baeza, su entrega, su pasión, su arte, la manera en la que charlan delante de las cámaras, el bienestar que transmiten, lo que un abrazo o el contacto físico tiene de cauterizador y liberador y el dominio que tienen de sus vidas, la pregunta que cabe hacerse es qué entendemos por “normal”.

Películas como Que nadie duerma, Campeones, libros como Una niña perdida en el siglo XX o Lectura fácil o grupos de música como Motxila 21, tienen a personas con discapacidad intelectual como protagonistas y a su manera cada uno permite su visibilidad, paso previo y necesario para su integración real y efectiva.

Redención: Los casos del departamento Q (Hans Peter Moland)


Título original: Flaskepost fra P (A Conspiracy of Faith)
Año: 2016
Duración: 112 min.
País: Dinamarca
Dirección: Hans Petter Moland
Guion: Nikolaj Arcel (Novela: Jussi Adler-Olsen)
Música: Nicklas Schmidt
Fotografía: John Andreas Andersen
Reparto: Nikolaj Lie Kaas, Fares Fares, Johanne Louise Schmidt, Jakob Oftebro, Pål Sverre Hagen, Lotte Andersen, Søren Pilmark

Esta película danesa de 2016 nos ofrece un caso más del Departamento Q, sito en Copenhage, basada en las novelas de Jussi Adler-Olsen (tras Misericordia y Profanación. Posterior a esta se estrenó Expediente 64), encargado de resolver casos olvidados hace tiempo por falta de pruebas. En cierta medida me recuerda a la serie Caso abierto. Un buen día una botella llega a la costa de una playa escocesa y un militar retirado que nada en el mar da con ella y la pone en manos de la policía. El mensaje en la botella es reconstruido por el Departamento Q y en él descubren una llamada de auxilio a cargo de un niño. Puestos a investigar se da la circunstancia de que el mismo hombre que cometió el secuestro y asesinato de un niño ha vuelto a actuar en una localidad del interior de Dinamarca, en una comunidad religiosa de testigos de Jehová, que quiere tratar este tema con discrección y resolverlo por su cuenta.

El componente religioso me recuerda a la novela de Asa Larsson, Aurora boreal, una religión que aquí los vuelve recelosos del prójimo aislándolos en su comunidad. Al cargo de la investigación están Assad y Carl, el cual se muestra bastante alelado y traumado, temblón, pero sin perder en ningún momento su perspicacia y su fino olfato de sabueso. Que Assad sea árabe da juego cuando hacen sus pesquisas en la comunidad religiosa, pues de entrada tratan de vetarlo el acceso al hogar, pues lo consideran como un infiel, incluso com alguien inferior. Religión que vemos que no se prodiga en el amor al prójimo.

La película mantiene muy bien el ritmo, ofrece algún golpe de humor y nos encamina hacia un clímax final resuelto de forma notable. Sin aspavientos ni grande alardes pirotécnicos, ni de ningún tipo, esta modesta producción danesa se deja ver con agrado.

En el papel del asesino, de Johanes tenemos a Pål Sverre Hagen, que borda su papel de psicópata, al igual que Nikolaj Lie Kaas y Fares Fares.

Stranger Things (Temporadas 1 y 2) Serie Netflix

Resultado de imagen de stranger thingsAunque sea con 2 años de retraso, he podido ver la serie original de Netflix Stranger Things y supongo que como muchos cada año, yo me he visto las 2 temporadas del tirón.

Para empezar tengo que decir que la serie es buena, aunque oído lo que ya había veniendo oyendo, tengo una extraña mezcla entre estar seguro de que me ha encantado, pero aún así pensar que está bastante sobrevalorada. Me ha gustado, pero en otra forma deferente a lo que esperaba. Vale que estén de moda los 80’s y que la serie hace homenaje tras homenaje, pero en la trama en si me esperaba mucho más dada la expectación que venía oyendo.

Su principal virtud creo que es el trato de los personajes y como en la serie capítulo a capítulo van evolucionando. La cuadrilla chavales es muy entrañable y muy sencillo armonizar con ellos y vivir como propias la aventuras que les ocurren.

Sí, una cuadrilla de chavales que van a todos los lados en bicicleta, que viven aventuras varias y que forman una banda divertida podemos pensar que está inspirado en muchas y diferentes películas, pero a mi, que más o menos tendría la edad de estos chavales en la época en que la serie está ambientada, a quien me recuerda es a mi mismo a su edad. Mi vida era muy similar a la suya, quitando los temas paranomarles, claro está.

Para los que aún no la hayáis visto, la recomendación es verla, es divertida, tiene muchísima aventura, un ritmo que no decae, personajes excelentes. No hay mucho más que se le pueda pedir a una serie. La ambientación está muy lograda y si tenéis nostalgia de Los Goonies, os gustó Super 8, recordáis con una sonrisa Cuenta conmigo o ET el Extraterrestre sigue siendo una de vuestras pelis favoritas, no os la podéis perder. Además la historia se adereza con un poco de Gremlims, Alien, Encuentros en la tercera fase, La cosa, Carrie Karate Kid, hasta Indiana Jones y como no… Ghostbusters!!!

Pero bueno, nada mejor que lo veáis con vuestros propios ojos:

La temporada 3 ya está en marcha pero tomároslo con calma, porque hasta el verano no estará disponible.

 

La Llamada (Holy camp, 2017) Crítica

No se si la(s) persona(s) encargada de las traducciones de los títulos de la películas extranjeras al español lo hacen también al contrario, pero la sorpresa que me he llevado al ver La Llamada, que supongo que es algo sencillo de traducir, como Holy Camp, ha sido mayúscula. Aunque hay que reconocer que, aún desvirtuando el título original, tiene todo su sentido.

Pero vayamos con la obra (que nadie vea un segundo sentido), el debut en la dirección de los conocidos como Los Javis, Javier Ambrossi y Javier Calvo, que lo hacen por todo lo grande. Quizás la película no tenga demasiados recursos y no vaya a quedar en los anales del cine patrio, pero han conseguido añadir un punto personal muy acertado.

Hoy en día, y creo que desde hace mucho tiempo, intentar ser original es complicado, muchas cosas están inventadas o son refritos de cosas ya hechas. Hacer una buena película también es difícil, en principio porque definir lo bueno o lo malo es algo banal, a cada cual le gustará una cosa e incluso los estándares de calidad mínima son discutibles. Por lo tanto, hacer algo digno, divertido y coherente, es a lo que debería cualquiera aspirar, pero darle un toque propio, no está al alcance de cualquiera y esta pareja de directores noveles lo han conseguido según mi punto de vista.

La historia es sencilla, es la de una pareja de descarriadas amigas que van por el camino de la juerga sin control y todo lo malo que la rodea, malas compañías, malos hábitos (otra vez ese segundo sentido que se me lleva), sexo, droga, alcohol,… bueno, no voy a contar mucho que no podáis imaginar. Pero he aquí que una de ellas, empieza a ver una aparición recurrente. Un hombre que baja de unas infinitas escaleras que vienen del cielo y que le canta canciones de Whitney Huston. Tal cual. Ella identifica a este hombre con Dios, ya que se encuentra en un campamento de verano regido por monjas (de ahí lo apropiado del título en inglés), pero está confundida. Tras armarla al escaparse una noche del campamento, ella y su amiga se quedan castigadas en el campamento, a solas con una de las jóvenes monjas cuidadoras y la nueva directora, moderna dentro de la vieja escuela, vaya, que era moderna allá por mediados de los 80’s.

No es un spoiler, porque es el inicio de la película, pero las apariciones divinas recuerdan demasiado a una escena de Grease, aquella en la que a Frenchy se le aparecía también bajando de unas escaleras y cantando Frankie Avalon. Os dejo la escena:

Y no cuento más porque hay que verla. Realmente toda la película está sujeta por estos 4 personajes y el escenario del campamento forman la mayor parte de la película, Dios mediante, que también aparece. Es por lo tanto una película muy teatral y de hecho está adaptada de la obra teatral escrita por los propios Javier Ambrossi y Javier Calvo.

Se alimenta sobre todo en las interpretaciones de las 4 protagonistas, todas ellas muy apropiadas para los personajes. La excelente Macarena García interpreta a la joven confundida a la que se le aparece Dios. Anna Castillo es su alocada amiga, que también ve la luz y se reconvierte, de una manera muy diferente. Ambas dan a sus personajes ese punto de locura necesaria y de confusión adolescente, aunque ya no lo sean tanto, pero ni se nota. Belén Cuesta es Milagros, la monja que se arrepiente de lo que pudo haber sido al vivir tan de cerca la vida de las 2 jóvenes. Y Gracia Olayo es la cuarta pata de esta silla, interpretando a una monja de la vieja escuela, que se esfuerza por ser moderna, porque es lo que le dicen.

En general, muy recomendable para verla sin prejuicios (la casi irreverencia con la que trata la religión hay que tomárselo a bien) y con intenciones de reírse un rato.

En el aparatado premios tampoco le ha ido mal a esta película. Ya que es un musical y no habíamos hablado de la música (no me veo capacitado para ello), es destacable lo bien que se implica en la película y la canción principal, La Llamada, le valió a su autor Leiva un Goya a la mejor canción original. Otras 2 nominaciones les cayeron a sus directores como directores noveles y como guión adaptado y a sus 2 actrices de reparto, Anna Castillo y Belén Cuesta.

Aquí os dejo también la crítica de La Llamada que os hicimos hace un tiempo.

Jordskott (Henrik Björn) Primera temporada


Jordskott la aclamada serie sueca que está en boca de todos, creada por Henrik Björn, ya se ha estrenado en España, en Suecia lo hizo en 2015. Filmin ha puesto a nuestra disposición la primera temporada y una vez vista la pregunta es: ¿cuándo podremos ver la segunda temporada? que en Suecia se estrenó en 2017. Tengo mucha curiosidad por ver qué ofrecerá la segunda temporada ya que esta primera se resuelve de tal manera que no parece necesitar una continuación ¿o sí? ¿qué pensáis?

La primera temporada consta de diez episodios de sesenta minutos. Si algo caracteriza esta serie, que ha arrasado en Suecia, es la capacidad que tiene para sorprender al espectador. Nada fácil cuando uno cree que lo ha visto ya casi todo. El argumento va de una policía cuya hija desapareció un buen día cuando estaban al lado de una laguna en Silverhöjd. Siete años después la policía, que atiende el nombre de Eva (interpretada por Moa Gammel) vuelve al lugar donde sucedió todo, al mismo pueblo, tras ser enterada de la muerte de su padre, Johan Thornblad, el cual es propietario de una empresa que se dedica a talar árboles y a devastar los bosques de la zona, poniendo a los vecinos en su contra. Si en su día desapareció Josefine, la hija de Eva, ahora hay otros niños que también están desapareciendo y Eva es requerida por Wass, uno de los investigadores para que colabore con ellos.

La serie está plagada de personajes singulares, como Esmeralda, Storm, Ylva, Jörbge, etc y el gran acierto es esa mezcla muy bien traída de lo real, lo fantástico, lo sobrenatural, con unos efectos especiales sobresalientes, pues en el bosque vivía un pueblo que fue arrasado sin miramientos, llevado como siempre el ser humano por su codicia y por su afán de ganar plata a cualquier precio.

Lo que más miedo da de todo, no son los elementos sobrenaturales que pululan en el agua o en el bosque sino el ser humano, encarnado por ejemplo en la figura de Gerda, una mujer que con la idea de asegura el porvenir de su retoño, un tal Klaas, es capaz de hacer cualquier cosa, incluso de morir matando, aunque por muy negra que se ponga la cosa -que se pone- siempre hay que dejar la puerta abierta a la redención.