Archivos del 5 de febrero de 2019

Todos lo saben (Asghar Farhadi)

www.cuak.com


Título original: Todos lo saben
Año: 2018
Duración: 130 min.
País: España
Dirección: Asghar Farhadi
Guion: Asghar Farhadi
Música: Canciones: Javier Limón, Nella Rojas
Fotografía: José Luis Alcaine
Reparto: Penélope Cruz, Javier Bardem, Ricardo Darín, Eduard Fernández, Bárbara Lennie, Elvira Mínguez, Ramón Barea, Inma Cuesta, Sara Sálamo, Carla Campra, Sergio Castellanos, Roger Casamajor, José Ángel Egido, Tomás del Estal, Esteban Ciudad, Nella Rojas, Jaime Lorente, Jordi Bosch

Todos los saben y todos callan. Un sentimiento de recelo, venganza, odio soterrado anida en una comunidad, en un pueblo madrileño, al que acude una familia argentina para celebrar la boda de una de las hermanas de la foránea Laura (Penélope Cruz). Familia acompañada de una hija adolescente que caerá en manos de unos desaprensivos que pedirán un dinero por su liberación.

Entre medias nos enteramos (entre otras cosas que no refiero aquí) de que la mujer que marchó a Argentina, tuvo una relación sentimental con Paco (Javier Bardem, ganador del Goya al mejor actor por su interpretación), al que vendió unas tierras antes de partir, a tan bajo precio, que será motivo de disputas y enfrentamientos pasadas unas cuantas décadas, porque entre los caciques y los jornaleros (muertos de hambre los llama el primero, saco en el que también incluyen a Paco, al que por muy bien que vayan las cosas, por mucho que se deja la piel mudando tierras áridas y yermas en fértiles, nunca será considerado uno de ellos) hay un sentimiento de injusticia, muy a flor de piel, de cuentas pendientes e infelices que no acaban de resolverse, pues todos parecen tener muchas cosas que echarse en cara.

De Argentina vendrá finalmente el padre de la desaparecida (a quien pone cara Darín), a aportar poca cosa, la verdad, pues todo lo fía éste en manos de Dios, y como nos dice la experiencia, en este caso Dios como mediador, media poco, o nada.

Sorprende ver una película de estas características en manos de un director iraní como Asghar Farhadi, encargado a su vez del guion, que por otra parte le coge muy bien el pulso a la historia, la cual sí que creo que se demora demasiado, con una media hora inicial muy plomiza, y un desarrollo que en su concreción hubiera ganado, a mi entender, en intensidad y emotividad. Si la película funciona bastante bien es gracias a una buena labor actoral del tándem Cruz-Bardem, de Bárba Lennie y de otros secundarios que sin apenas decir nada, como Eduard Fernández o Elvira Mínguez, lo expresan todo.