Archivos de la Categoría 'Cine Catalán'

Pan negro (Agustí Villaronga 2010)

Pan negro cartel pelìculaPelícula: Pa negre (Pan negro). Título original: Pa negre.
Dirección: Agustí Villaronga. País: España. Año: 2010.
Duración: 108 min. Género: Drama.
Interpretación: Francesc Colomer (Andreu), Marina Comas (Nuria), Nora Navas (Florencia), Roger Casamajor (Farriol), Lluïsa Castell (Ció), Marina Gatell (Enriqueta), Laia Marull (Pauleta), Eduard Fernández (maestro), Sergi López (alcalde). Guion: Agustí Villaronga; basado en la novela de Emili Teixidor. Producción: Isona Passola.
Música: José Manuel Pagán.
Fotografía: Antonio Riestra.
Montaje: Raúl Román. Dirección artística: Ana Alvargonzález.
Vestuario: Mercè Palom

Los años de los postguerra fueron duros. Lo saben de sobra quienes lo vivieron. Para unos la situación fue más dura que para otros. De eso da buena cuenta esta película rodada en un pueblo catalán. En ese pueblo, después de la Guerra Civil Española, el encono soterrado entre falangistas y republicanos, la animadversión es latente, si bien de una manera más soterrada. Unos son los ganadores y otros los vencidos, los humillados, los muertos de hambre, a los que se les niega casi todo, para quienes su vida, después de la contienda sigue estando en manos de los vencedores; curas, militares, fuerzas de orden público, clases pudientes, como bien vemos.
Los malos son muy malos y los buenos son muy buenos (o eso puede parecer en un primer momento) y muy pobres. Por eso tenemos al alcalde fascista que resulta repulsivo. Al profesor de escuela arrimado al bando ganador, amante de las bellezas nubiles, al pueblo vencido y pisoteado que sale adelante como puede, sufriendo humillaciones diarias.
Comienza la película con un asesinato. Un hombre y su crío son despeñados cuando van en su carreta. Reaparecen entonces las viejas leyendas y palabras definitorias: se lo tenía merecido. El comienzo es brutal. No apto para todos los estómagos. Ese tono de repulsión de lo que vemos es quizá el gran hallazgo de esta película.
El protagonista es Andreu, un crío muy espabilado, que vive con sus padres. El padre siempre se ha significado mucho, perteneció al bando republicano y se la tienen jurada. Cuando el padre sea retenido, su madre se plantea enviar a su hijo a casa de unos primos. Allí Andreu conocerá a su prima Nuria, una portentosa Marina Comas.

La puesta en escena es soberbia. A una fotografía excelsa, de Antonio Riestra, le secunda una música de nota de José Manuel Pagán. Otro gran acierto son los protagonistas infantiles, así como los adultos. En los Goya sus trabajos fueron recompensados. Pan negro amalgama varios géneros, así tenemos elementos de suspense, correrías juveniles y descubrimientos del mundo, elementos históricos descriptivos de la realidad, su parte de drama y de heroísmo, de vidas autoimpuestas, de traiciones y postreras catarsis. Para disfrutarla en su plenitud hay que verla y escucharla en catalán. En castellano no hay color.

He leído que a día de hoy a pesar del empuje que los Goya le dio a la película tras el aluvión de premios obtenidos, Pan negro apenas ha recaudado la mitad de lo que costó. Luego vendrán más ingresos, pero si con su estreno en los cines y ser bendecida por los Goya sucede esto, no me extraña que el resto de películas españolas, esas que aguantan en cartel una semana y luego nadie habla de ellas, por su escaso presupuesto en marketing, queden relegadas al olvido más inmediato.

Dentro de nuestras posibilidades tratamos aquí de hablar de todas las películas, las más publicitadas y las menos y darles así algo de publicidad. Como dice Miñarro y sabe de qué habla, una cosa es la recaudación y otra la calidad de la obra artística (en este caso la película). Torrente 4 sería un ejemplo. No es menos cierto que los académicos para sus votaciones en la gala de los Oscar ven unas pocas películas, esas de las que todos hablan, los caballos ganadores, así que luego optan a los premios películas mayoritarias. Aunque siempre hay excepciones como sucedió con La Soledad, que distaría mucho de lo que entendemos como cine para todos los públicos.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Eloïse (Jesús Garay 2009)

Eloïse Dirección: Jesús Garay.
País: España. Año: 2009. Duración: 92 min.
Género: Drama
Interpretación: Ariadna Cabrol (Eloïse), Diana Gómez (Asia), Laura Conejero (madre), Bernat Saumell (Nathaniel), Carolina Montoya (Erika), Miranda Makaroff (Norah), Nuria Hosta (Asun).
Guión: Cristina Moncunill.
Producción ejecutiva: José Antonio Pérez Giner.
Música: Carles Cases.
Fotografía: Carles Gusi.
Montaje: Anastasi Rinos.
Diseño de producción: Leo Casamitjana.
Vestuario: Marian Varela.

La película aborda con sensibilidad y belleza el despertar sexual de la joven Asia, que si es azuzada por su madre para que cumpla las reglas sociales y se empareje con el apuesto noviete con quien lleva saliendo unos meses, ella lo que en verdad desea es estar junto a una compañera de clase, una sensual pintora. Esa atracción sexual se plasma con gran sutileza, rehuyendo la sal gruesa, a través de gestos, palabras, caricias, miradas de deseo, dado que Asia actuará como modelo de la pintora, ejerciendo ésta casi un control mental absoluto de la misma (ocupando todos y cada unos de sus pensamientos). Un control sin esclavismo, no obstante, dado que la pintora curtida en amores, con una ruptura en cada puerto, no querrá precipitará el asunto, sabedora de que es tan importante el fin como las etapas previas. Es ella para Elöiseuna Diosa, que le abrirá las puertas a otra forma de amar, para la que quizás a pesar de su juventud y amplitud de miras todavía no esté preparada, sin saber cómo reaccionar ante el día después.

Buena labor interpretativa la ofrecida por la pareja de enamoradas (interpretadas por las jóvenes actrices Ariadna Cabrol y Diana Gómez), como de la madre de Asia (la actriz Laura Conejero) en el rol de una cuarentona con cara de palo y muy mala hostia a quien parece que le jode que su hija sea feliz, insatisfecha como se le ve.

Priman los primeros planos, fijándose el objetivo en esos rostros inmaculados, en cuerpos níveos y turgentes, en labios carnosos, abiertos como fruta madura, esperando ser besados. Ahí aflora un erotismo contenido, gozoso, hermoso, que por definición sugiere más de lo que explicita.

La película se inicia con Asia ingresando gravemente en un hospital, tras haber sufrido un accidente. Allí acudirán su madre y su novio. Luego mediante continuos flash-back veremos cóomo se ha llegado a esa trágica situación.

La película está rodada en catalán y junto a producciones recientes como 25 kilates o Tres días con la familia, demuestran que Cataluña es un referente para cinéfilos hoy por hoy dentro del territorio nacional. No defraudará a todos aquellos que entienden el amor como un prodigio hermoso, arrebatado, huracanado, capaz de arrasar con todo, dejando los corazones deshojados y la sangre espesa.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Tres días con la familia (Tres dies amb la familia, Mar Coll 2009)

Tres días con la familia cartel películaDirección: Mar Coll.
País: España. Año: 2009. Duración: 86 min.
Género: Drama.
Interpretación: Nausicaa Bonnín (Léa), Eduard Fernández (Josep Maria), Philippine Leroy-Beaulieu (Jöelle), Francesc Orella (Toni), Ramón Fontserè (Pere), Aida Oset (Mar), Artur Busquets (Pau), Amalia Sancho (Virginia), Isabel Rocatti (Montse), María Ribera (Laia).
Guión: Mar Coll y Valentina Viso.
Producción ejecutiva: Sergi Casamitjana, Aintza Serra y Lita Roig.
Música: Maikmaier.
Fotografía: Neus Ollé. Montaje: Elena Ruiz.
Dirección artística: Xénia Besora.
Vestuario: Mariel Gimeno-Bayón.

La muerte del abuelo permite reunir a toda la familia. A sus cuatro hijos, cada uno diferente; tenemos al digno sucesor del difunto, de parejo carácter y afán de notoriedad, el buenazo, el que no consigue imponer su voz y la hija levantisca que ajusticia el pasado familiar con un libro que levanta ampollas en el entorno familiar.

Por otra parte están los hijos de estos, los nietos del difunto, que se reúnen merced al luctuoso trance, para pasar unos ratos juntos, ya sea en la barra de un bar, frente a una mesa donde comer o en la casa de veraneo frente al mar, donde despedir al abuelo. Jóvenes que están cursando estudios universitarios. La protagonista que está estudiando en Tolousse y cuyo paso por su tierra (esos tres días con la familia), supondrá todo una maremoto en su corazón, pues si ya la mujer tiene un carácter difícil, la relación que mantienen sus padres, separados, la tirantez con su madre con la que se despacha a sus anchas, su insatisfacción al recibir la negativa de su pareja a vivir con ella, y el trance que supone hacerse adulto y tomar decisiones, la hacen todavía más circunspecta y reconcentrada. Primos que hablan de irse a Managua a ayudar, reducido a meras poses, habitantes de un mundo burgués, acomodado, todos ellos, lo cual no les exime del sufrimiento, como al común de los mortales.

La directora, Mar Coll es una joven catalana nacida en el 81, que pese a su juventud, dirige con mano firme a unos actores y actrices en estado de gracia. Mención aparte para Nausicaa Bonnín y Eduard Fernández (lo cual no es una novedad), y que co-escribe un guión, donde como buena observadora que es seguro que plasma situaciones que a todos nos han llamado la atención, que las habrá vivido en primera persona, ya sabemos que las reuniones familiares dan mucho de sí, donde entran en liza personalidades de lo más dispares, máxime si se dan cita varias generaciones (como sucedía en Remake, de Roger Gual) y que más allá de fijarlo en un corto, pergeña esta película donde afloran mil historias, y donde vale tanto lo que se dice como lo que se omite, pues toda la película está abonada de silencios y miradas impagables.

Sí amigos si morir duele. Vivir también.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

25 kilates

25 kilatesDirección y guión: Patxi Amezcua.
País: España. Año: 2008. Duración: 86 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Francesc Garrido (Abel), Aida Folch (Kay), Manuel Morón (Sebas), Joan Massotkleiner (Garro), Héctor Colomé (Domingo), María Lanau (Rocío), Marc García (Adrián), Monserrat Salvador (Vicenta), Ignasi Abadal (Eugenio), Carolina Montoya (Nelly), Francisco Torrente (Chema), Ferran Terraza (Manel).
Producción: José Nolla y Quique Camín.
Música: Francis Amat.
Fotografía: Sergi Gallardo.
Montaje: Lucas Nolla.
Dirección artística: Lu Mascaró.

Con un formato parecido a cualquier capítulo de la serie El Comisario, nos hallamos en la Ciudad Condal, donde un puñado de gente lucha por cumplir un sueño, que no es otro que dar un buen palo que les permita retirarse a una vida contemplativa a disfrutar del dinero robado.

En esas anda la joven Kay y su padre Sebas, ambos dedicados al pillaje desde hace años. Tenemos a un cobrador de morosos de métodos expeditivos de nombre Abel. Están también los policías corruptos que se venden por un puñado de euros. Las vidas de Abel y Kay se entrecuzarán y ambos decidirán echar el resto, jugarse sus vidas, para hacerse con un botín que les permita dejar sus vidas, la ciudad, para que todo sea agua pasada y puedan empezar de cero, con un buen dinerito en su haber.

No hay grandes efectismos y la violencia resulta bastante brutal, plasmada en los enfrentamientos violentos que Abel mantiene con sus compañeros de profesión, cuando el jefe de este piensa que le está robando.

Un montón de rostros conocidos como el de la ya no tan joven Aida Folch, Francesc Garrido, Hector Colomé, Cuca Escribano para una historia plagada de gente de mal vivir, que entre palo y palo sobrevive como puede en una ciudad que se nos presente como hostil (no es por tanto la Barcelona de postal que mostraba Allen en Vicky Cristina Barcelona).

No es nada del otro mundo pero se ve sin apenas esfuerzo. Si bien algunos momentos hablados en catalán y sin subtitulos se me han hecho ininteligibles.

25 kilates supone el debut en la dirección de Patxi Amezcua.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg