Archivos de la Categoría 'Cine Chino'

My blueberry nights (2007, Wong Kar-Wai)

My Blueberry nightsDirección: Wong Kar-Wai.
País: Hong Kong, China y Francia. Año: 2007. Duración: 111 min.
Género: Drama.
Interpretación: Norah Jones (Elizabeth), Jude Law (Jeremy), David Strathairn (Arnie), Rachel Weisz (Sue Lynne), Natalie Portman (Leslie), Chan Marshall (Katjia).
Guión: Wong Kar-Wai y Lawrence Block; basado en un argumento de Wong Kar-Wai.
Producción: Wong Kar-Wai y Jacky Pang Yee Wah.
Música: Ry Cooder. Fotografía: Darius Khondji.
Montaje: William Chang Suk Ping.
Diseño de producción: William Chang Suk Ping.
Vestuario: William Chang Suk Ping y Sharon Globerson.

Llega finalmente a nuestras pantallas una de esas películas denominadas Invisibles por cuanto no encuentran distribución en nuestro país. Ahora un año después de su estreno en Hong Kong lo hace en España. Que una película del afamado director Wong Kar-Wai tenga estos problemas de distribución nos puede hacer plantearnos ciertas cuestiones, pues hablamos del autor de Happy Together o de la monumental 2046.

La película está rodada en los Estados Unidos con actores americanos. Son tres historias que transcurren en el interior de distintos bares, donde los protagonistas dan cuenta de sus corazones rotos y amores malogrados. En la primera historia Elizabeth llega por la noche destrozada emocionalmente a un bar donde le atiende el simpático Jeremy, una noche que dará mucho de sí, porque creará entre ellos un lazo que tratarán de fortalecer luego en la distancia, cuando ella se traslade a Memphis y luego a Nevada a trabajar como camarera.

Jeremy tratará de saber de ella, de comunicarse por teléfono llamando a todos los bares locales tratando de encontrarla, mientras se comunican con las postales que se envían.

En la segunda historia Elizabeth adopta el rol de escuchante y tras la barra del bar certifica la imposibilidad de Arnie, un policía con querencia por el beber, de recuperar el amor de la sensual Sue Lynne, una chica muy querida por los mozos locales que la cortejan, mientras ella se deja hacer, para mal del marido cómo se verá.

Luego Elizabeth mientras curra en un casino de Nevada hará amistad con Leslie una joven aficionada a jugar al poker, que nos permitirá a nosotros los espectadores dejar de lado los espacios cerrados, las luces de neón, la fotografía saturada y al ralentí, para en una suerte de road-movie darnos una vuelta por espacios abiertos, por la gran llanura americana, donde Elizabeth, demasiado buena, aprenderá una lección que quizá le sirva luego en el futuro: no te puedes fiar de nadie.

La desubicación emocional que sufren los personajes, como si bajo los pies les hubieran quitado la tierra firme y debieran andar por la vida dando palos de ciego, con muñones, incapaces de asirse a nada, deviene en un final de lo más convencional, donde el círculo se cierra para reconfortar a los más intranquilos, esos que creen que todo tiene solución y que cuando una puerta se cierra otra se abre.

Las solventes interpretaciones no salvan de la quema esta producción que me ha empalagado con su virtuosismo y recargamiento pictórico, sus ralentís, muy lejos de conseguir emocionarme lo más mínimo, a lo que quizá contribuya la mano de Lawrence Block en el guión junto al director.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Los niños de Huang Shi

poster Los niños de Huang ShiDirección: Roger Spottiswoode.
Países: Australia, China y Alemania. Año: 2008. Duración: 125 min. Género: Drama.
Interpretación: Jonathan Rhys Meyers (George Hogg), Radha Mitchell (Lee Pearson), Chow Yun Fat (Jack Chen), Michelle Yeoh (Madame Wang), David Wenham (Barnes), Guang Li (Shi Kai).
Guión: James MacManus y Jane Hawksley.
Producción: Arthur Cohn, Wieland Schulz-Keil, Peter Loehr, Jonathan Shteinman y Martin Hagemann.
Música: David Hirschfelder.
Fotografía: Zhao Xiaoding. Montaje: Geoff Lamb.
Diseño de producción: Steven Jones-Evans.
Vestuario: Gao Wenyan y Kym Barrett

Es esta una historia de superación, de no marcarse límites, de tirar para adelante, sin mirar lo que se deja atrás. La acción transcurre en China, en los años 30, en guerra con Japón. El protagonista de esta historia real, es George Hogg, periodista, el cual va a la zona de conflicto a inmortalizar con sus fotos el horror de la guerra.

Salvado de una muerta segura por Jack, de la Resistencia, George acaba recalando en un orfanato. Allí moran niños abandonados. George quiere darse el piro, pero por circunstancias de la vida acaba permaneciendo unas semanas en esa hermandad infantil.
Poco a poco George va descubriendo cosas en su interior que desconocía y movido por una fuerza irrefrenable, poco a poco va ganandose el aprecio de los niños. Les descubre la luz de las bombillas, obtiene cultivos de semillas, les fabrica una cancha pedrestre de baloncesto y va seduciendo a la doctora Lee, la cual desencantada a consecuencia de todo cuanto ha visto, ve en George, algo puro, virgen, con una determinación que la enamora.

George, visto que los niños acabarán empuñando un arma, llamados a filas, decide cruzar las montañas con ellos, a fin de recorrer más de mil kilómetros a pie, con el equipaje sobre mulas. Una empresa que se podría considerar suicida, pero que si ha llegado hasta nuestros días, es porque a veces, las menos, estas historias tienen un final feliz, con matices.

Los protagonistas son gente conocida como Jonathan Rhys Meyers (Match Point), dando vida a George Hogg, el cual se pasa buena parte de la película hablando en Chino, así que recomiendo verla en v.o para poder apreciar estos detalles), Radha Mitchell (Silent Hill, En el territorio de la bestia), Chow Yun Fat (A Better Tomorrow) como el luchador Jack Chen o Michelle Yeoh (Babylon A.D, La momia 3, Sunshine, Memorias de una Geisha, como Madame Wang, comerciante con la que George hará buenas migas. Si bien el principal problema de esta película es precisamente la poca garra que tienen los personajes. Apenas interactuan entre ellos, y todo se da por sabido. Siendo la historia de superación personal, uno espera un protagonista que conecte con el espectador. Esto no ocurre, así que lo humano queda relevado por lo estético y los sentidos complacidos por las espectaculares localizaciones.

La puesta en escena es grandiosa, la recreación de la ambientación histórica está lograda, con una banda sonora acorde a la épica de la historia. Cuenta con sus momentos dramáticos, esos que nos aflojan el lagrimal, y otros de reflexión y cuestionamiento del momento histórico en que viven y de la propia sociedad China, lastrada por su pesimismo y derrotismo existencial.

A pesar de sus casi dos horas, la historia no aburre, porque está bien narrada, dejando para el final toda la carga dramática, que poco a poco vamos intuyendo. Disfrutaremos de bellos paisajes, de montañas nevadas y tormentas de arena y pasaremos un buen rato. No es poco en los tiempos que corren.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

A better tomorrow crítica película

A better tomorrowAÑO 1987
DURACIÓN 104 min.
PAÍS: CHINA
DIRECTOR John Woo
GUIÓN John Woo
MÚSICA Joseph Koo
FOTOGRAFÍA Wong Hing Hung
REPARTO Chow Yun-Fat, Leslie Cheung, Ti Lung, Dean Shek, Emily Chu
PRODUCTORA Cinema City Film Productions

Nos dicen en el DVD que es una de las mejores películas de gangster de la historia. Quizá sea que uno está acostumbrado a ver cine occidental (El Padrino) y el oriental me suena a Chino. Podemos afirmar que es una película entretenida, pero para nada derrocha calidad. La historia no es nada nuevo. Dos hermanos tienen ocupaciones dispares. Uno se prepara para ser policía y otro trabaja para el Sindicato del Crimen. Cada uno sabe lo que hace el otro. El mafioso quiere dejarlo y en su último golpe lo trincan y va a para a la cárcel tres años. Cuando sale quiere llevar una vida normal. Pero hay gente que tiene el destino marcado con la voluntad de enmienda no basta. A resultas de la detención del mafioso el padre murió y el policía le echa la culpa a su hermano y una vez que ésta está fuera de la cárcel no quiere verle el pelo más.

John Woo busca la espectacularidad vía balística en sus películas, más allá de cualquier otra consideración. Por ello la hondura de sus personajes se matiza en su forma de disparar y en la cantidad de moretones y brechas que pueblan sus caretos. El ex-mafioso quiere ser bueno, ayudar a su hermano a acabar con el sindícato del crimen para el cual trabajaba y junto a otro compañero que está ahora también fuera de la organización criminal deciden tomarse la justicia por su mano, poner los puntos sobre las íes, y disparar a diestro y siniestro hasta no dejar ni uno con vida.

La película data de 1987 y está rodada en Hong Kong.
A John Woo estas películas le dieron buenos dividendos, se hizo muy popular en su país y le permitió dar el salto a Hollywood. Debutaría con Blanco Humano al servicio del fornido Van Damme. Luego ha hecho otros films como Face Off, The Windtalkers, Paycheck, Misión Imposible II
Chow Yun-Fat, al que vemos como un eccehomo, hizo lo mismo que Woo y lo hemos visto en películas como El Monje, Tigre y Dragón, Asesinos de reemplazo, Ana y El Rey, Piratas del Caribe 3, ….

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Siete espadas crítica películas

Siete Espadas Dirección Tsui Hark
Intérpretes Donnie Yen (Chu Zhaonan)
Leon Lai (Yang Yunchong)
Charlie Young (Wu Yuanyin)
Sun Honglei (Viento de Fuego)
Lu Yi (Han Zhibang)
Guión Tsui Hark
Cheung Chi-sing
Chun Tin Nam
Fotografía Keung Kwok-man
Música Kenji Kawai
Montaje Angie Lam
Año 2005
Nacionalidad Corea del Sur-Hong Kong-China

Si el cine porno, es una sucesión de escenas inconexas en la que hombres y mujeres, aprendices de actores, se vacían en todas y cada una de las escenas que acometen, el cine de artes marciales, o su variante Wuxia, viene a Siete Espadasser lo mismo, sólo que éstos, van vestidos y empuñan espadas u otras armas capaces de trinchar un cerdo en un abrir y cerrar de ojos.

Poco importa en este caso la historia, que es tan simple como que al prohibirse las artes marciales bajo pena de muerte, siempre hay alguien que resiste al invasor o al agresor. En este caso El Maestro de Sombra resplandeciente, junto con cuatro de sus hombres, expertos manejadores de sus prodigiosas espadas, deciden ayudar a la población de una pequeña aldea, que corre el peligro de ser borrada del mapa, como otras muchas, por Viento de Fuego y sus malvados soldados.

Las dos horas y media que dura la película es un continuo chorreo de bellas coreografías, con las que disfrutar de bellas pirivueltas circenses, a cargo de los espadachines. Incluso hay tiempo para el amor, con un hombre deseado por dos mujeres (tratado de forma superficial y con nulo desarrollo) y bellos paisajes, de inalcanzables montañas nevadas y campos floridos de gran belleza cromatística. El problema de estas grandes superproducciones es que de tanto meter la tijera al final dejan la película con dos horas y media, cuando quizá la película para ser más redonda precisaría una mayor duración (si es que la película poseía algún valor trascendente y conseguía con un mayor desarrollo cuajar esa aureola épica que se presume en el comienzo), y se consigue el resultado inverso (como ocurría con Gangs of Nueva York), pues uno se queda con la sensación de que sobra mucho metraje, cuando queda patente que la película es un sumatorio de escenas de lucha, la mayoría inverosímiles y poco más.

De la interpretación de los protagonistas tampoco se puede decir nada favorable, pues prima la correción, en todo caso, pues los actores, están más atentos de cubrirse las espaldas, merced a una excelente forma física, que de otros menesteres. Lo que queda es otra película más, de gran belleza visual, parecida a La casa de las dagas voladoras, pero con pocas virtudes para ser perdurable, pues abunda en un género muy trillado al que nada nuevo aporta. El creador de esta obra, es Tsui Hark , el cual se ha dado el gustazo de dirigir dos películas del desvencijado Jean-Claude Van-Danme

Siete Espadas IMDB | Página oficial

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

2046 (Wong Kar Wai, 2004)

2046

Dirección, producción y guión: Wong Kar Wai

Nacionalidad: China, Francia, Alemania, Hong Kong

Intérpretes: Tony Leung (Chow Mo Wan), Gong Li (Su Li Zhen), Takuya Kimura (Tak), Faye Wong (Wang Jing Wen), Zhang Ziyi (Bai Ling), Carina Lau (Lulu/Mimi)

La película forma parte de una trilogía que Wong Kar Wai inició en 1991 con Days of Being Wild y continuó en 2000 con In the Mood of Love (Deseando Amar) y que se desarrollan en Hong Kong, aunque el propio director afirma que no es una secuela, es una nueva historia que empieza donde la anterior acaba.

2046La historia trata sobre las oportunidades perdidas, como nos lamentamos mucho más por lo que no hemos hecho que por los errores cometidos y como siempre vuelve a la mente el recuerdo de lo que fue y lo que pudo haber sido. La importancia de conocer a la persona idónea en el momento preciso, que puede ser muy diferente a encontrarla en otras condiciones.

El 2046 del título hace referencia a la habitación de un hotel, en los que vive el protagonista y donde le han sucedido cosas que han marcado su vida, pero también es el título de la historia que él está escribiendo, un mundo extraño que simboliza la búsqueda de las oportunidades perdidas al que se llega en un tren atendido por unas más que aparentes azafatas androides. Eso le sirve para librarse de sus temores, ya que muchos de los pasajes se basan en sus propias vivencias.

Algo negativo: en su promoción, incluido el trailer y la portada de la edición en DVD, no se hace más que hablar de los premios obtenidos y poner las famosas frases que han dicho medios de comunicación y críticos, algo que les gusta mucho a los americanos pero que yo creo que desvirtúa bastante la calidad de una película. Sacar una frase de una crítica más extensa para dedicarla simplemente a promocionar un producto…

2046Tampoco me gusta la voz en off, puede ser porque da la impresión de ser de un documental (en la versión doblada al español, claro, porque todavía no llego a encontrarle el punto en la entonación de los actores en las versiones originales asiáticas, ¿la tienen?).

Las imágenes urbanas futuristas están muy logradas y son impactantes, recordando un poco al estilo de Blade Runner.

Entre los premios, la mejor película extranjera en los Premios del Cine Europeo y el premio FIPRESCI del Festival de Valladolid, aparte de unos cuantos en festivales por el mundo.

Enlces | En IMDB
Web Oficial | En inglés | En japonés

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg