Archivos de la Categoría 'Cine Italiano'

Anima nere (Francesco Munzi 2014)

Anime_nere_Calabria_Mafia_del_Sur_poster_español

Anima nere se ha estrenado en España bajo el nombre de Calabria, mafia del Sur. Sí, la historia transcurre cerca de la punta de la bota italiana, en la región de Calabria, donde la mafia despacha los asuntos eliminando al enemigo.

La película confirma que a veces la única solución pasa por quitarse del medio. A esta conclusión llega un pastor de Calabria que se gana la vida honradamente mientras que sus dos otros hermanos viven al margen de la ley.

Cuando el hijo del pastor se deja seducir por la forma de vida de sus tíos y acaba mal, es decir, muere, el pastor ve que la mala hierba nunca muere y decide tomarse la justicia por su mano, arremetiendo no contra quienes han matado a su hijo, sino contra quienes le han abocado a esa situación.

Rodada de manera sobria, sin efectismo, resulta dramática y bastante descripitiva en cuanto a la forma de proceder de esa mafia calabresa.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Dos días una noche (Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne 2014)

www.cuak.com

www.cuak.com

Los hermanos Dardenne siguen metiendo una y otra vez el dedo en la llaga con cada una de las películas que realizan. Cine social, respaldado unánimemente tanto por la crítica como por el público.

En esta ocasión la pregunta que nos plantean es. ¿Estarías dispuesto a renunciar en tu trabajo a un bono de 1.000 euros a cambio de que una compañera de trabajo, que está a punto de ser despedida, mantuviera su puesto de trabajo?.
La empresa es una PYME, no una multinacional deshumanizada e impersonal, sino una empresa familiar donde para bien o para mal se conocen todos.

La empresa la integran 16 empleados, 17 contando a la protagonista, Sandra. La cual recibe el viernes la noticia de que va a ser despedida, tras una votación realizada, en la que la mayoría de sus compañeros han optado por el bono.
Tras insistir a su jefe, éste accede a realizar una nueva votación, secreta, el lunes, de tal modo que si una mayoría quiere que Sandra permanezca,renunciando al bono, él acatará la decisión.

Sandra dispone entonces de todo el fin de semana para visitar a todos sus compañeros y compañeras de trabajo, de muchos de los cuales no sabe donde viven y cuya dirección debe buscar en la guía telefónica o bien lograr las direcciones a través de otros compañeros, en un carrera frenética contra el reloj.

El problema es que Sandra acaba de salir de una baja de varios meses por depresión y sus jefes han llegado a la conclusión de que se puede hacer el mismo trabajo con 16 personas (aunque sea preciso recurrir a alguna hora extra) que con 17 y que por tanto no les es necesaria (no olvidemos que para cualquier empresa, grande o pequeña, la contratación de personal y el gasto que acarrea es un mal mayor, de ahí que se traten de ajustar las plantillas al máximo)

Gracias a la ayuda del marido de Sandra (ayuda ofrecida en parte de forma interesada, en cuanto que vivir únicamente con el sueldo de él les obligaría a dejar la casa y volver a una vivienda social y en parte desinteresada, fruto del amor que siente por su mujer y la necesidad de verla restablecida, útil, valiente, animosa), ésta encuentra en su interior la determinación y el empuje necesario para dar la cara, aunque se la partan, yendo al encuentro de sus compañeros de trabajo, fuera del recinto físico donde conviven varias horas al día.

Sandra baja la calle, coge el autobús y va al encuentro de ellos en sus domicilios, en la calle, en los lugares donde trabajan de forma clandestina, en canchas de fútbol donde ejercen como entrenadores, en lavanderías del barrio, en zonas periféricas, y una vez allí, cara a cara, les pedirá mirándoles a los ojos, con un nudo en la garganta, que renuncien al bono a cambio de que ella no pierda su puesto de trabajo.
Situación que para los interpelados va mucho más allá de dar un sí o un no, o un ya me lo pensaré como respuesta, porque esa decisión adoptada, tendrá una trascendencia, porque esa respuesta es algo que los definirá como seres humanos, que los hará sentirse orgullosos o viles, donde habrán de poner en claro qué es lo importante en este asunto, si lo humano, si lo crematístico o incluso lo divino, porque hay quien tomará su decisión en base a sus creencias religiosas, encaminadas al buen proceder, a seguir el camino de la justicia, de lo que considera cada cual como correcto.
Una pregunta cuya respuesta no es fácil, ya que el sí o el no, no es algo objetivo, dado que la respuesta de cada uno está en función, depende, de quién es la persona que se va a la calle, de quien es la persona que te pide que hagas ese esfuerzo económicos. Para unos Sandra, es un compañera de trabajo y nada más. No sienten pues ninguna relación especial con ella e incluso hay quien la ve como una jeta, la cual tras estar de baja por depresión (enfermedad que suscita muchas suspicacias en terceras personas), ahora les pide que renuncien a un dinero a cambio de su permanencia, cuando ésta ni les va ni les viene. En otros casos, votar por ella le supondría al votante (con pocos meses en la empresa) que la renovación de su contrato estuviera en el aire en el futuro, y también hay historias de fondo, de solidaridad laboral pretérita, donde Sandra arriesgó entonces su puesto por defender a a un compañero, que ahora tiene la oportunidad de devolverle el favor, para no caer muerto de la vergüenza. Como se verá, la decisión de cada uno, ya no es una cuestión de dinero o no, pues todos mantienen un estatus laboral y económico precario (clase media-baja), y excusas para negarse siempre encontrarán, tantas como para ayudar a Sandra.

Sandra lucha con coraje por su puesto de trabajo, por su dignidad, pero a su vez tiene la sensación de que esto que hace no es otra cosa que mendigar, que si la gente la apoya, es por compasión, por pena, solidarizándose con su desgracia y desamparo.

La película rehuye lo maniqueo y es todo lo compleja que se quiera, tratando de abarcar en su galería de personajes, tantas situaciones como pueden darse en la realidad, rehuyendo también de lo sentimental, lo que no impide que Sandra no pueda menos que llorar a cada rato, dudando de sí misma, encontrando no obstante la fuerza para pelear, para luchar, para dar la cara y no esconderse, ni huir y anularse bajo la ingesta de pastillas, para hacer valer su dignidad (eso que nos caracteriza y ennoblece), y ahí la película es inapelable, potente, bella y necesaria.

Si Sandra consigue mantener después de su periplo de fin de semana, de su vía crucis particular, su puesto de trabajo o no, llegado el caso, no importará, no será determinante.

Sandra supera (o va camino de superarla) la depresión gracias a la confianza que encuentra en su interior para plantar cara (o mirar a los ojos) a sus compañeros, a su jefe, para defender sus convicciones y su puesto de trabajo, para en definitiva (!menudo final!) ser consecuente de sus actos u omisiones.

Marion Cotillard

Marion Cotillard

Marion Cotillard deja el star-system americano, vuelve a la patria gala, se pone el mono de faena, se mete en el papel de lleno y borda su interpretación. La película es sobresaliente entre otras cosas gracias a su natural, espontánea y sentida interpretación, la cual no puede ser más veraz, intensa y creíble. Sandra, es ya, por derecho propio, una heroína moderna.

No tenéis excusas para no verla. O sí, pero de todas modos, verla.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Il capitale umano (Paolo Virzí 2013)

Il capitale umano cartel película

Regia: Paolo Virzì Sceneggiatura:Francesco Piccolo, Francesco Bruni, Paolo Virzì
Año: 2014 País: Italia Durata: 109 min Genere: Drama Intérpretes: Fabrizio Bentivoglio, Valeria Bruna Tedeschi, Valeria Golino, Valeria Bruni Fabrizio Gifuni, Luigi Lo Cascio, Bebo Storti, Gigio Alberti, Giovanni Anzaldo ,Matilde Gioli, Guglielmo Pinelli
Ester: Pia Engleberth

Digamos que los ricos también lloran. Partiendo de la base de que los pobres infelices también lo hacen. Este capital humano que da nombre al título de la película y cuyo concepto se explica al final del film, ¿viene a decirnos que no todos somos iguales?. Es evidente que ha habido y habrá siempre clases sociales y que en todas ellas cuecen habas. En la película se mezclan las existencias de personas de distintos estratos.

Por una parte tenemos a una familia, formada por un matrimonio y su hijo adolescente, que viven en un caserón a las afueras de Milán, en una montaña. Su casa es casi un palacio, grande, con piscina climatizada en el sotano, con una habitación para ver películas, y esa clase de cosas que tienen los ricachones. El padre de familia viaja mucho, está metido en mil negocios, y no tiene tiempo ni ganas para atender a su mujer y su hijo. La mujer, a la que el marido trata como una estúpida consentida, se dedica al “dolce far niente” y mantiene algún devaneo sexual con un director que la tachará de diletante ante su caprichosa conducta. El hijo de ambos, es un adolescente, mimado y caprichoso que está enamorada de una joven, cuyos padres son de clase media. El padre de la joven trabaja en una inmobiliaria, y se deja seducir por la vida de oropel que llevan los padres del novio de su hija, y tras mucho dar la tabarra, logrará poner todo lo que tiene y lo que no tiene (gran invento es el préstamo) en un fondo de inversión, que lo dejará pelado, a las primeras de cambio, con un futuro incierto, su mujer embarazada, y él, de padre nuevamente, frisando la cincuentena. La hija de ambos, se cansa del niño pijo y se va al otro lado, hacia un joven con tendencia suicida, del que se enamorada perdidamente, y trata de redimirlo, de darle una oportunidad. Y miren ustedes por donde, lo consiguirá, no sin que haya una buena tragedia por medio.

La película resulta muy luminosa, por sus tonos blanquecinos. Las interpretaciones son decentes, pero el guión me resulta flojo. Creo que abunda en los tópicos, en lo manido y trillado, y ahí se echa en falta algo más original, más creíble y verosimil, sin tener en cuenta esa tendencia al momento definitivo, que se ofrece al ralentí, dándole más enfasis si cabe. Se habrá llevado muchos premios, pero me resulta una película falsa y complaciente, tan burguesa como los personajes que nos presenta.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Tú y yo (Bernardo Bertolucci 2012)

Io e te

Película: Tú y yo. Título original: Io e te. Dirección: Bernardo Bertolucci. País: Italia. Año: 2012. Duración: 103 min. Género: Drama. Interpretación: Jacopo Olmo Antinori (Lorenzo), Tea Falco (Olivia), Sonia Bergamasco, Veronica Lazar, Tommaso Ragno, Pippo Delbono. Guion: Niccolò Ammaniti, Umberto Contarello, Francesca Marciano y Bernardo Bertolucci; basado en la novela de Niccoló Ammaniti. Producción: Mario Gianani y Lorenzo Milei. Música: Franco Piersanti. Fotografía: Fabio Cianchetti. Montaje: Jacopo Quadri. Diseño de producción: Jean Rabasse. Vestuario: Metka Kosak.

Io e te, novela escrita por Nicolo Ammaniti fue llevada a la pantalla grande en el 2012 por Bernardo Bertolucci, quien llevaba ya unos cuantos años sin rodar por Italia.

El libro de Ammaniti es muy bueno. Breve pero intenso. Al pasar del papel al fotograma se pierde muchísimo de la materia narrativa que hacía de la obra de Ammaniti algo vibrante, potente y dramático.

El protagonista es Lorenzo, un joven adolescente quien por un lado quiere formar parte del rebaño y al mismo tiempo quiere preservar su individualidad, su espacio, su identidad. Cuando en su instituto llega la Semana Blanca, Lorenzo, se despide de su madre, la cual lo imagina horadando la nieve con sus skies, cuando lo que no sabe es que su hijo estará durante todo ese tiempo escondido en el sotano del inmueble en el que residen.

Al poco de tomar posesión del terreno, de un sotano que tiene las dimensiones de un apartamento de cuarenta metros, con baño y todo, Lorenzo recibe la visita de su hermanastra, Olivia, a la que hace años que no veía.

Io e Te

Como la soledad es muy puñetera y ambos se ven obligados a estar juntos bajo un mismo techo, comienzan las confidencias, los ratos compartidos, la recuperación de la memoria, de los recuerdos, y algo va creándose entre ellos, fortaleciendo esos lazos fraternales, que aunque débiles siempre estuvieron allí, agazapados, esperando su oportunidad. Olivia está enganchanda a las drogas y cuando no se pone, tiene el mono, y le asquea tener al lado a Lorenzo, viéndola en ese estado crítico, patético.

En el libro Ammaniti logra con muy pocas palabras crear un personaje, en la película, a pesar de no ser muy larga, cuesta llegar al personaje, ir más allá de las epidermis, de los granos, del pelo enmarañado, de un cuerpo quebradizo y llegar a ese punto donde se cuecen las emociones y se pergeñan los sentimientos.

Las interpretaciones de Jacopo Olmo Antinori (Lorenzo), Tea Falco (Olivia) son buenas, a pesar de que ambos, son casi nuevos en la profesión. Como una forma de abordar la adolescencia la película resulta interesante. Algo similar a lo que ocurría en 15 años y un día, que sin ser producciones redondas, merecen un visionado.

Trailer de Io e Te

El temazo de David Bowie, Ragazzo solo, ragazza sola.(1970)

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

This must be the place (Paolo Sorrentino 2011)

This must be the place cartel película SorrentinoPelícula: Un lugar donde quedarse (This must be the place). Título original: This must be the place.
Dirección: Paolo Sorrentino.
Países: Italia, Francia e Irlanda.
Año: 2011. Duración: 118 min.
Género: Comedia dramática. Interpretación: Sean Penn (Cheyenne), Frances McDormand (Jane), Eve Hewson (Mary), Judd Hirsch (Mordecai), Kerry Condon (Rachel), Harry Dean Stanton (Robert Plath), Joyce Van Patten (Dorothy Shore), David Byrne (él mismo), Olwen Fouéré (madre de Mary), Shea Whigham (Ernie Ray).
Guion: Paolo Sorrentino y Umberto Contarello; basado en un argumento de Paolo Sorrentino. Producción: Francesca Cima, Nicola Giuliano y Andrea Occhipinti. Música: David Byrne, con letras de Will Oldham.
Fotografía: Luca Bigazzi. Montaje: Cristiano Travaglioli. Diseño de producción: Stefania Cella. Vestuario: Karen Patch

A Paolo Sorrentino merece la pena seguirle la pista. Quién haya visto sus anteriores trabajos: L´uomo in piú, Le conseguenze dell´amore o Il divo sabe que Sorrentino tiene un mundo propio, su propio universo.

Esto en sí mismo no es bueno ni malo, pero testifica su singularidad como artista, que lo es.

En esta película Sorrentino decidió cruzar el charco e irse a rodar a los Estados Unidos, contando como protagonista principal con Sean Penn, el cual ya sabemos que no le tiembla el pulso a la hora de elegir sus papeles.

Aquí Penn encarna a Cheyenne un hombre cincuentón, que hace 30 años triunfó en la música, hasta que lo dejó, atormentado con la muerte de dos fan que se suicidaron quizá influenciados por sus letras góticas, tristes, deprimentes. Lo estético se volvió existencial o mejor, dejo de ser existencia gracias a la música y Penn desde entonces carga no solo con esa cruz, sino también con el hecho de no haber visto a su padre en treinta años, y volver a reencontrarse con él en un tanatorio.

Cheyenne sale de Dublín, donde vive junto a su mujer, para saldar las deudas con su pasado. En el entierro de su padre, judío, descubre cómo este sufrió la humillación por parte de un nazi, en campo de concentración, el cual todavía vive en una caravana en medio de la nada.

Sí, el viaje exterior, esa travesía por unos Estados Unidos inmensos, de carreteras interminables, donde el gris del asfalto se funde con el horizonte, supone a su vez un viaje interior en Cheyenne que debe mudar la piel, o más bien desprenderse de su máscara, vaciar lo estético para que aflore lo existencial, dejar esa depresión y tristeza que lo lastra, para soltar lastre, recuperar el cariño de su padre a través de un acto heroico y nada más heroico que una venganza. Y luego seguir viviendo.

Sorrentino logra hipnotizar, con esa combinación alquímica, de imágenes y música (una banda sonora de David Byrne brillante). Ciertos encuadres son de la marca Sorrentino, también su forma de arañar las historias, de mostrar seres descarnados, perdedores, que llevan su cruz a cuestas o en este caso una maleta con ruedas.

La escena en la que Cheyenne conversa con un hombre tatuado en la barra de hablar acerca de la bondad y la compasión es impagable.

Grazie Sorrentino.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Filmoteca Rafael Azcona en Logroño Programación mayo 2012 Sala Gonzalo de Berceo

Con este nuevo proyecto, el Gobierno de La Rioja quiere rendir un homenaje a uno de los más grandes guionistas del cine español. En 2007 fue reconocido con el Galardón de las Artes Riojanas.

La Filmoteca contribuirá a revitalizar la oferta cultural riojana a través del cine y de las artes audiovisuales.

Presentación del Consejero de Educación, Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán

Rafael Azcona se lamentaba con negro desparpajo en su Piropito a Logroño de la morriña que le producía llevar ya cuatro años largos fuera de la capital riojana, distancia temporal que le había llevado a aprender a apreciar mejor sus calles, sus paseos, sus bares y cafeterías. Decía Rafael: “¡Qué gran verdad es que sólo al perder las cosas alcanzamos a comprender todo lo estupendo que era poseerlas, demonio!”

Efectivamente, ¡qué gran verdad! Ahora que nuestro recordado paisano lleva cuatro años lejos no ya de Logroño, sino de todo lugar posible, es cuando más se acrecienta la percepción de lo estupendo que era tenerle por estos lares terrenales.

Menos mal que aparte de su recuerdo nos queda su obra, que merece ser revisada desde todos losacercamientos y enfoques que permita. Junto a ella, la afición que el público riojano ha demostrado siempre por disfrutar del séptimo arte, tal como atestiguan los altos niveles de asistencia a los diversos ciclos que se programan en nuestra geografía.

Para atender a estas dos querencias, el Gobierno de La Rioja ha decidido poner en marcha este proyecto cultural, esta filmoteca, en la que pueda establecerse una programación continuada de exhibición fílmica y en la que puedan encardinarse acciones diversas dirigidas a la difusión, preservación y mejor conocimiento del legado cinematográfico no sólo del genial Rafael, sino de otrostantos grandes autores con los que él puede codearse sin sonrojo alguno.

Por añadidura, una sala también muy querida por el público, como es la sala Gonzalo de Berceo, se convierte en punto de referencia principal para este proyecto.

Nos esperan estupendas sesiones de cine. Tan sólo queda que todo el que lo desee vaya ocupando su butaca.

Conoce a Rafael Azcona

Vía | Gobierno de La Rioja

Programación Filmoteca Rafael Azcona Mayo 2012

Programación de mayo

La Filmoteca presenta en el mes de mayo estos dos ciclos de películas:

EUROPA
MIRADAS PERIFÉRICAS. El cine italiano del S. XXI


EUROPA

Martes 8 de mayo 2012, 20:15 h

Redención. (Tyrannosaur)” Reino Unido. 2011. 91 min. V.O.S.E. Dirección: Paddy Considine

SESION ESPECIAL CON MOTIVO DEL “DIA DE EUROPA”

Miércoles 9 de mayo 2012, 17:15 h

Arrugas“. España. 2011. 80 min. Dirección: Ignacio Ferreras

Martes 15 de mayo 2012, 20:15 h

The Turin Horse“. Hungría / Francia / Suiza / Estados Unidos / Alemania. 2011. 146 min. V.O.S.E. Húngaro. Dirección: Béla Tarr

Martes 22 de mayo 2012, 20:15 h

“Las malas hierbas. (Les herbes folles)”. Francia 2009. 104 min. V.O.S.E. Francés. Dirección: Alain Resnais

Martes 29 de mayo 2012, 20:15 h

“El mundo es grande y la felicidad está a la vuelta de la esquina. (Svetat e golyam i spasenie debne otvsyakade)”. Bulgaria 2008. 105 min. V.O.S.E. Búlgaro. Dirección: Stephan Komandarev

MIRADAS PERIFÉRICAS. El cine italiano del S. XXI

Miércoles 9 de mayo 2012, 20:15 h

“L’uomo che verrà”. Italia. 2009. 107 min. V.O.S.E. Dirección: Giorgio Diritti.

Miércoles 16 de mayo 2012, 20:15 h

“Il resto di niente”. Italia. 2003. 103 min. V.O.S.E. Dirección: Antonietta de Lillo.

Miércoles 23 de mayo 2012, 20:15 h

“Sangue vivo”. Italia. 2000. 95 min. V.O.S.E. Dirección: Edoardo Winspeare.

Miércoles 30 de mayo 2012, 20:15 h

“L´aria salata”. Italia. 2006. 87 min. V.O.S.E. Dirección: Alessandro Angelini.

Datos de interés

Las películas se proyectarán en la Sala Gonzalo de Berceo de Logroño, que cuenta con un aforo de 215 butacas.

El precio de las entradas es de 2,5 euros. Las entradas se venderán en taquilla una hora antes del comienzo de la sesión.

Una vez comenzada la sesión no se permitirá la entrada a la sala.

Todas las películas se proyectarán en versión original y subtituladas al castellano si éste no es el idioma de la película.

La programación anunciada podría sufrir variaciones que se anunciarían con anterioridad.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Ruggine (Daniel Gaglianone) (2011)

Ruggine poster peliculaDirector: Daniele Gaglianone
Guión: Daniele Gaglianone,Giaime Alonge, Alessandro Scippa
Fotografía: Gherardo Gossi
Montaje: Enrico Giovannone
Elenco: Valeria Solarino (Cinzia), Filippo Timi (Dr. Boldrini), Stefano Accorsi (Sandro), Valerio Mastandrea (Carmine), Giampaolo Stella, Giuseppe Furlò, Giulia Coccellato, Giacomo Del Fiacco, Leonardo Del Fiacco, Annamaria Esposito, Alessia Di Domenica, Giulia Geraci, Michele De Virgilio, Anita Kravos, Cristina Mantis.
Diseño de vesturario: Lina Fucà, Francesca Tessari
Genero: drammatico Duración: 109 minutos
País: Italia Año: 2011

Ruggine supone la adaptación cinematográfica del libro homónimo de Stefano Massaroni. Una historia que transcurre en el norte de Italia en los años 70, en la periferia de una ciudad, adonde se trasladarán junto a sus familias del sur unos niños que jugarán en las vísceras de un castillo oxidado de metal de una antigua cantera. Allí se dan cita varios niños y niñas entre ellos los tres protagonistas; Cinzia, Carmine y Sandro.

La historia avanza con continuos saltos adelante y atrás en el tiempo. Así no tardaremos mucho en descubrir que Cinzia es ahora una guapísima profesora de arte que trabaja desde hace pocos meses en un instituto, quien tiene sus más y sus menos en un claustro con otros profesores que banalizan el tema de los abusos a las menores, como es el caso de una alumna a la que están evaluando. Carmine, el bronco niño moreno es ahora un hombre que dilapida su vida dentro de un bar, bebiendo y fumando atormentado por su pasado. Finalmente Sandro, el niño de la sempiterna tos, es ahora un padre de familia dispuesto a exorcizar sus demonios infantiles, dedicando a su hijo todo el tiempo y la ternura que su padre nunca le brindó.

A ese mundo donde las mujeres únicamente hacen hijos y salsa di pomodoro (como le cuenta Cinzia a Sandro mientras le da un beso al inicio de la película), donde los hombres se muestran rudos y los niños pasan el tiempo jugando al aire libre en las campas, fuera del hogar, llega un nuevo pediatra, el médico Boldrini, de rostro pétreo y duro quien va manifestando su enajenación y pedofilia al tiempo que crea la tragedia al violar y matar a dos niñas. Es Boldrini ese dragón negro de los juegos de Claudio, que asusta a los niños y que estos lo calan desde su llegada.

En un ambiente tan hostil y violento a menudo las cosas solo pueden resolverse de una manera, como finalmente se verá. Si la ambientación pasada resulta atractiva y envolvente, en el tiempo presente la historia apenas avanza y resulta trabada, de ahí que a Carmine solo lo veamos en el bar, a Cinzia en el claustro de profesores y a Sandro en su casa jugando con su vástago. Tanto ir y venir en el tiempo nos hace prever que aquello tendrá algún sentido. Así que recomiendo ver los títulos de crédito finales pues ahí la película sigue y el círculo se cierra.

Tanto los actores más jóvenes como los adultos dan consistencia a la película. Valerio Mastrandrea da buena nota de su versatilidad, Valeria Solarino (Viola di mare, Che ne sará di noi) de su belleza y sensibilidad, Stefano Accorsi ha superado ya su rol de chico guapo para mostrarse como un padre entregado y de Filippo Timi resulta monstruoso y brillante.

Me ha gustado mucho la música de Vasco Brondi de “Le Luci della Centrale Elettrica“, acompañando a la perfección cada escena, sugiriendo muchas emociones. Dirige Daniele Gaglianone (La Ferita, I nostri anni, Pietro).

Una película, Ruggine, que expone con acierto y sensibilidad los estragos causados por las experiencias infantiles y la diversas maneras de afrontar cada uno la vida adulta con esas heridas o cicatrices.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Algunos días de septiembre (Santiago Amigorena 2005)

Algunos días de septiembre poster películaDirección y guión: Santiago Amigorena.
Título original: Quelques jours en septembre
Países: Italia, Francia y Portugal.
Año: 2005. Duración: 110 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Juliette Binoche (Irène), John Turturro (William Pound), Sara Forestier (Orlando), Tom Riley (David), Nick Nolte (Elliot), Mathieu Demy (joven banquero), Saïd Amadis (banquero anciano).
Producción: Paulo Branco.
Música: Laurent Martin. Fotografía: Christophe Beaucarne.
Montaje: Sarah Turoche. Diseño de producción: Emmanuelle Duplay.
Vestuario: Isabelle Baudry.

Hablamos de una película francesa del año 2005, que transcurre buena parte de ella en una desconocida Venecia, carente de su consustancial glamour. Sí, hay canales y vemos la Plaza de San Marcos pero más que nada se nos muestra habitaciones y azoteas bajo un cielo sucio y gris. Estamos en el año 2001, diez días antes del atentado contra las Torres Gemelas. Elliot es un espía americano que ha decidido desaparecer del mapa. Tiene información de primera mano sobre lo que ocurrirá el 11 de septiembre (lo que coincide con información oficial según la cual el Gobierno Americano estaba al tanto del posible atentado, sin que tomara cartas en el asunto y evitara lo sucedido. Tras aquello surgió la -war on terror-, la criminalización de los árabes y un desangramiento de la economía americana en las invasiones emprendidas en Irak y Afganistán que ha dejado a los americanos en la bancarrota).

Elliot contacta con Irene, agente secreta francesa con quien trabajó en el pasado y a quien le pide un favor. Quiere el espía reunir a su hija Orlando a quien dejó abandonada hace años con su hermanastro David. La idea es que estos reciban un dinero como herencia si a su padre le sucede algo, lo cual es muy probable habida cuenta de la información con la que cuenta, información sobre la cual se mueven importantes cantidades de dinero.

Irene cumple su misión y cual si de una road movie se tratara decide moverse en tren con los dos jóvenes a Venecia donde han concertado un encuentro con Elliot. La historia resulta extravagante y la manera en la que está rodada también. Se inicia y finaliza la historia con planos desenfocados. Irene deja a menudo sus gafas a un lado, para poder ver las cosas de otra manera. El espectador va a su vez atando cabos, sorprendido de ver como hay un asesino, un tal Pound, personaje excesivo, que exorciza sus demonios de charla al móvil con su psiquiatra, al tiempo que mata a sus víctimas y se regala los oídos con lecturas de los clásicos.

A su vez, como es de esperar, la relación inicial de Orlando y su hermanastro David no es buena. Una es francesa y el otro americano y tienen muchas cosas que reprocharse entre ambos. Ahí la película resulta bastante plomiza. Luego, el conocimiento mutuo, el marco embriagante de la ciudad de Venecia, el tiempo libre y demás circunstancias hace que surja la pasión entre ambos. Si el sexo es bueno, el incesto es aún mejor, dice David a modo de broma.

No nos hallamos ante una película de espías, ni de intriga, tampoco una comedia o un melodrama, no es un thriller político, ni un film denuncia. Algunos días de septiembre es más bien una singular propuesta con la que Santiago Amigorena que debuta en la dirección quiere demostrar que lo que vemos, con gafas o sin ellas, se nos ofrece como una nebulosa inextricable, que la desinformación y las mentiras lo contaminan todo y que nada es lo que parece. Por eso los espías, los asesinos y las agentes secretos parezcan un chiste, nada creíbles y la mismo tiempo veraces, desprendido todos ellos de la aureola que el cine ha otorgado siempre a estas profesiones.

La fotografía aséptica y estilizada, a tono con el cielo gris y plomizo en el que se mueven los personajes contribuye a aumentar la tensión del inminente final y tiene al mismo tiempo algo magnético como de péndulo ensimismador. Juliette Binoche brilla en cualquier papel, incluso aquí, encarnando a una peculiar agente secreto, está magnífica. Turturro me resulta muy pasado de rosca, en un papel excesivo, muy marcado, mientras que Nick Nolte, se asoma por la pantalla, si bien no aparece en el poster de la película. Los jóvenes, Tom Riley (que debutó con este film) y Sara Forestier (El Perfume), cumplen sobradamente.

Para coleccionistas de rarezas y singularidades esta producción francesa colmará el ánimo de los insacaibles cinéfilos que busquen experimentar sensaciones nuevas lejos del olor de la pólvora y del frenesí de alocadas persecuciones. Sí, otro cine es posible.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

El infierno (Danis Tanovic 2005)

El infierno poster películaDirección: Danis Tanovic.Países: Francia, Italia, Bélgica y Japón.
Año: 2005.
Duración: 98 min. Género: Drama.
Interpretación: Emmanuelle Béart (Sophie), Karin Viard (Céline), Marie Gillain (Anne), Guillaume Canet (Sébastien), Carole Bouquet (la madre), Jacques Gamblin (Pierre), Jacques Perrin (Frédéric), Miki Manojlovic (el padre), Maryam D’Abo (Julie), Gaëlle Bona (Joséphine), Dominique Reymond (Michelle), Jean Rochefort (Luis).
Guión: Krzysztof Piesiewicz; con la colaboración de Agnieszka Liepiec Wròblewska; basado en la trilogía “Paraíso, infierno, purgatorio” de Krzysztof Kieslowski y Krzysztof Piesiewicz.
Producción: Cédomir Kolar y Marc Baschet. Música: Danis Tanovic y Dusko Segvic.
Fotografía: Laurent Dailland. Montaje: Francesca Calvelli.
Diseño de producción: Aline Bonetto. Vestuario: Caroline de Vivaise.

Pocas cosas laceran tanto el alma humana como un amor no correspondido. Tras unos títulos de crédito ciertamente perturbadores vemos a un hombre salir de la cárcel. El mismo que irá a su domicilio para ver como su mujer lo desdeña. Al tratar de ver a sus tres hijas, la primera se lo impide, para acabar el hombre defenestrándose, muriendo instantes después.

Pasa el tiempo y ahora vemos las existencias de tres mujeres; Céline, Sophie y Anne. Son las tres hermanas del comienzo. Céline vive sola, y los fines de semana se traslada en tren a ver su madre que vive en una residencia de ancianos. Las rutinas se repiten semanalmente y la madre, se comunica con su hija a través de notas en un papel. La segunda ve como su marido le es infiel, y la tercera es una estudiante universitaria que mantiene un affaire con uno de sus profesores, casado y cuya hija es amiga suya.

El nexo de unión de las tres es que ambas no tienen lo que desean. Céline es objeto de la persecución de un hombre algo más joven que ella que la asalta en un bar, próximo a su casa. Finalmente Céline llega a la conclusión de que el hombre la desea. Está equivocada como se verá. Eso le conmocionará. A su vez Sophie, constata como su marido le es infiel con una cliente. Más que deseos de venganza, Sophie se mueve en los territorios de la degradación, en los contornos afilados de la bajeza, llegando incluso a oler el cuerpo desnudo de la amante con la que su marido acaba de yacer en un hotel. Sophie quiere dejarlo, pero no puede, lo odia, lo rechaza, pero al mismo tiempo quiere retenerlo, poseerlo, lograr que él se derrame en ella. Vano intento. Finalmente, Anne, quiere que esa aventura que mantiene con su profesor sea algo más. Locamente enamorada de su maestro, sin él su vida es un barco a la deriva, un horizonte plagado de nubes negras, un arcoiris monocromo, una ambiente enrarecido, un desequilibrio que solo su presencia, sus palabras, su aliento logra mantenerla con vida. Está enamorada de cabo a rabo. Pero el profesor tiene una vida hecha y para él, esa aventura es un pasatiempo, un yacer con un cuerpo turgente, un regalo del presente, no una inversión para el futuro

Así las cosas, las tres hermanas constatan que un amor correspondido duele, frustra, deprime, las hace languidecer, vadear por la locura.
Como corolario, en una reunión que las tres hermanas mantendrán con su madre, sacará a la luz algo del pasado de su padre, que si a priori debería cambiar las cosas, queda claro que uno se cree su historia, equivocada o cierta y a menudo no deja lugar para el arrepentimiento. Queda para el espectador una drama, bien narrado e interpretado, el cual no deja tanta huella como debería habida cuenta de lo que hay en juego.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Baciami ancora (Gabriele Muccino 2010)

Baciami ancora * Año: 2010 * Género: Drama / Amor
* País: Italia / Francia * Duración: 139 minutos
* Título Original: Baciami Ancora * Dirección: Gabriele Muccino
* Producción: Domenico Procacci * Guión: Gabriele Muccino
* Fotografía: Arnaldo Catinari * Música: Paolo Buonvino
Stefano Accorsi Carlo Vittoria Puccini Giulia
Pierfrancesco Favino Marco Claudio Santamaria Paolo
Giorgio Pasotti Adriano Marco Cocci Sabrina Impacciatore Livia
Primo Reggiani Lorenzo Lina Bernardi Madre de Paolo Adriano Giannini Simone Valeria Bruni Tedeschi Adele

Han pasado diez años del estreno de L´ultimo bacio. Ahora dos lustros después nos encontramos a los mismos personajes, que superan ya los cuarenta.
Si echamos una vistazo al poster de la última película comentada, también italiana, apuntar que los tres que aparecen en dicho poster; Accorsi, Pierfrancesco Favino y Vittoria Puccini, trabajan también en esta producción.
La película muestra a un grupo de hombres y mujeres que no tienen muy claro hacia donde se dirigen. Carlo está divorciándose de Giulia con quien tiene una hija, mientras que se va acostando con diversas mujeres, para constatar lo que se temía; que Giulia es la mejor de todas. A su vez Giulia comparte su vida con Simone, actor que se las ve y se las desea para conseguir un papel quien quiere tener un hijo con Giulia a quien esto no le hace nada de gracia. Carlo hará todo lo posible para recuperar el amor de Giulia y un trance bastante surrealista posibilitará esta acción.
Luego tenemos a Marco y a su mujer, quien le deja para irse con un músico que tras dejarla embarazada la mandará a freír churros, pues en teoría ella no puede concebir, luego ella decide volver son su marido. Está también Paolo quien sufre de esquizofrenia. Está enamorado de Livia que no acaba de ver clara su relación. Y pasará lo que todos nos imaginamos. E
Tenemos a Adriano, quien necesita un buen peluquero y que dicho sea de paso es el ex-marido que sale de la cárcel mientras quiere recuperar el cariño de su hijo, mientras se enamora de Adele, con quien decide que no haya mentira alguna en el zurrón, a fin de que su relación no se cimente sobre la mentira.

El caso es que todos ellos no saben estar sin amarse y odiarse, pero con un claro miedo al compromiso, en un maniqueísmo que resulta muy cargante. A su vez, hay cierto tufillo moralista, un toque de cuanto de hadas, donde Carlo que ejerce de narrador, y nos hace partícipes de su inmenso amor hacia Giulia, lo cual no le impide mientras tanto dar rienda suelta a sus ansias con quien tiene más a mano (demencial el papel de su amante). A pesar de ser una película de muchos personajes, que busca la coralidad, la poco argamasa de un guión muy poco consistente, deja simplemente secuencias que buscan una y otra vez tocar la fibra del espectador por la vía rápida, sin matices, como si de anuncios se tratara, donde la vida de una persona se pudiera despachar de una pincelada, conformando un producto banal y perecedero.

Ni me gustó L´ultimo baccio ni me ha gustado esta secuela. Lo siento, no cuela.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg