Archivos de la Categoría 'Cine Suizo'

En la estela de la noche (Im Sog der Nacht 2009)

En la estela de la nocheTítulo: En la estela de la noche
Título original: Im Sog der Nacht
País: Alemania – Suiza
Año: 2009
Duración : 85 minutos
Productora: Paycom
Director: Markus Welter
Género: Suspense, Thriller
Guión: Moritz Gerber
Reparto: Nils Althaus (Roger), Lena Dörrie (Lisa), Stipe Ercep (Chris), Urs Bihlerr, Samuel Weiss, Nina Hesse Bernhard, Mia Hesse, Martin Ostermeier, Manfred Liechti, Thomas Douglas y Lisa Susanne Bentzien.

En esta película suizo-germana nos encontramos con un trío de jóvenes que decidirán salir de su letargo existencial (o más bien del día a día anodino, gris y reiterativo, de cualquier persona corriente) atracando nada menos que un banco. Roger ve como su novia lo manda a paseo y nada mejor, piensa, que superar una separación que volándose la tapa de los sesos. La cosa no va según lo previsto y en lugar de materia gris, Roger se vuela media oreja, adquiriendo un tono Van Goghiano. Mientras el hombre practicaba con su escopeta, en el piso de arriba, Lisa y Chris estaban sofocando su ardor sexual. Alertados por el disparo acuden a casa de Roger y le curan. Luego, los tres se irán de juerga, para poco después, dado que parece que ninguno tiene nada que perder, tomar la decisión de atracar un banco. Dicho y hecho. Todo sale a la perfección, y poco después se encuentran en una casita de madera, de un tía de Lisa, en la montaña, con un buen botín. Lo que no tenían muy estudiado estos ladrones amateur era que hacer una vez fueran ricos, y ahí reside el acierto del film, pues todo toma entonces una deriva aciaga, complicándose a cada paso que dan, borrando huellas de sangre, que son usurpadas por nuevos actos delictivos, en una espiral sin freno, que les llevará a los tres al borde del precipicio. Además durante el atraco algo se complicó, un hecho que hará que ya nada vuelva a ser como antes. Como jóvenes en flor que son, en el trío surgen los celos, las pasiones, los reproches, la traición, los silencios, las promesas incumplidas etc.

Markus Welter, su director, se sirve de una duración limitada (no llega a los 90 minutos), para de forma sucinta y contundente mostrar ese derrumbe y lo hace con ritmo y notable soltura. No estamos para sorpresas, pero el enfoque dado a la historia, con esa relaciones que surgen entre los protagonistas y ese ambiente hostil, ese mundo que se viene abajo a cada paso que dan, me ha dejado un buen sabor de boca, una vez visionada.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Bon apetit (David Pinillos 2010)

Bon apetit cartel películaDirección: David Pinillos.
Países: España, Alemania y Suiza. Año: 2010.
Duración: 90 min.
Género: Drama, romance. Interpretación: Unax Ugalde (Daniel), Nora Tschirner (Hanna), Guilio Berruti (Hugo), Herbert Knaup (Thomas).
Guión: David Pinillos, Juan Carlos Rubio y Paco Cabezas.
Producción: Pedro Uriol. Música: Marcel Vaid.
Fotografía: Aitor Mantxola.
Montaje: Fernando Franco.
Diseño de producción: Mario Suances.
Vestuario: María Manchado

El joven Daniel se traslada a Zurich desde Bilbao, su ciudad natal, a trabajar en el restaurante de un prestigiso chef. Quiere progresar en lo suyo y de paso saldar cuentas con el pasado; sus padres están separados, y alcanzar notoriedad en la restauración es una manera tan buena como cualquier otra de demostrar a su padre que él es alguien.
Intimará prontamente Dnaiel con una de las empleadas en el restaurante, Hanna, la sumiller, una joven alemana que está manteniendo una relación con el chef, que dicho sea de paso está casado.

El trío lo completa el italiano Hugo, un apuesto mozo que ayudará a Daniel a encontrar su camino. Es Bon apetit, una tragicomedia sensible y emotiva, trazada con buen gusto y acierto. Los personajes se mueven perdidos en un laberinto amoroso, en un continuo te quiero, no te quiero, me gustas pero no lo suficiente como para compromoterme contigo. Uno se enamora de quien no conviene, de seres dispuestos a hacerte daño. Es ahí donde la película crece, lejos de los fogones, si bien estos representan su parcela de realidad; las ansias de medrar por parte de un joven con ambición, que busca estrellas, no en el firmamento, sino sobre el papel, en cualquiera de estas guías gastronómicas, que son biblias y haces de luz para mucha gente.

Acertada la pareja protagonista; tanto Unax Ugalde como Nora Tschirner están muy bien en sus papeles. Unax borda el papel de perdedor, desbordado ante las situaciones que vive, sin llegar a controlar apenas nada. Nora transmite fortaleza y debilidad, dan ganas de abrazarla y consolorla, pero también de bailar al son de su alegría, de su afable carácter.

Ahora que muchos jóvenes están saliendo de España forzados por las circunsntancias, a labrarse un porvenir, Bon Apetit, expone lo contrario; personas que se fueron buscando no saben muy bien qué allende sus fronteras, pero que más experimentados y curtidos, buscan en sus lugares de origen, la forma de buscarse la vida, de alcanzar esa armonía y equilibrio que es el trasunto realista de la felicidad.

Bon Apetit como una bomba lapa te hace polvo dentro al tiempo que la ves. Pero no hay sensiblería alguno. Prima el realismo y ahí es donde la película gana muchos más enteros.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Giorni e nuvole (Silvio Soldini 2006)

Giorni e nuvoleTitulo original: Giorni e nuvole
País: Italia/Svizzera
Año 2006 Duración 116 min
Director Silvio Soldini
Guión Doriana Leondeff, Francesco Piccolo
Fotografia Ramiro Civita Montaje Carlotta Cristiani
Paolo Verrucci Musica Giovanni Venosta
Elenco: # Margherita Buy: Elsa # Antonio Albanese: Michele # Giuseppe Battiston: Vito # Alba Rohrwacher: Alice
# Carla Signoris: Nadia # Fabio Troiano: Riki
# Arnaldo Ninchi: padre di Michele # Tatiana Lepore: Cristina

Giorni e nuvole nos presenta el conflicto que surge en el seno de un matrimonio cuando él, Michele, pierde su trabajo como directivo en una empresa y entra en un territorio nuevo, en tierra de nadie, donde de la noche a la mañana no tiene nada que hacer, ni mucho empeño en salir de esa situación. Esto supone a la pareja bajar varios escalones en su nivel de vida, vender su lujosa vivienda e irse de alquiler a otro barrio, en la ciudad de Génova (ciudad a la que Guccini homenajea en su canción Piazza Alimonda).

Dicen que la felicidad con dinero se disfruta todavía más. En caso de problemas, si la situación económica no es boyante todo se cierne más negro. Una vez que Michele esté en la calle, Elsa, la mujer se pluriempleará, trabajando durante mañana y tarde, para aportar ingresos a las arcas familiares, lo cual no está exento de tensiones, dado que a ella esto le supone dejar de lado su pasión por la restauración de arte, y se encuentre desguazada al llegar al hogar tras una dilatada jornada laboral, mientras que el marido pasa las horas en casa, tumbado en el sofá, leyendo o no haciendo nada, lo cual crea en Michele una sensación de insatisfacción y frustración, al tiempo que ambos llegan a ese punto en el que cualquier palabra proferida es un arma arrojadiza, sustancia de un enconado encontronazo verbal, sin que él lleve nada bien su nueva situación de mantenido. Elsa le reprochará su poco empuje, su falta de ambición, mientras él tras algún intento fallido por salir del lodazal entrará luego en un movimiento inercético que lo sume en la apatía.

A fin de cuentas e independientemente del estrato social de cada uno (ya tuvimos una película española “Los lunes al sol” que abordaba también el tema del desempleo), en este caso una pareja burguesa, perder un trabajo es una tragedia, máxime cuando en el corto plazo no se encuentra otra ocupación y los meses se amontonan, enturbiando el horizonte de nubes negras, socavando la autoestima en uno mismo.

Buena química en la pareja protagonista formada por Margherita Buy, que funciona bien en cualquier registro y Antonio Albanese y sostienen ellos solos el peso de la trama, de corte teatral por sus escasas localizaciones y su mucho diálogo parejil.
A la postre, Giorni e nuvole supone un interesante acercamiento al problema del desempleo (curioso que en España con un 20% de personas desempleadas, no se hayan hecho unas cuantas películas recientes sobre el asunto, en clave dramática o humorística), ya que la historia es dura y realista, sin edulcoramiento alguno, dejando abierta no obstante la puerta a la esperanza, a ese momento en el que el ser humano, se crece ante la adversidad y decide tirar para adelante, tras un tiempo amodorrado en su ensimismamiento, si bien se trata de una puerta entreabierta que el día a día puede cerrar de un portazo en nuestras narices inopinadamente.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Humains (Humans 2009)

Humains poster movieTítulo: Humains
Género: Supervivencia
País: Francia / Suiza
Duración: 90 Minutes
Año: 2009
DIRECTOR: Pierre-Olivier Thevenin y Jacques-Olivier Molon
Guionista: Silvan Boris Schmid, Frédérique Henri, Dominique Néraud y Jean-Armand Bougrelle
Elenco: Dominique Pinon, Lorànt Deutsch, Philippe Nahon y Sara Forestier
Productor: Vérane Frédiani y Franck Ribière
Música: Gast Waltzing
Fotografía: Aleksander Kaufmann

El cine francés arroja de vez en cuando buenos títulos de cine de terror, o simplemente de suspense. Vidocq o Alta tensión son dos buenos ejemplos de ello. Sin ir más lejos Vertige, que comenté hace unos días, tenía ciertos momentos interesantes y un planteamiento que propiciaba el entretenimiento, al tiemo que ofrecía algo espectacular.

Ver al actor Dominique Pinon (visto en Delicatessen) en una peli de estas características hace todavía menos creíble esta increíble historia. En los Alpes Suizos, el azar quiere que tres antropólogos recogan a un matrimonio y a su hija en la carretera. Luego tienen un accidente, la furgoneta cae desde una buena altura y solo muere el más mayor de todos, para luego su cadáver desaparecer. Ya en pleno bosque toca sobrevivir, porque para variar no hay cobertura y el pueblo más cercano está donde Cristo dio las tres voces, así que toca fajarse y buscar una salida en ese manto vegetal y arbóreo.

Para darle algo de vidilla al asunto, algo misterioso acecha entre las sombras, así que toca saber si son animales, personas, o una mezcla de ambos.

No sé si es por falta de presupuesto o por poco ingenio pero la puesta en escena es muy cutre, tanto en su comienzo como cuando caen por el terraplén. Luego los diálogos que se traen los 5 supervivientes son mejor dejarlos en el olvido más inmediato. Las cosas que suceden se resuelven de una manera que parece ir contra todo lógica, como la desaparición de la mujer y el pasotismo tanto del marido como de la hija.

Lo mejor de todo es que no dura ni hora y media, a pesar de lo cual se hace aburrida ya que cuesta mucho conectar con la historia y la situación de los protagonistas, porque apenas pasa nada o pasándoles los directores son incapaces de transmitirnos algo de su angustia existencial, algo fundamental en una película de estas características. Luego en un final bastante gore, como fin de fiesta, se suceden las muertes, para generar un carnaval de violencia, donde correrá la sangre a raudales y arrojar un final que dista mucho de ser el que me imaginaba.

Además si es una peli de miedo debe acojonar al personal y esto no sucede, porque hasta esos seres extraños que aparecen, no son malos, sino que simplemente defiende su territorio, así que no hay maldad en ellos. No hay nada que nos haga temblar de pavor, ni nos ponga el corazón en un puño. Humains es cualquier cosa menos una película de miedo o terror.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg