Archivos de la Categoría 'Cine Turco'

Al otro lado (Auf der anderen seit, Fatih Akim 2007)

Al otro lado cartel película Título original: Auf der anderen seite.
Dirección y guión: Fatih Akin.
Países: Alemania y Turquía.
Año: 2007. Duración: 122 min. Género: Drama.
Interpretación: Nurgül Yeşilçay (Ayten Öztürk), Hanna Schygulla (Susanne Staub), Patrycia Ziolkowska (Lotte Staub), Baki Davrak (Nejat Aksu), Tuncel Kurtiz (Ali Aksu), Nursel Köse (Yeter)
Producción: Fatih Akin, Andreas Thiel y Klaus Maeck.
Música: Shantel. Fotografía: Rainer Klausman.
Montaje: Andrew Bird.
Dirección artística: Tamo Kunz y Sirma Bradley.
Vestuario: Katrin Aschendof.

Al igual que en su último trabajo, la exultante y deliciosa Soul Kitchen, Fatih Akim, consigue en sus películas transmitir muchas cosas al espectador, gracias a personajes creíbles, vitales, que se mueven en ciudades vivas, como en este caso Estambul, de la que Ohran Pamuk nos habla largo y tendido en su libro Estambul. Uno llega a percibir los sonidos, las fragancias, los reflejos dorados sobre fachadas ajadas. La historia transcurre a caballo entre Alemania y Turquía.

Un abuelo que quiere compañía femenina llegará a un acuerdo con una prostituta para que se vaya a vivir y se acueste con él, a cambio de recibir esta un estipendio parejo al que cobra ejerciendo la profesión más antigua. El abuelo recibe las visitas de su hijo, profesor en Bremen de literatura alemana. La combinación del carácter violento del octogenario y bastante mala suerte hacen que un mal golpe acabe con la vida de la bacante, la cual tiene una hija en Alemania a la que hace muchos años que no ve y a quien envía dinero mensualmente.

A consecuencia del óbito, el hijo no querrá saber nada más de su padre, y se afanará en una misión imposible: ir a Estambul y encontrar a la hija de la muerta.

Mientras, Ayten la hija de la difunta, sin saber lo que le ha sucedido a su madre, quiere ir a Alemania a su encuentro, y ya en territorio germano, tras conocer a las mafias turcas locales, decide buscarse la vida por su cuenta, ayudada por Lotte, una joven generosa, de quien se enamora, ofreciéndole esta su casa para vivir y su cama para dormir. La mala suerte hará que a esta le pidan los papeles y sea deportada a su país, yendo a la trena a pagar por una deuda que tenía con la justicia. Lotte se mudará a Estambul para hacer todo lo posible para liberar a Ayten, en contra del parecer de su madre, que no entiende tanta generosidad (algo curioso en alguien que a esa misma edad era hippy, fumaba porros, y recorría el mundo haciendo auto-stop pregonando el amor libre).

Es Al otro lado, una película de encuentros y desencuentros, de pérdidas, y reconciliaciones, renuncias y sacrificios, narrado todo ello con garra, logrando grandes cotas de emotividad, gracias a un guión bien armado, que retrata muy bien los conflictos sentimentales que nos asolan, con actores que transmiten mucho (en especial el trabajo de Hanna Schygulla, la madre de Lotte), personas que se lamen las heridas, y tiran para adelante gracias a otros animales heridos como ellos que les escuchan y acompañan y cuya presencia barrena su tristeza permitiéndoles mirar al futuro, sin anclajes territoriales, ni más compás que el de un corazón que late de nuevo, en una ciudad abierta en canal, también latente.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Nurgül Yeşilçay

Nurgül Yesilcay

Según nos cuentan en Wikipedia, Nurgül Yeşilçay, nació el 26 de marzo 1976, Afyon, Turquía. Estudió drama en la Universidad de Anatolia Conservatoire. Desde su graduación, ha realizado varios papeles mayores para la etapa, inclusive Ofelia en la Aldea y DuBois Blanco en “Un Tranvía llamado Deseo. Con el teatro creció con, entre otros, tres dramas turcos sin precedentes de la televisión. Hizo su presentación de pantalla en 2001 en Semir Arslanyürek (La Catarata).

Quien la puso en el mapa fue el director Fatih Akin, en su película del 2007, aquí titulada “Al otro lado“, si bien parece que a posteriori no ha hecho más películas o series fuera de Turquía.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Yumurta

Yumurtatítulo internacional: Egg
título original: Yumurta país: Grecia, TR año: 2007
género: ficción
dirección: Semih Kaplanoğlu guión: Semih Kaplanoğlu
reparto: Nejat İşler, Saadet Işıl, Ufuk Bayraktar, Tülin Özen, Gülçin Santırcıoğlu, Kaan Karabacak
fotografía: Özgür Eken
montaje: Ayhan Ergürsel, Semih Kaplanoğlu, Suzan Hande Güneri
escenografía: Naz Erayda
productor: Semih Kaplanoğlu, Lilette Botassi, Panayiotis Papazoğlu
producción: Inkas Film Productions, Kaplan Film Production (TR), PPV S.A. (GR)

Yumurta forma parte de una trilogía. Yumurta (Huevo) es la primera parte, la segunda película se titula Süt (Leche) y de la tercera todavía no sabemos nada.

Yusuf, el protagonista de este film, debe dejar Estambul cuando por teléfono le avisan de que su madre Zehra ha muerto. Coge el coche y vuelve a su pueblo, a sus raíces. Tras el funeral, descubre que una joven de 17 años, llamada Ayla, pariente suya, ha estado durante cinco años cuidando de su madre.

Yusuf es poeta, ha publicado algún libro, que vecinos y familiares han leído, y tiene poco interés en permanecer en su pueblo, el cual odia, según le cuenta a una vecina. Una vez en el pueblo, Ayla le comenta que la voluntad de su difunta madre era sacrificar un carnero en su muerte, y Yusuf a regañadientes accede. Para ello tanto Yusuf como Ayla emprenden un viaje que es exterior y la vez interior. Ayla descubre otros paisajes, otras localidades, saliendo así por una vez de su pueblo y Yusuf sin querer asumirlo comienza a sentir algo nuevo, una sensación de bienestar, en compañía de la joven. De ese modo acontence su particular catarsis.

El ritmo de la película es calmo. Ya de entrada, en su primera secuencia, durante casi diez minutos vemos como por una trocha envuelta en brumas, una anciana llega hasta donde está situada la cámara, para coger otro camino y darnos entonces la espalda. Así es como se desarrolla la película, con secuencias plagadas de silencio, donde los personajes apenas hablan, simplemente se miran unos a otros, sin apenas dar importancia al lenguaje. Esto puede sacar de quicio a más de uno, pero a mí personalmente me depara los beneficios de un masaje en la espalda. Este tipo de producciones me relajan. No atruenan los autos, ni los teléfonos móviles, ni la gente sufre de verborrea enfermiza. Nos encontramos ante personas de una pieza, sobrias en su proceder, templadas, calmas, en un pueblo donde la vida transcurre lentamente, sin sobresaltos, donde parece que no hay nada que hacer, lejos del fragor de la capital, viviendo en casas austeras, donde apenas sobra nada y la gente vive con lo justo.
De ahí que Yusuf se ahogue en su pueblo natal, al tiempo que por otra parte eche de menos esa vida anterior a mudarse a Estambul, sobre todo después de conocer a esa parienta con la que no sabemos si querrá curar las heridas de la soledad o cuando menos querrá devolverle el cariño que éste no pudo dar a su madre durante los años precedentes a su muerte, por lo que se siente culpable.

Existe otro cine, lejos de la pirotecnia y la frivolidad, y esta película es claro ejemplo de ello, si bien ya sabemos lo que eso implica para este tipo de películas: que no llegan a estrenarse en España.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg