Archivos de la Categoría 'Comedia'

Los Millers (We’re the Millers 2013)

Película: Somos los Miller. Título original: We’re the Millers. Dirección: Rawson Marshall Thurber. País: USA. Año: 2013. Duración: 110 min. Género: Comedia. Interpretación: Jennifer Aniston (Rose), Jason Sudeikis (David), Emma Roberts (Casey), Will Poulter (Kenny), Ed Helms (Brad), Nick Offerman (Don), Kathryn Hahn (Edie). Guion: Sean Anders, Steve Faber, Bob Fisher y John Morris; basado en un argumento de Bob Fisher y Steve Faber. Producción: Vincent Newman, Tucker Tooley, Happy Walters y Chris Bender. Música: Theodore Shapiro y Ludwig Göransson. Fotografía: Barry Peterson. Montaje: Michael Sale. Diseño de producción: Clayton Hartley. Vestuario: Shay Cunliffe

Hacía tiempo que no me reía tanto con una película como ésta. Dicen que ha sido un éxito de taquilla en USA y entiendo por qué. Una comedia para disfrutar de un buen rato, sus 2 horas, se pasan sin darse uno cuenta. Trata de un tío que se da cuenta que a su edad no tiene una familia, es su interés crear una familia, pero él sigue haciendo los mismos errores de su juventud.

La película coge fuerza cuando por culpa de un idiota se mete en una situación complicada, difícil de solucionar, para “solucionarlo” utiliza una auto-caravana, lo que por un momento me vino a la mente la magnífica serie Breaking Bad y su autocaravana. Esa caravana será la protagonista principal de la película donde ocurrirán unas cuantas situaciones divertidas.

Os recomiendo esta película, pasareis un buen rato con sus diálogos. No os perdais las tomas falsas al final de la película y el cuerpazo que aún tiene la guapa Jennifer Aniston.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Vivir es fácil con los ojos cerrados (David Trueba 2013)

Vivir es fácil con los ojos cerrados

Película: Vivir es fácil con los ojos cerrados. Dirección y guion: David Trueba. País: España. Año: 2013. Duración: 109 min. Género: Comedia dramática. Interpretación: Javier Cámara (Antonio), Natalia de Molina (Belén), Francesc Colomer (Juanjo), Ramón Fontseré (Ramón), Rogelio Fernández Díaz (Bruno), Jorge Sanz (padre de Juanjo), Ariadna Gil (madre de Juanjo). Producción ejecutiva: Cristina Huete. Fotografía: Daniel Vilar. Montaje: Marta Velasco. Dirección artística: Pilar Revuelta. Vestuario: Lala Huete

España. Año 1966. Franco sigue en el poder, manteniendo su dictadura, después de treinta años. Los curas siguen aplicando su máxima de la letra con sangre entra. El aborto no es una opción. La mujer sigue entregada a su familia y las labores domésticas y el hombre, acomodado en su rol de gallito, atusándose el bigotillo frente al espejo, y soltando la mano con frecuencia para que no se le duerman los miembros (hete ahí las familias numerosas).

En ese estercolero nace, crece, se desarrolla y acaba dando clase Antonio (inmenso Javier Cámara), profesor de inglés y de latín, un humanista que lee un poesía cada noche antes de acostarse (limando así los contornos de esa realidad tan cortante) sólo, machadiano, obsesionado con The Beatles, con John Lenon, el cual va a Almería a rodar una película, y detrás suyo Antonio, que quiere conocerle, cumplir su sueño y por eso se monta en su seiscientos (con matrícula de Logroño), deja Albacete por unos días, y una vez en la carretera conoce en una gasolinera, al repostar, a Belén, la cual está embarazada, quien dejó su hogar para no mancillar el honor de su familia, y al cual quiere retornar preñada de tres meses y cuando Antonio y Belén se están conociendo, Antonio de palique y ella escuchando, otro joven, Ramón, se les cruza en su camino, tras abandonar su hogar, para formar un trío, compacto, hasta su destino: Almería.

Allí les espera el mar y frente a él, cuatro tablas descoloridas, digamos tasca, y cuatro paredes con techo, digamos hotel y un sol que ajusticia a todo bicho viviente desde que se levanta hasta que se acuesta. Y cada cual tendrá un tiempo extra para aclararse las ideas, para centrar sus existencias por el sendero deseado y todo esto nos lo muestra David Trueba, que dirige y escribe el guión, con tino, con mucho afecto y sensibilidad hacia sus personajes, sin caer en lo sentimental, mostrando como a pesar de todo, siempre hay lugar para la esperanza, para la buena gente, dispuestas a dar su cariño y afecto a los demás, como Antonio, que ya sea desde el encerado o en otra circunstancia se afana por hacer un mundo mejor.

La película me ha gustado y emocionado mucho. La vi en unos cines que han abierto recientemente en Logroño, 7 Infantes, un miércoles a las 19,45 en una sala donde en total estábamos 7 personas. Los años 60 y 70, apenas han sido explotados en cine, y no sé porqué. Todo se polariza hacia películas presentistas o ambientadas en La Guerra Civil. Descubro a la joven actriz Natalia de Molina, en cuyo rostro se recrea la cámara, para mostral la belleza en estado puro.

Vivir es fácil con los ojos cerrados

Dos cosas. Una, cuando Antonio se encara con esa bestia que le corta el pelo a Ramón, y va dos veces al suelo, me parece estar viendo En un mundo mejor de Susanne Bier. La segunda, cuando Antonio sale de las aguas, tipo James Bond, faltaban casi 40 años para que Craig hiciera lo propio en la pantalla grande.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

RIPD: Departamento de Policía mortal (Robert Schwentke 2013)

RIPD

Película: RIPD: Departamento de Policía Mortal. Título original: RIPD: Rest in Peace Department. Dirección: Robert Schwentke. País: USA. Año: 2013. Duración: 97 min. Género: Acción, comedia, fantástico. Interpretación: Jeff Bridges (Roy), Ryan Reynolds (Nick), Kevin Bacon (Hayes), Stephanie Szostak (Julia), Mary-Louise Parker (Proctor), Marisa Miller (avatar de Roy), Robert Knepper (Stanley), James Hong (avatar de Nick). Guion: Phil Hay y Matt Manfredi; basado en la novela gráfica de Peter M. Lenkov. Producción: Neal H. Moritz, Mike Richardson y David Dobkin. Música: Christophe Beck. Fotografía: Alwin Küchler. Montaje: Mark Helfrich. Diseño de producción: Alec Hammond. Vestuario: Susan Lyall.

Nick es un poli de Boston el cual es asesinado a sangre fría por Hayes, un compañero del cuerpo, que no ve con buenos ojos que Nick decida devolver un oro que por casualidad fue a dar en sus manos corruptas. Una vez muerto Nick, como paso previo antes del Juicio Final se ve obligado a trabajar en la policía del más alla, la RIP Department. Para que su mujer no sufra un perrencón, tabardazo o ictus, si lo ve venir del más allá, directo hacia el más aquí, Nick revestirá la apariencia de un asiático anciano y apergaminado. A su lado, le ponen a un veterano en estas lides, a Roy, que en su día fue un sheriff, un vaquero duro de pelar, cuyos restos mortales, sus huesos, quedaron mondos y lirondos entre las fauces hambrientas de unos coyotes. Roy gasta el cuerpo, mejor, cuerpazo, de la top model, Marissa Miller, de quien es imposible apartar la mirada, ya que la palabra voluptuosidad, se le ciñe como los vestidos que gasta.

Lo mejor de la película me ha parecido que son sus efectos especiales. Hoy por hoy ver como una ciudad se viene abajo junto con sus edificios mientras un tornado (o cualquier otro contratiempo atmosférico: inundación, incendio, nevada, tifón, etc…) engulle todo a su paso, se hace con tanta facilidad que dentro de poco, la infografía digital, sera una actividad extraescolar más, un mero pasatiempo en manos de estos nativos digitales que aborratan las aulas.

Por medio, entre los créditos iniciales y los finales, no hay mucho más que contar. Hayes quiere unir unos pedazos de oro porque así podrá desatar la ira de mil demonios y devolver a los muertos a la faz de la tierra. Y para impedirlo están Nick y Roy.

No falta el momento Ghost en el que Nick podrá comunicarse con su amada (la bellísima actriz Stephanie Szostak) y despedirse de ella como Dios manda o como el Diablo obliga.

Stephanie Szostak

Más allá de ofrecer cierto entretenimiento a granel y algún azucarillo de humor, la película es una sandez, una chorrada mayúscula. Yo pagué cuatro euros por verla en un cine y eso hace que no me arrepienta del todo, pero ver a un actor como Jeff Bridges aceptando papeles como este le hace a uno replantearse mucho las cosas acerca de conceptos como el honor, la dignidad, etc.

Además, y a modo de curiosidad ¿por qué Ryan Reynolds tiene cara de alelado en todas las pelis que interpreta?

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

El lado bueno de las cosas (David O. Russell 2012)

El lado bueno de las cosas poster moviePelícula: El lado bueno de las cosas. Título original: Silver linings playbook.
Dirección: David O. Russell. País: USA.
Año: 2012. Duración: 122 min.
Género: Comedia dramática, romance.
Interpretación: Bradley Cooper (Pat), Jennifer Lawrence (Tiffany), Robert De Niro (Sr. Pat), Jacki Weaver (Dolores), Chris Tucker (Danny), Julia Stiles (Veronica), Shea Whigham (Jake), John Ortiz (Ronnie).
Guion: David O. Russell; basado en la novela de Matthew Quick.
Producción: Bruce Cohen, Donna Gigliotti y Jonathan Gordon.
Música: Danny Elfman.
Fotografía: Masanobu Takayanagi.
Montaje: Jay Cassidy y Crispin Struthers.
Diseño de producción: Judy Becker.
Vestuario: Mark Bridged

Si una película de estas características compite, como así ocurrió, en la última edición de los Oscar vamos listos (vaya por delante de todos modos que a mi los Oscar siempre me ha parecido un negocio de marketing que para nada reconoce las mejores películas). El lado bueno de las cosas es entretenida y poco más. Este producto fílmico es un híbrido de comedia, drama y amor con terapia de por medio. Pat, pasa unos cuantos meses a la sombra, recluido en un hospital psiquiátrico. Ha estado allá ingresado porque pilló a su mujer en la ducha con otro hombre, al que Pat molió a golpes. Una vez fuera Pat, ha logrado encauzar su agresividad, mantener a raya su bipolaridad y sus instintos de todo tipo, o eso se figura él, y ahora tratará de recuperar el amor de su mujer, la cual tiene una orden de alejamiento en su contra.

En esa cruzada hacia el reencuentro en la vida de Pat entra Tiffany, hermana de la mujer de un amigo de Pat, la cual mantiene relación con la mujer de Pat. Ambos llegan a un acuerdo ella le ayuda, si él a su vez la ayuda. Sí quid pro quo. Si Pat participa en un concurso de baile con Tiffany, ésta le entregará a la mujer de Pat una misiva escrita por éste.

Como no puede ser de otro modo entre Tiffany y Pat surge la llama del amor. Cada uno tiene lo suyo. Tiffany se abre, y se muestra franca, asumiendo su personalidad, sus claros y sus sombras. Pat en un principio no, pero al final tiene que caer del burro y asumir lo evidente, que Tiffany le pone (inevitable a la vista de los bailes que se traen y de la patente voluptuosidad de la actriz que encarna a Tiffany, Jennifer Lawrence (que a sus 22 años ya atesora unos cúantos y merecidos éxitos en su carrera con actriz. Por esta película se llevo el Oscar y en Winter´s bone estuvo nominada)

Las películas en las que la gente habla y habla sin parar para no decir nada me aburren. Así el primer tercio de la película me resultó aburrido a más no poder, sufriendo esa cháchara banal, que no conducía a ninguna parte. Luego, ese enfoque dramático y el entrecruzamiento de esas taras, defectos y viacrucis personales, no me calan, porque no me los trago. Comienzo, eso sí, a disfrutar cuando aflora el humor gamberro, fresco y limpio. Y no me queda menos que bañar mi rostro de lágrimas cuando llega el final, precioso por otra parte.

El balance de la película arroja un saldo cero. Esto es, ni fú ni fa. Nada estrepitosamente malo, ni una película a recordar. El lado bueno de las cosas, ofrece una variante más a esas historias de amor que acaban bien, dotando a los personajes de unos matices poco habituales en una producción de estas características, donde Robert De Niro confirma de nuevo que la última interpretación notable que nos ofreció fue en Casino.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Una pistola en cada mano (Cesc Gay 2012)

Una pistola en cada mano Cesc GayPelícula: Una pistola en cada mano. Dirección: Cesc Gay. País: España.
Año: 2012.
Duración: 95 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Ricardo Darín (G.), Luis Tosar (L.), Javier Cámara (S.), Eduard Fernández (E.), Eduardo Noriega (P.), Leonardo Sbaraglia (J.), Alberto San Juan (A.), Jordi Mollà (M.), Candela Peña (Mamen), Cayetana Guillén Cuervo (Sara), Leonor Watling (María), Clara Segura (Elena).
Guion: Cesc Gay y Tomás Araguay. Producción: Marta Esteban.
Música: Jordi Prats.
Fotografía: Andreu Rebés.

Cesc Gay recurre de nuevo a una historia coral, donde se suceden un puñado de historias que no dejan indiferente al espectador. O no deberían, porque el gran acierto de esta producción son los diálogos, muy pegados a la realidad y creíbles. La película se estructura con seis secuencias de unos quince minutos cada una, donde se irán tocando distintos asuntos, poniendo de relieve el alma humana, dado que aquí la crisis y otros temas crematísticos no existen o no son el busilis de la historia. Lo relevante son los afanes, traumas, devaneos, amores y desamores en los que se nos escurre la vida. Así tenemos a cuarentones que deben volver al hogar materno al verse sin trabajo, otros a quienes les sonríe la vida en lo familiar, pero recurren al psicólogo para ser así capaces de afrontar tanta dicha, hay quien sufre una disfunción eréctil, otro que trata de afrontar la cornamenta que le endosa su mujer con galantería, el que de cara a la galería es modélico y bastante menos buenico entre las cuatro paredes de su hogar, hombres que quieren volver a la que era su vida anterior, antes de tener una aventura amorosa, otros a quienes con hijos recién nacidos y otro en camino se les arremolina la sangre en la entrepierna buscando rolletes con las compañeras de trabajo con quienes desfogarse.

Cesc Gay reúne un plantel de lujo, actores de la talla de Luis Tosar, Eduard Fernández, Leonardo Sberaglia, Ricardo Darín, Alberto San Juán, Javier Cámara, Jordi Mollá y actrices como Leonor Watling, Cayetana Guillén Cuervo o Candela Peña.

Unos están estupendos como Eduard Fernández, Darín, Cámara, Peña, Clara Segura y otros no tanto como Mollá o Sbaraglia, pero en conjunto casi todos brillan a una gran altura. La fuerza de los diálogos es demoledora, y la pantalla se convierte en un espejo del que extraer nuestro vivo reflejo, porque en mayor o medida es imposible no identificarse con lo que vemos, a menos que uno no dedique algunos minutos del día a reflexionar acerca de aquello en lo que consiste su vida.

Al final queda claro que los hombres además de primarios, valga la redundancia, mascamos nuestra tragedia en soledad, sin aliviar nuestro dolor ni pesares en otras amistades (como si las charlas no pudieran ir más allá del fútbol, de las mujeres ajenas, de las relaciones de los demás y de otros temas que nos devuelvan a las cavernas), mientras que las mujeres lo hablan todo y de todo entre ellas.

Una película española inteligente, interesante y moderna.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

A Roma con amor (Woody Allen 2012)

A Roma con amor poster peliculaPelícula: A Roma con amor. Título original: To Rome with love. AKA: Bop Decameron / Nero Fiddled. Dirección y guion: Woody Allen. Países: España, USA e Italia. Año: 2012. Duración: 112 min. Género: Comedia romántica. Interpretación: Woody Allen (Jerry), Alec Baldwin (John), Roberto Benigni (Leopoldo), Penélope Cruz (Anna), Judy Davis (Phyllis), Jesse Eisenberg (Jack), Greta Gerwig (Sally), Ellen Page (Monica), Riccardo Scamarcio (ladrón), Ornella Muti (Pia), Alessandro Tiberi (Antonio), Alison Pill (Hayley). Producción: Letty Aronson, Stephen Tenenbaum, Giampaolo Letta y Faruk Alatan. Fotografía: Darius Khondji. Montaje: Alisa Lepselter. Diseño de producción: Anne Seibel. Vestuario: Sonia Grande

Woody Allen está localizando sus últimas películas en grandes ciudades: Londres, Barcelona y esta última en Roma. Si Barcelona lucía como una postal (nada que ver con la Bacelona que nos mostraba la Biutiful de Iñarritu), con Roma nos pasa 3/4 de lo mismo. Woody nos muestra una ciudad eterna preciosa, almibarada, monumental, lúbrica, vivaz, vibrante. Una ciudad que dan ganas de visitar. Qué decir de barrios como Trastevere, que parecen el paraíso en la tierra, aunando la belleza de sus calles, con lo floral, el tráfago de personas y turistas y todo ello en un ambiente monumental cargado de historia.

A esta película que se presume es una comedia no le visto la gracia en ninguna de las distintas historias que la componen, que son variopintas. En una de ellas una pareja de novios llega a Roma para conocer a los tíos del muchacho que le ofrecerán un puesto de trabajo importante. Ella se irá a la peluquería para acaber perdiéndose, física y espiritualmente pues acabar encamada con un delicuente que roba en hoteles al que la moza acude acompañando a un actor del que está enamorada platonicamente. A su vez, el muchacho recibe la visita de una prostituta (una Penelope Cruz que luce extraordinariamente sexy), que hará pasar por su esposa y consumando el acto sobre el cesped en medio de una reunión familiar al aire libre.

penelope actuando como bacantePor otra parte tenemos a un hombre corriente que un buen día es seguido por los medios televisivos empeñados en registrar cada uno de sus actos por nimios que estos sean. Así logrará salir de su anonimato y hacerse famoso temporalmente para luego volver al ostracismo, por otra parte deseado.

En otra historia un joven americano enamorado de su pareja que reside en Trastevere se enamora de la amiga de su novia, mientras a modo de conciencia un empresario de éxito de su país, le hace ver lo erróneo de sus acciones.

La última de ella registra el enamoramiento súbito entre una americana y un romano y el pronto enlace que aboca al conocimiento mutuo de los progenitores de ambos. A un lado Woody Allen con su habitual verborrea y devaneos mentales, más cargante de la cuenta, junto a su mujer que es psicóloga. Los padres de él son un matrimonio formado por un hombre dedicado a las pompas fúnebres, que canta divinamente (en la ducha) y su mujer, ama de casa. Woody creo que ese talent para el canto y conseguirá llevar a buen puerto su objetivo.

Más allá de mostrar una Roma de postal, muy sugerente y extremadamente bella y apetecible, las historias me han parecido todas ellas una sandez, con unos diálogos sin gracia alguna. Un fiasco en toda regla.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Promoción fantasma (Javier Ruiz Caldera 2012)

Promocion fantasma cartel peliculaPelícula: Promoción fantasma. Dirección: Javier Ruiz Caldera. País: España. Año: 2012. Duración: 89 min. Género: Comedia, fantástico. Interpretación: Raúl Arévalo (Modesto), Alexandra Jiménez (Tina), Andrea Duro (Mariví), Jaime Olías (Jorge), Alex Maruny (Dani), Anna Castillo (Ángela), Aura Garrido (Elsa), Javier Bódalo (Pinfloy), Joaquín Reyes (psiquiatra vivo), Luis Varela (psiquiatra muerto), Carlos Areces (Otegui), Silvia Abril (Manuela). Guion: Cristóbal Garrido y Adolfo Valor. Producción: Francisco Sánchez, Simón de Santiago, Sandra Hermida, Edmon Roch y Eneko Lizarraga. Música: Javier Rodero. Fotografía: Arnau Valls. Montaje: Alberto de Toro. Dirección artística: Javier Alvariño. Vestuario: Cristina Rodríguez

Nos encontramos ante un comedia “fantástica“, donde los vivos y los muertos se dan la mano sin demasiados problemas. Modesto, es un profesor el cual ha sido despedido ocho veces en un año. Tiene un problema y es que ve gente muerta. Entre esto y que el hombre está un tanto empanado y es el hazmereír de sus alumnos, no hace carrera en la enseñanza hasta que vaya a parar al I.E.S Monforte que va a la deriva y en donde su directora Tina, encuentra en Modesto su salvador, una vez sabedora del don de este. ¿por qué? Por la sencilla razón de que hay cinco alumnos que murieron hace años en un incendio y sus espíritus siguen allí en el centro sin irse porque tienen alguna asignatura pendiente que Modesto contribuirá a reparar.

Arranca la película con un Modesto niño besando al aire, aunque él crea hacerlo con una chica que le gusta. Luego en su etapa adulta lo vemos yendo al psiquiatra con la idea de erradicar su problema que no es sino un don.

Este vertiente fantástica casa con acierto con la realidad física, y apenas hay disonancias entre Modesto y estos jóvenes fantasmas a los que Modesto ve con presencia humana.

La elección de los actores es acertada y todos están a la altura, en especial Rául Arévalo y Alexandra Jiménez, pues entre ellos además surge la química. La vis cómica la despliegan Carlos Areces y Joaquín Reyes dos pedazo de actores que brillan en la comedia.

Como los jóvenes murieron a comienzos de los 90, ellos siguen viviendo en esa fecha, de ahí sus atuendos y la música que les gusta (Radio Futura, Bonnie Tyler, Michael Jakson, Antonio Flores, etc) y hay secuencias divertidas cuando Modesto les hace ver que ya no existen las cintas, y que un aparatito que cabe en la mano tienen disponibles miles de canciones.

Hay claro está tiempo para el amor pues uno de los jóvenes muertos se enrolla con una viva, en una historia crepuscular. Los escaso 90 minutos dan mucho de sí, el ritmo está bien dosificado, el humor, la ironía, la melancolía, el drama, se van mezclando y alimentando casi en casa secuencia y por arte de magia, el cine consigue su propósito, que no es otro, que tocar la fibra del espectador, y a mí Promoción fantasma me ha llegado, porque a pesar de estar vivos o muertos todos tenemos la misma esencia, estamos hechos de los mismos mimbres y las emociones y sentimientos son similares.

Una grata sorpresa la que me he llevado viendo esta película de Javier Ruiz Caldera, dado que viendo el título uno se imagina que verá algo parecido a Fuga de cerebros, y en este caso los adolescentes son retratados como muchos mas que recipientes de hormonas, adrenalina y armas y oquedades perfectamente lubricadas.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Bon apetit (David Pinillos 2010)

Bon apetit cartel películaDirección: David Pinillos.
Países: España, Alemania y Suiza. Año: 2010.
Duración: 90 min.
Género: Drama, romance. Interpretación: Unax Ugalde (Daniel), Nora Tschirner (Hanna), Guilio Berruti (Hugo), Herbert Knaup (Thomas).
Guión: David Pinillos, Juan Carlos Rubio y Paco Cabezas.
Producción: Pedro Uriol. Música: Marcel Vaid.
Fotografía: Aitor Mantxola.
Montaje: Fernando Franco.
Diseño de producción: Mario Suances.
Vestuario: María Manchado

El joven Daniel se traslada a Zurich desde Bilbao, su ciudad natal, a trabajar en el restaurante de un prestigiso chef. Quiere progresar en lo suyo y de paso saldar cuentas con el pasado; sus padres están separados, y alcanzar notoriedad en la restauración es una manera tan buena como cualquier otra de demostrar a su padre que él es alguien.
Intimará prontamente Dnaiel con una de las empleadas en el restaurante, Hanna, la sumiller, una joven alemana que está manteniendo una relación con el chef, que dicho sea de paso está casado.

El trío lo completa el italiano Hugo, un apuesto mozo que ayudará a Daniel a encontrar su camino. Es Bon apetit, una tragicomedia sensible y emotiva, trazada con buen gusto y acierto. Los personajes se mueven perdidos en un laberinto amoroso, en un continuo te quiero, no te quiero, me gustas pero no lo suficiente como para compromoterme contigo. Uno se enamora de quien no conviene, de seres dispuestos a hacerte daño. Es ahí donde la película crece, lejos de los fogones, si bien estos representan su parcela de realidad; las ansias de medrar por parte de un joven con ambición, que busca estrellas, no en el firmamento, sino sobre el papel, en cualquiera de estas guías gastronómicas, que son biblias y haces de luz para mucha gente.

Acertada la pareja protagonista; tanto Unax Ugalde como Nora Tschirner están muy bien en sus papeles. Unax borda el papel de perdedor, desbordado ante las situaciones que vive, sin llegar a controlar apenas nada. Nora transmite fortaleza y debilidad, dan ganas de abrazarla y consolorla, pero también de bailar al son de su alegría, de su afable carácter.

Ahora que muchos jóvenes están saliendo de España forzados por las circunsntancias, a labrarse un porvenir, Bon Apetit, expone lo contrario; personas que se fueron buscando no saben muy bien qué allende sus fronteras, pero que más experimentados y curtidos, buscan en sus lugares de origen, la forma de buscarse la vida, de alcanzar esa armonía y equilibrio que es el trasunto realista de la felicidad.

Bon Apetit como una bomba lapa te hace polvo dentro al tiempo que la ves. Pero no hay sensiblería alguno. Prima el realismo y ahí es donde la película gana muchos más enteros.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Torrente 4 Crisis Letal (Santiago Segura 2011)

Torrente 4 posterPelícula: Torrente 4: Lethal crisis (Crisis letal). Dirección y guion: Santiago Segura. País: España. Año: 2011. Duración: 92 min. Género: Comedia. Interpretación: Santiago Segura (Torrente), Kiko Rivera (Julito), Tony Leblanc (tío Gregorio), Yon González (Peralta), Javier Gutiérrez (Solís), Enrique Villén (Ramírez), Cañita Brava (Antoñito), Belén Esteban (casera), Xavier Deltell (Torrelavega). Producción: Santiago Segura, María Luisa Gutiérrez y Mercedes Gameri. Música: Roque Baños. Fotografía: Teo Delgado. Montaje: Alejandro Lázaro. Dirección artística: José Luis Arrizabalaga y Biafra. Vestuario: Lala Huete

Santiago Segura lo ha vuelto hacer. Sólo en tres días, su película Torrente 4 ha recaudado, 8 millones de euros, más que la película española más taquillera del 2010 (Tres metros sobre el cielo). En estos momentos (dos semanas después de su estreno) lleva ya recaudados más de once millones de euros y todavía le queda un largo recorrido.

Una vez vista en cine en 3D, paso a comentar lo siguiente. El personaje creado por Santiago Segura, Torrente, sigue en plena forma. Ese ex-policía convertido en investigador privado, sigue siendo racista, misógino, homófobo, soez, guarro, malhablado y se le podrían añadir unos cuantos adjetivos más poco favorables hacia su mórbida figura. Segura ha creado un personaje que a muchas personas, ya de entrada, les repugna tanto como para no ir a verlo al cine. A otros nos parece un personaje excesivo, caricaturesco, que se ríe de todo y de todos, de los que no se olvidan fácilmente. Hay quien se aventura a afirmar que en unos años Torrente será la mejor manera de saber cómo se vivía en España durante la primera década del segundo milenio. Me parece excesivo, pero que Santiago Segura conecta con mucho público, con varios millones de personas, es un hecho incontestable.

Los cameos de gente famosa en las películas de Torrente es ya un hábito. Así vemos gente como Carmen de Mairena, Belén Esteban, Kiko Matamoros, Andreu Buenafuente, Cesc Fábregas, Agüero, Bisbal, Francisco, El Pequeño Ruiseñor, y muchos más rostros conocidos. Casi todos ellos resultan extremadamente forzados, tensos, nada naturales, poco cómodos y eso se nota.

Un error garrafal es haber puesto al lado de Torrente a Kiko Rivera, que ni es actor, ni tiene gracia, lo cual hace que la mayoría de las escenas, y son unas cuantas, en las que ambos salen juntos, no tengan la menor chispa. Inolvidable resultaron en su día Gabino Diego o Javier Cámara, al lado de Torrente, pero hablamos de actores dotados para la comedia. Si Santiago Segura hubiera contado como ayudante con Carlos Areces, Paco León, o algún otro cómico de verdad, el resultado hubiera sido inmensamente más satisfactorio y las carcajadas, en lugar de esporádicas, hubieran sido constantes y sonantes. Un error de cálculo para Santiago Segura quien tiene de sobra agudizado el sentido comercial.

La historia no da nada de sí. Torrente acaba en la cárcel, luego se fuga, para volver al final de nuevo a ella. Por medio hay unos tipos que la han jugado. El guión es prácticamente inexistente y eso hace que el resultado también se resienta. Torrente 4 es una sucesión de gags, sin orden ni concierto, de chistes unos más fáciles que otros, una acumulación de groserías, que permiten a Torrente mostrarse en todo su esplendor. No faltan los pedos en cazuelilla, las felaciones, las mujeres en bolas, la pastilla de jabón que se cae en el vestuario de hombres de la cárcel, los chistes sobre negros, sudamericanos, etc…,.

La experiencia del 3D ha sido satisfactoria, si bien Torrente tampoco me parece la película más adecuada para disfrutar al 100% de esa tecnología que cada vez está más de moda.

Sin ir más lejos este fin de semana se estrena Piraña, también en 3D (la cual he comentado anteriormente), que yo vi en 2D.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Bienvenidos al sur (Benvenuti al sud) (Luca Miniero 2010)

Benvenuti al sud cartel películaPelícula: Bienvenidos al sur. Título original: Benvenuti al sud.
Dirección: Luca Miniero. País: Italia. Año: 2010.
Duración: 102 min. Género: Comedia. Interpretación: Claudio Bisio (Alberto), Alessandro Siani (Mattia), Angela Finocchiaro (Silvia), Valentina Lodovini (María). Guion: Massimo Gaudioso; basado en el guión de Dany Boon, Frank Magnier y Alexandre Charlot para la película francesa “Bienvenidos al norte”. Producción: Riccardo Tozzi, Giovanni Stabilini, Marco Chimenz y Francesca Longardi. Música: Umberto Scipione. Fotografía: Paolo Carnera.
Montaje: Valentina Mariani.
Diseño de producción: Paola Comencini. Vestuario: Sonu Mishra.

Tras el éxito de Bienvenidos al norte, comedia que arrasó en Francia, ahora la historia se traslada a territorio italiano. La premisa es similar. Si en la francesa un director de una oficina postal debía ir del Sur al Norte de Francia, en esta ocasión, el protagonista, Alberto, debe dejar Lombardía, en el norte y mudarse a Castellabate en el Sur, en Nápoles.

Los tópicos están presentes en nuestro día a día, seamos conscientes de ello o no. En España hay miles de chistes sobre sorianos, catalanes, madrileños, gallegos, etc. A menudo los andaluces se mofan de la gente del norte, que hace lo propio con la del sur. Unos acusan a los otros de que son menos trabajadores, de que son perezosos, los otros de que no saben disfrutar de la vida, que se toman todo demasiado en serio, que están muy encorsetados, etc….

El caso es que Alberto, anhela que lo trasladen a trabajar a Milán a dirigir allí una oficina. Pero comete un grave error, y en lugar de despedirlo le ofrecen un puesto en Castellabate, en el Sur a modo de castigo. Dos años de destierro. Alberto está acostumbrado a un clima frío y húmedo, al confort de su hogar en una urbanización, a su queso gorgonzola, a la rectitud, la pulcritud, etc. Vive con su mujer y su hijo pequeño y en lugar de mudarse los tres, irá el primero a reconocer el terreno y luego ya se verá.

A su llegada a Castellabate, una noche lluviosa todo le sorprende. Mattia, empleado de la oficina, le ofrece una cama en casa de su madre, con quien vive. El desayuno comprobará es opíparo. Luego tiene lugar todo el desfile de topicazos que uno sabe de la gente del Sur. Como es de preveer, Alberto que siempre ha sido muy comedido, se va distendiendo en compañía de sus cuatro compañeros de oficina. Al principio declina cualquier invitación, pero luego se va ambientando. Le coge el gusto a la gastronomía local, al café, al limoncello, goza con ese sol espléndido, con esa luz sempiterna, con las vistas al mar que divisa desde su residencia, de los encuentros con sus nuevos amigos alrededor de una mesa, bien provista de viandas. Un pueblo pequeño donde todo el mundo le saluda con afecto. Un cuento de hadas.
Su mujer en la distancia, cree que está pasando las de Caín y sufre por él, hasta que vaya a visitarlo y compruebe que en todos los sitios se vive bien y que el Sur ofrece cosas que el Norte no tiene.

Claudio Bisio en la piel de Alberto le coge bien la horma a su papel y funciona la química con su compañero Mattia. Resulta imponente la presencia de la guapísima Valentina Lodovini. Ahora que se escribe mucho sobre el “movimiento lento“, sobre ese vivir tranquilo y relajado, sobre esa forma de vida que rehuye las prisas y el estress, viendo esta película se adapta mucho a esa filosofía de vida.

Benvenuti al Sud hay que verla en versión original. Muchos de los chistes versan sobre la forma de emplear el italiano y la diferente pronunciación que hay entre el norte y el sur. Hay momentos hilarantes a cuenta de ello y resulta muy gracioso comprobar como Alberto le va cogiendo el punto a la entonación napolitana. Esto, traducido supongo que tendrá, escasa o ninguna gracia.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg