Archivos de la Categoría 'Corea del Sur'

The chaser (Nao Hong-jin 2008)

The chaser movie poster 2008Dirección: Na Hong-jin.
País: Corea del Sur.
Año: 2008.
Duración: 123 min. Género: Drama, thriller.
Interpretación: Kim Yoon-suk (Jung-ho), Ha Jung-woo (Young-min), Seo Young-hee (Kim Mi-jin), Kim You-jung (Eun-jee), Jeong In-gi (detective Lee), Park Hyo-ju (detective Oh), Koo Bon-woong (Meathead), Oh Woo-jung (Sung-hee), Yoo Ji-yeon (Hee-jung).
Guión: Na Hong-jin, Hong Won-chan y Lee Shin-ho.
Producción: Kim Su-jin y Yoon In-beom. Música: Kim Jun-seok y Choi Yong-rock.
Fotografía: Lee Sung-je. Montaje: Kim Sun-min.
Diseño de producción: Lee Min-bog.

The chaser es otra versión más de una cacería. La llevada a cabo entre Joong ho-Eom, un expolicía reciclado en proxeneta y un psicópata impotente, Young-min Jee, que cincel en mano, -trasunto de su pene- quita la vida a las prostitutas a las cuales solicita los servicios por vía telefónica.

Cuando una de las prostitutas, la adorable Mi-jin Kim desaparece, Joong se afana en su búsqueda. Azarosamente, Joong y Young-min tienen un colisión con sus coches y Joong coge al vuelo que quien tiene enfrente es el psicópata que según cree ha secuestrado a sus chicas para luego venderlas. Pero no, Young-min no es un tratante de blancas o amarillas, es un psicópata que disfruta matando, enardecido por el borboteo de la sangre fresca, quien cuelga a sus víctimas de un gancho para desangrarlos, aligerando así su peso, sin importarle estas lo más mínimo.

Tras ese encuentro fortuito, ambos acabarán retenidos en la comisaria. Pronto Joong es puesto en libertad, mientras que Young en un principio se declara culpable de una docena de crímenes para retractarse luego y quedar finalmente en libertad (poniendo en evidencia el sistema policial coreano). El caso es que Mi-jin no está muerta, y trata de liberarse como puede, cincelada como está, de las cuerdas que la retienen.

El ritmo de la película es trepidante. No hay efectos especiales, sino mucha fisicidad en las escenas. Así las tundas que Joong le da a Young no pueden resultar más creíbles. Lo mejor sin duda de esta película es como está dosificado el suspense, pues nos tiene a los espectadores todo el rato con el alma en vilo, deseando que Mi-jin logre escapar y sea rescatada (ahí guarda muchas similitudes con Buried y ambas son asfixiantes), mientras Joong se deja la vida en su empeño, corriendo como un poseso por las calles de Seul, obsesionado por encontrar a su empleada, máxime cuando descubre que tiene una niña pequeña.

Los actores que encarnan al captor como a su presa, están soberbios y a pesar de ser un thriller y no contar nada que no hayamos visto ya, Nao Hong-Jin, que por cierto debuta en el largometraje con esta película, logra dotar a sus personajes de alma, de sentimientos, y eso se agradece pues hace de la película algo vivo, vibrante, desasosegante, emocionante. Vamos, que el cine coreano nos deja de vez en cuando a nuestro alcance, a nosotros cinéfilos entusiastas, unos cuantos regalitos y este, amigos, es uno de ellos.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg