Archivos de la Categoría 'Luis Tosar'

El niño (Daniel Monzón 2014)

El niño

Película: El Niño. Dirección: Daniel Monzón. Países: España y Francia. Año: 2014. Duración: 130 min. Género: Thriller. Interpretación: Luis Tosar (Jesús), Jesús Castro (El Niño), Sergi López (Vicente), Ian McShane (El Inglés), Bárbara Lennie (Eva), Eduard Fernández (Sergio), Jesús Carroza (El Compi), Said Chatiby (Halil), Mariam Bachir (Amina). Guion: Jorge Guerricaechevarría y Daniel Monzón. Producción: Álvaro Augustin, Ghislain Barrois, Javier Ugarte y Edmon Roch. Música: Roque Baños. Fotografía: Carles Gusi. Montaje: Mapa Pastor. Dirección artística: Antón Laguna. Vestuario: Tatiana Hernández. Distribuidora: Hispano Foxfilm. E

El niño (no confundir con la película del mismo título de los hermanos Dardenne) es un producto fílmico muy bien engrasado. Creo no equivocarme al afirmar que el cine español necesita muchos Niños en su cartelera, para que la gente vaya a los cines en tromba y veamos incrementada de forma continuada la cuota del cine español.

El Niño es un producto riguroso y muy bien filmado, donde no falta una bonita historia de amor, mucha acción y su buena dosis de intriga y suspense, rodado en un lugar mágico como es la zona de Gibraltar, la Línea de la concepción, con espectaculares escenas aéreas, y playas casi vírgenes. Y del otro lado Marruecos, otro continente, otro mundo, que funciona como el contrapunto perfecto para la historia que se nos cuenta.

Monzón, su director, se percibe bien que se ha documentado a fondo. Viendo las imágenes de los contenedores que se dan cita en los puertos que aparecen en la película uno entiende que por ahí pasan toneladas de productos, drogas también y que es imposible poner coto al contrabando de todo tipo de sustancias. No es raro pues que surjan las mafías marroquíes o los albanokosovares a llevarse la parte del pastel que les corresponde, con el tráfico de todo tipo de drogas.

El protagonista es un joven que trabaja de mecánico, a quien le gusta jugar. Un día se va con su moto hasta Marruecos, y vuelve. Dar el salto, es sólo cuestión de tiempo. Enseguida lo reclutan unos marroquíes para que les haga un trabajillo, manejando una lancha cruzando el Estrecho, cargado de drogas.

Las escenas del helicóptero persiguiendo a la lancha son espectaculares. En este sentido la película resulta muy creíible, y fisicidad de las escenas se percibe sin esfuerzo. Los seis millones de euros que han costado han sido muy bien aprovechados, pues la película luce una factura impresionante, que en nada tiene que envidiar a producciones multimillonarias.

Además de los trapicheos de El niño, vemos una historia de amor. El Niño se enamora hasta las trancas de una joven árabe a quien se trae a España, a lomos de su moto de agua. A su vez, mientras el Niño y dos colegas tratan de montárselo por su cuenta, tenemos la parte de la película que se centra en la investigación policial, donde no falta el poli corrupto, la tensión sexual entre los agentes, el conformismo e inconformismo de quien vive solo por y para su trabajo como le sucede a Jesús, que no ve sentido en quedarse a medias en su labor, sin nada que lo frene.

La elección de Jesús Castro, resulta acertada. Le da a su papel la rebeldía e inocencia que precisa y es posible que en el futuro se convierta en un nuevo icono sexual, entre las más jóvenes. Además de Tosar, siempre solvente, nos encontramos a Eduard Fernández, otro grande y a Sergi López, el que menos me convence de todos. Por la parte feminina la sensual y gran actriz Bárbara Lennie y la sorpresa, de la mano de Mariam Bachir (la cual estuvo 8 años por Calahorra cuando era joven).

Una película El niño, sumamente recomendable que deja el cine de acción con trasfondo a un gran nivel. Otra película que ardo en deseos de ver es La isla mínima que se estrena este viernes.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Operación E (Miguel Courtois 2012)

Operacion EPelícula: Operación E.
Dirección: Miguel Courtois Paternina.
Países: España y Francia.
Año: 2012.
Duración: 108 min.
Género: Drama, thriller, bélico.
Interpretación: Luis Tosar (José Crisanto), Martina García (Liliana).
Guion: Antonio Onetti; basado en un argumento de Ariel Zeïtoun.
Producción: Marisa Castelo, Ariel Zeitoun, Farruco Castromán, Cristina Zumárraga y Luis Tosar. Música: Thierry Westermeyer.
Fotografía: Josu Incháustegui.
Montaje: Jean-Paul Husson.
Dirección artística: Gonzalo Martínez.
Distribuidora: DeAPlaneta.

Después de ver el trepidante trailer de Operación E y sabedor de que en la película trabaja el que posiblemente junto a Javier Bardem sea el mejor actor español de todos los tiempos, hablo de Luis Tosar, tenía muchas ganas de ver esta película.

El trailer está muy bien. La película no tanto. En el trailer tenemos la ilusión de que vamos a ver una película trepidante, de hecho casi todas las imágenes que vemos son acciones en movimiento, donde vemos una avión, un helicóptero, coches, una bici, embarcaciones surcando un río, gente corriendo por la selva, etc. Esto nos hace pensar que la película será un no parar, un producto fílmico vibrante y apasionado. No es así. La película a la que le sobra un cuarto de hora, como poco, es espectacular sobre el papel. Pero la gracia, el busilis del asunto fílmico, está en conseguir que esa historia que tiene tan buena pinta, una historia que además está basada en hechos reales, llegue a golpear al espectador, a cogerlo por las solapas y no soltarlo hasta el final.

El problema del film es que o te implicas emocionalmente desde el comienzo con las penurias que sufre José Crisanto y los suyos, o sino, todo cuanto se ve te resbala.
José Crisanto, vive en Colombia, en la selva, junto a su mujer y sus muchos hijos. Los paramilitares les hicieron la vida imposible y ahora la tierra en la que moran está en manos de las FARC. A este grupo terrorista José debe venderles la coca que siembra a precio de saldo y debe luchar, jugándose el tipo, para que sus dos hijos mayores, ni siquiera adolescentes, no sean reclutados, a la fuerza, por la Guerrilla.

Un buen día, una de las mujeres que tienen secuestradas las FARC, da a luz, y a José y a su familia, le encomiendan la misión de salvar la vida del recién nacido. En medio de la selva, sin medicamentos y casi a la intemperie, los problemas crecen y se magnifican. Al final deben dejar la selva y buscar resguardo en la ciudad, donde encontraran algo de paz, una vez que el pequeño sea entregado a los servicios sociales y dado en adopción. El problema vendrá cuando las FARC quieren recuperar al crío, para usarlo como elemento de canje en las negociaciones que el entonces presidente Colombiano, Álvaro Uribe, está llevando a cabo con las FARC.

Echo en falta más ritmo y mayor hondura en la historia, la cual da muy poco de sí. Lo mejor, sin duda, es la interpretación de Luis Tosar. Más allá de medir en qué grado Tosar es capaz de parlar en Colombiano, su cara lo dice todo, y una de sus miradas es capaz de expresar toda la rabia, frustración y desesperanza que atraviesa en esa peripecia vital, que encima acaba mal.

Al parecer, a la hora de rodar esta película era condición imprescindible por parte de los productores, que el actor fuera español. Y ahí surgió Tosar, todo un acierto.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Una pistola en cada mano (Cesc Gay 2012)

Una pistola en cada mano Cesc GayPelícula: Una pistola en cada mano. Dirección: Cesc Gay. País: España.
Año: 2012.
Duración: 95 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Ricardo Darín (G.), Luis Tosar (L.), Javier Cámara (S.), Eduard Fernández (E.), Eduardo Noriega (P.), Leonardo Sbaraglia (J.), Alberto San Juan (A.), Jordi Mollà (M.), Candela Peña (Mamen), Cayetana Guillén Cuervo (Sara), Leonor Watling (María), Clara Segura (Elena).
Guion: Cesc Gay y Tomás Araguay. Producción: Marta Esteban.
Música: Jordi Prats.
Fotografía: Andreu Rebés.

Cesc Gay recurre de nuevo a una historia coral, donde se suceden un puñado de historias que no dejan indiferente al espectador. O no deberían, porque el gran acierto de esta producción son los diálogos, muy pegados a la realidad y creíbles. La película se estructura con seis secuencias de unos quince minutos cada una, donde se irán tocando distintos asuntos, poniendo de relieve el alma humana, dado que aquí la crisis y otros temas crematísticos no existen o no son el busilis de la historia. Lo relevante son los afanes, traumas, devaneos, amores y desamores en los que se nos escurre la vida. Así tenemos a cuarentones que deben volver al hogar materno al verse sin trabajo, otros a quienes les sonríe la vida en lo familiar, pero recurren al psicólogo para ser así capaces de afrontar tanta dicha, hay quien sufre una disfunción eréctil, otro que trata de afrontar la cornamenta que le endosa su mujer con galantería, el que de cara a la galería es modélico y bastante menos buenico entre las cuatro paredes de su hogar, hombres que quieren volver a la que era su vida anterior, antes de tener una aventura amorosa, otros a quienes con hijos recién nacidos y otro en camino se les arremolina la sangre en la entrepierna buscando rolletes con las compañeras de trabajo con quienes desfogarse.

Cesc Gay reúne un plantel de lujo, actores de la talla de Luis Tosar, Eduard Fernández, Leonardo Sberaglia, Ricardo Darín, Alberto San Juán, Javier Cámara, Jordi Mollá y actrices como Leonor Watling, Cayetana Guillén Cuervo o Candela Peña.

Unos están estupendos como Eduard Fernández, Darín, Cámara, Peña, Clara Segura y otros no tanto como Mollá o Sbaraglia, pero en conjunto casi todos brillan a una gran altura. La fuerza de los diálogos es demoledora, y la pantalla se convierte en un espejo del que extraer nuestro vivo reflejo, porque en mayor o medida es imposible no identificarse con lo que vemos, a menos que uno no dedique algunos minutos del día a reflexionar acerca de aquello en lo que consiste su vida.

Al final queda claro que los hombres además de primarios, valga la redundancia, mascamos nuestra tragedia en soledad, sin aliviar nuestro dolor ni pesares en otras amistades (como si las charlas no pudieran ir más allá del fútbol, de las mujeres ajenas, de las relaciones de los demás y de otros temas que nos devuelvan a las cavernas), mientras que las mujeres lo hablan todo y de todo entre ellas.

Una película española inteligente, interesante y moderna.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg