Archivos de la Categoría 'Películas 2008'

Eden Lake (James Watkins 2008)

Eden lake poster movie

Dirección y guión: James Watkins. País: Reino Unido. Año: 2008. Duración: 91 min. Género: Thriller, terror. Interpretación: Kelly Reilly (Jenny Young), Michael Fassbender (Steve Taylor), Thomas Gill (Ricky), Jack O’Connell (Brett), Thomas Turgoose (Cooper), Jumayn Hunter (Mark), Finn Atkins (Paige), Bronson Webb (Reece).
Producción: Christian Colson y Richard Holmes. Música: David Julyan. Fotografía: Christopher Ross. Montaje: Jon Harris. Diseño de producción: Simon Bowles. Vestuario: Keith Madden.

Steve decide declararse a su prometida, Jenny en la orilla de un lago, que Steve conoce de cuando era niño. Ahora van edificar en esa zona y esa velada romántica puede convertirse en una experiencia inolvidable. Y de hecho es lo que sucede. Al llegar se topan con unos niños casi adolescentes que les reciben con insultos, con palabras cargadas de desprecio y de violencia. Lo dejan correr y hacen noche en una tienda de campaña frente al lago. A la mañana siguiente el coche en el que fueron ha desaparecido. Se afanan en su búsqueda y tras encontrar a los mozalbetes deben poner pies en polvorosa porque ven que sus vidas corren peligro.

Luego la película sigue una senda recorrida en un alud de producciones similares, lo cual no resta ni un ápice de intensidad y brutalidad a la historia, que se convierte en un lucha encarnizada por sobrevivir, con una Jenny convertida en un trasunto de Stallone en Acorralado.

Steve y Kelly

El climax se sostiene y mantiene hasta un final que es el golpe de efecto perfecto para redondear una película casi rendonda, en su sencillez, logrando angustiar al espectador casi en cada secuencia.

Pocas cosas asustan tanto a los humanos como la violencia injustificada, imprevisible, máxime, si ésta viene de la mano de unos ñiñatos afanados en glosar con letras de sangre la banalidad del mar, la suya.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

50 hombres muertos (Kari Skogland 2008)

50 hombres muertos cartel portada películaTítulo original: Fifty dead men walking. Dirección: Kari Skogland.
Países: Reino Unido y Canadá.
Año: 2008. Duración: 118 min.
Género: Thriller, drama.
Interpretación: Ben Kingsley (Fergus), Jim Sturgess (Martin), Kevin Zegers (Sean), Natalie Press (Lara), Rose McGowan (Grace), Tom Collins (Mickey), William Houston (Ray). Guión: Kari Skogland; inspirado en el libro de Martin McGartland y Nicholas Davies.
Producción: Peter La Terriere, Kari Skogland, Stephen Hegyes y Shawn Williamson.
Música: Ben Mink.
Fotografía: Jonathan Freeman.
Montaje: Jim Munro.
Diseño de producción: Eve Stewart.
Vestuario:
Stephanie Collie.

Martin es un joven irlandés que será reclutado por el Gobierno Británico para delatar a los miembros del IRA, grupo terrorista del cual logrará formar parte. Martin, no se ve seducido por las formas de actúar del IRA y trata de mantener la equidistancia tanto con los “torturadores” británicos, como con los “salvadores de la patria” irlandesese. Lo que detesta en todo caso es el uso de la violencia. Un sentimiento de rechazo y repulsa que se verá acrecentado cuando Martin sea padre, y comprenda que los adultos que el IRA asesina también son algunos padres, como lo es él.

En escena aparece Fergus, agente Británico, que tras analizar al detalle los movimientos de Martin llegará a la conclusión de que éste puede ser un buen topo, visto que no se deja seducir por el IRA (al menos en principio), como si sucede con su amigo de toda la vida.

Fergus, haciendo un buen uso de la psicología, logrará que Martin trabaje para él, una maniobra brillante, porque a medida que Martin intima con Fergus y su complicidad aumenta, Mickey, uno de los mandamases ve en Martin un joven inteligente, en quien confiarse. Esto ayudará mucho a Fergus, puers con los chivatazos de Martin, lograrán salvar vidas. Alrededor de 50 vidas. Las que dan título a la película.

La historia está narrada con solvencia, con algunas secuencias rodadas cámara en mano, que explicita bien la tensión que se vivió en aquellos años en el norte de Irlanda, dotándola de cierto nerviosismo y haciendo de lo visto algo vibrante y emocionante.

Martin a su edad, no tiene las cosas demasiado claras, no sabe tanto lo que le gusta, pero sí aquello que le disgusta. Así que no soporta los crímenes, asesinatos, bombas, torturas, ejecuciones. Pero comprobará que al tiempo que salva vidas, también lleva a la muerte a algún joven irlandés al que despacharán sin miramientos los hombres de Fergus. Daños colaterales, se llaman ahora.

Al elemento de suspense se suma el drama familiar, ya que Martin se ve obligado a dejar el hogar para realizar las acciones que le asignan Fergus o Mickey y entre uno y otro, su mujer verá como su hombre no está cuando lo necesita. Además lo ve con armas y piensa que forma parte del IRA. Sin comprender nunca lo que Martin es en esencia. Un traidor o un héroe, según se mire.

Los miembros del IRA se nos pintan como unos sanguinarios dispuestos a matar sin miramientos y los Británicos, la misma rala, pero engalanados con bonitos uniformes y trajes de tweed negro.

La película está basada en el libro que escribió Martin. Sí, amigos, Martin sobrevivió y tuvo que ponerse a cubierto porque como se ve en la películas, sobran los motivos para ir a por él y borrarlo del mapa.

Ben Kingsley es toda una garantía. Una película donde Kingsley sea el protagonista es casi imposible que sea una película mediocre. A su vera, Jim Sturgess, realiza un interpretación solvente. Lo veo y me parece estar viendo a Unax Ugalde.

50 hombres muertos es una película divertida, que juega con elementos del pasado, de la historia reciente de Irlanda, para desde una buscada equidistancia ideológica dejar que cada cual saque sus propias conclusiones acerca de lo visionado. Lo positivo, es que a día de hoy grupos terroritas como IRA o ETA pertenecen al pasado y las guerras se libran ahora en los Parlamentos, con papeletas en lugar de armas, por lo que irlandeses, británicos y españoles vivimos mucho más tranquilos.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Reykjavik-Rotterdam (Óskar Jónasson 2008)

Reykjavik-Rotterdam poster películaDirección: Óskar Jónasson.
País: Islandia. Año: 2008.
Duración: 90 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Baltasar Kormákur (Kristofer), Ingvar Eggert Sigurdsson (Steingrimur), Lilja Nott Thoransinsdóttir (Iris), Thröstur Leó Gunnarsson (Jensen), Victor Löw (Hoogland), Ólafur Darri Ólafsson (Elvar), Jörundur Ragnarsson (Arnor), Theódór Juliusson (Runolfur), Jóhannes Haukur Jóhannesson.
Guión: Arnaldur Indridason y Óskar Jónasson. Producción: Baltasar Kromákur y Agnes Johansen. Música: Bardi Jóhannsson. 4
Fotografía: Bergsteinn Björgúlfsson. Montaje: Elisabet Ronaldsdóttir.
Diseño de producción: Haukur Karlsson. Vestuario: Helga Rós Hannam

Con esta película damos de alta otra nueva categoría en nuestra blog, el cine islandés. Se trata de un thriller contundente. El protagonista es Kristofer, el cual vive con su mujer que es peluquera y sus dos hijos pequeños. Su situación económica no es muy boyante y recibe de vez en cuando regalos de su amigo Steingrimur. Con la idea de saldar sus deudas y mejorar su economía decide arriesgarse una vez más, embarcarse junto a otros excompañeros en un barco que va para Rotterdam, él vive en Islandia, para comprar allí alcohol y venderlo luego en Reykjavik ganándose un buen dinero, habida cuenta de que en Islandia el precio del alcohol parece estar por las nubes.

Detrás de la operación está su amigo Steingrimur quien arregla la cosa para que Kristofer puede enrolarse, a pesar de estar con la condicional. En el pasado Kristofer estuvo en la cárcel, a cuenta de un trabajillo que realizó, sin delatar en ningún momento a sus secuaces, Streingimur entre ellos. Este último una vez que Kristofer esté embarcado, trata de beneficiarse de las circunstancias y de paso querer socavar a la mujer de Kristofer, la cual estando sola, y viéndose asaltada y amenazada por unos energúmenos, se siente débil y Streingimur le parece un buen hombro en el que llorar.

La película que en su primera mitad transcurre sin pena ni gloria, una vez la acción se sitúa en Rotterdam coge fuelle, se acelera, se vuelve más emocionante, para sin demora llevarnos a un adrenalínico final, donde Kristofer demuestra ser un tipo con recursos, con pegada y mucha inteligencia, como luego se verá, pues lo tiene todo muy bien pensado.

Desconozco el cine islandés, pero este thriller es una buena ventana a la que asomarse para conocer algo más de ese país, aunque sea en clave de trhiller.
El guión es obra de Arnaldur Indridason, ya conocido por estos lares, tras la publicación en España de sus libros, La mujer de verde y Las marismas.

El protagonista, Kristofer, es el actor Baltasar Kormákur, de origen hispano-islandés.

Ahora en los cines tenemos Contraband, que es el remake de Reykjavik-Rotterdam, dirigido por Baltasar Kormákur, protagonista y productor de la original.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Hasta que la muerte nos separe (Varg Veum 2008)

Varg Veum hasta que la muerte nos separeTÍTULO ORIGINALVarg Veum – Din til døden (Yours Until Death)
AÑO 2008
DURACIÓN 87 min.
PAÍS Noruega
DIRECTOR Erik Richter Strand
GUIÓN Kjersti Rasmussen (Libro: Gunnar Staalesen)
MÚSICA Ginge Anvik
FOTOGRAFÍA Johan-Fredrik Bødtker
REPARTO Trond Espen Seim, Bjørn Floberg, Kathrine Fagerland, Endre Hellestveit, Sølje Bergmann, Henrik Mestad, Jon Ketil Johnsen, Ulrik Lullau

De las cinco películas que he visto de la saga Varg Veum esta es la que menos me ha gustado de todas. La película comienza con dos jóvenes dentro de un coche esperando el momento propicio para entrar en un banco y robarlo. Poco después vemos como esos jóvenes van a dar con el botín, en el maletero del coche a un garage, donde el dueño del mismo les recrimina lo que han hecho.

De repente Veum aparece por allí, buscando un coche, que no es otro que el que han usado para el atraco. Un coche que la mujer de un cliente de Veum ha vendido en el taller sin el consentimiento del marido.
En la película predomina más lo afectivo y sentimental que el thriller propiamente dicho. Tampoco hay demasiada intriga, aunque como es de prever siempre hay ciertos personajes que parecen culpables y la cuestión es poner cara al culpable.

El cliente de Veum en un rifirrafe con su mujer, sale volando por la ventana, cayendo sobre la capota de un coche y muriendo poco después. Un vecino, docente, y enamorado de la mujer tendrá un papel crucial en la historia.
En Bergen, ciudad donde transcurre la historia, llueve como siempre. El cielo es gris y plomizo. Veum curará sus heridas con la viuda, al menos temporalmente, pues está visto que el hombre tiene poca suerte con sus romances.

Lo mejor de todo es que apenas dura hora y media, pero comparada con otras entregas de la saga, resulta mucho más anodina, con ciertos momentos que son mero trámite y resultan bastante plomizos.

En fin que nos encontramos con un Veum en horas bajas.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

The chaser (Nao Hong-jin 2008)

The chaser movie poster 2008Dirección: Na Hong-jin.
País: Corea del Sur.
Año: 2008.
Duración: 123 min. Género: Drama, thriller.
Interpretación: Kim Yoon-suk (Jung-ho), Ha Jung-woo (Young-min), Seo Young-hee (Kim Mi-jin), Kim You-jung (Eun-jee), Jeong In-gi (detective Lee), Park Hyo-ju (detective Oh), Koo Bon-woong (Meathead), Oh Woo-jung (Sung-hee), Yoo Ji-yeon (Hee-jung).
Guión: Na Hong-jin, Hong Won-chan y Lee Shin-ho.
Producción: Kim Su-jin y Yoon In-beom. Música: Kim Jun-seok y Choi Yong-rock.
Fotografía: Lee Sung-je. Montaje: Kim Sun-min.
Diseño de producción: Lee Min-bog.

The chaser es otra versión más de una cacería. La llevada a cabo entre Joong ho-Eom, un expolicía reciclado en proxeneta y un psicópata impotente, Young-min Jee, que cincel en mano, -trasunto de su pene- quita la vida a las prostitutas a las cuales solicita los servicios por vía telefónica.

Cuando una de las prostitutas, la adorable Mi-jin Kim desaparece, Joong se afana en su búsqueda. Azarosamente, Joong y Young-min tienen un colisión con sus coches y Joong coge al vuelo que quien tiene enfrente es el psicópata que según cree ha secuestrado a sus chicas para luego venderlas. Pero no, Young-min no es un tratante de blancas o amarillas, es un psicópata que disfruta matando, enardecido por el borboteo de la sangre fresca, quien cuelga a sus víctimas de un gancho para desangrarlos, aligerando así su peso, sin importarle estas lo más mínimo.

Tras ese encuentro fortuito, ambos acabarán retenidos en la comisaria. Pronto Joong es puesto en libertad, mientras que Young en un principio se declara culpable de una docena de crímenes para retractarse luego y quedar finalmente en libertad (poniendo en evidencia el sistema policial coreano). El caso es que Mi-jin no está muerta, y trata de liberarse como puede, cincelada como está, de las cuerdas que la retienen.

El ritmo de la película es trepidante. No hay efectos especiales, sino mucha fisicidad en las escenas. Así las tundas que Joong le da a Young no pueden resultar más creíbles. Lo mejor sin duda de esta película es como está dosificado el suspense, pues nos tiene a los espectadores todo el rato con el alma en vilo, deseando que Mi-jin logre escapar y sea rescatada (ahí guarda muchas similitudes con Buried y ambas son asfixiantes), mientras Joong se deja la vida en su empeño, corriendo como un poseso por las calles de Seul, obsesionado por encontrar a su empleada, máxime cuando descubre que tiene una niña pequeña.

Los actores que encarnan al captor como a su presa, están soberbios y a pesar de ser un thriller y no contar nada que no hayamos visto ya, Nao Hong-Jin, que por cierto debuta en el largometraje con esta película, logra dotar a sus personajes de alma, de sentimientos, y eso se agradece pues hace de la película algo vivo, vibrante, desasosegante, emocionante. Vamos, que el cine coreano nos deja de vez en cuando a nuestro alcance, a nosotros cinéfilos entusiastas, unos cuantos regalitos y este, amigos, es uno de ellos.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Ángeles Caídos (Morten Tyldum 2008) (Varg Veum Falne Engler)

Varg Veum poster Ángeles CaídosTítulo internacional: Fallen Angels
título original: Varg Veum – Falne engler
país: Noruega, Dinamarca
año: 2008 género: ficción
dirección: Morten Tyldum
guión: Thomas Moldestad
reparto: Trond Espen Seim, Bjørn Floberg, Endre Hellestveit
fotografía: John Andreas Andersen
montaje: Jon Endre Mørk
música: Jon Endre Mørk
productor: Jonas Allen, Peter Bose
producción: SF Norge AS, Miso Film

Varg Veum es el personaje de una serie del escritor noruego Gunnar Staalesen. El libro se editó en 1989 y en 2008 se hizo su adaptación cinematográfica. Varg es un detective privado. La primera saga de Varm Veum se componía de seis películas, dos de las cuales se estrenaron en los cines y cuatro concebidas para la televisión. Los dos largometrajes eran Bitter Flowers y Ángeles Caídos. La última estrenada en los cines es Varg Veum – Skriften på veggen, que esperamos que al menos nos llegue en DVD.

Varg Veum contacta con amigos a los que hace una eternidad no visita, a Jacob y su banda que es una de las formaciones musicales más deseadas por las más jóvenes.

Jacob
sale con Rebecca, y este le pide a Varg que la vigile a fin de confirmar una presunta infidelidad. En esas anda Varg cuando ve como matan a Rebecca sin poder dar con el asesino. La policía colaborará entonces con él, a fin de dar caza al asesino.

Como es habitual los asesinatos que se cometerán parecerán seguir una pauta religiosa, en este ocasión sobre la figura de de los ángeles caídos, con un fulano que quiere limpiar el mundo de descarraídos.

La película tiene muy buen ritmo y la hora y media se pasa en un suspiro. Bien los protagonistas en especial quien da vida a Varg, si bien a tono con el espíritu nórdico son gente bastante templada y parca en palabras. Sería un telefilme de media tarde pero con bastante calidad.

Al rebufo del tirón de los libros del difunto Larsson, tanto las librerías como las videotecas se han visto asaltadas por películas nórdicas (Las marismas, Aurora Boreal..). Eso quizá es lo que ha hecho posible que esta película haya sido editada en DVD en España y haya así podido verla y comentarla.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Red de mentiras (Body of lies) (Ridley Scott 2008)

Poster Red de mentirasDirección: Ridley Scott.
País: USA. Año: 2008.
Duración: 128 min. Género: Drama, thriller.
Interpretación: Leonardo DiCaprio (Roger Ferris), Russell Crowe (Ed Hoffman), Mark Strong (Hani), Golshifteh Farahani (Aisha), Oscar Isaac (Bassam), Ali Suliman (Omar Sadiki), Alon Aboutboul (Al-Saleem), Vince Colosimo (Skip), Simon McBurney (Garland), Mehdi Nebbou (Nizar), Michael Gaston (Holiday), Kais Nashif (Mustafa Karami).
Guión: William Monahan; basado en la novela de David Ignatius.
Producción: Ridley Scott y Donald De Line.
Música: Marc Streitenfeld. Fotografía: Alexander Witt.
Montaje: Pietro Scalia. Diseño de producción: Arthur Max.
Vestuario: Janty Yates.

Tras el atentado a las Torres Gemelas en suelo americano, la política exterior americana se centró en escarmentar a sus enemigos. La administración Bush puso en marcha toda clase de medidas que otorgaba a su ejército y demás organismos (CIA, FBI) total impunidad. Empezamos a oir hablar de daños colaterales, armas de destrucción masiva, hojas de ruta, guerras preventivas, etc. Más de la mitad de las personas que han fallecido en Irak desde la invasión son civiles, lo que para Bush y los suyos no eran otra cosa que daños colaterales, otro eufemismo para definir el asesinato de civiles, unas veces inevitables y otras veces perfectamente evitables, como se viene viendo tras la aparición de Wikileaks.

Pues bien esta película versa sobre esta guerra sucia emprendida por los Americanos en Oriente Próximo de la mano de dos personajes, uno un tal Ed, curtido en mil batallas, descreído del todo, para quien nadie es inocente y que es de lo que piensan que el fin justifica los medios y a quienes las poblaciones civiles de esos territorios se la trae al pairo, quien desde suelo americano dicta las órdenes a su subordinado, el joven Ferris, que quizá por su juventud o porque vive en todo el cogollito ve las cosas de otra manera, no comporta muchas de las cosas que hacen los americanos y no quiere seguir formando parte del asunto.

El asunto pasa por tratar de dar caza a un yihadista autor de varios atentados con muchos muertos en suelo europeo. A fin de lograr que éste salga de la madriguera, nada mejor que pergeñar un atentado fictio, adjudicárselo a un árabe potencial yihadista y a esperar que ambos se pongan en contacto.

Las dos horas que dura la película se sostienen merced a un ritmo brioso, sostenido, puro entretenimiento y diversión. En continuo movimiento Ferris y los suyos, ya sea hablando por teléfono, visualizado desde un dron, en persecuciones alocadas, hacen que la historia se digiera sin demasiados miramientos. Prima el continente sobre el contenido, pues la historia apenas hace sangre y no hará mudar el posicionamiento mental de los espectadores, por lo magro de su guión que se centra en el espectáculo más que en la historia.

Russel Crowe, Leonardo di Caprio y Mark Strong están estupendos en sus papeles lo que hace que la historia resulte vibrante de comienzo a fin.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Il grande sogno (Michele Placido 2008)

Il grande sogno poster películaPaís: Italia
Año: 2008
Genero: Drammatico
Duración: 101′
Dirección: Michele Placido
Elenco: Riccardo Scamarcio, Jasmine Trinca, Michele Placido, Luca Argentero, Laura Morante, Massimo Popolizio, Alessandra Acciai, Marco Iermanò, Brenno Placido
Produzione: Taodue Film S.r.l., Medusa Film
Distribuzione: Medusa
Música: Nicola Piovani
Guión: Arnaldo Catinari

El director y actor (La piovra, L´odore del sangue) Michele Placido (Romanzo Criminale) centra su historia en el año 67 y año 68, en Italia, en la ciudad de Roma, donde los estudiantes tomaron las universidades para manifestar su desacuerdo ante lo que veían. La muerte del Che está fresca (9-10-1967), la autoridad siguie siendo despótica, se cometen crímenes en Vietnam y Camboya, y los jóvenes, quieren cambiar las cosas, hacer ruido, manifestarse, agitar las conciencias de sus compañeros de aula y del resto de la población. Se sienten unos privilegiados porque solo los burgueses pueden acceder a la universidad y quieren cambiar esto.

El trío protagonista lo conforman Nicola, policía que sueña con ser artista, quien se enamora de Laura proveniente de una familia típica de la acción católica, la cual a su vez cae rendida ante la belleza y oratoria de Libero, lider estudiantil solvente en arengar a las masas.

Ese gran sueño del título que consiste en querer cambiar las cosas que nos disgustan es también el que tiene Nicola, pero a nivel particular, el de dejar el cuerpo de policía y hacer lo que en verdad le gusta que es actuar.

El momento histórico está presente en la historia pero no es determinante, de ahí que a pesar de los mitines estudiantiles, la película no pretenda ni explicar ni convencer a nadie de nada, rehuyendo cualquier didactismo. En esos meses convulsos, durante el encierro, los jóvenes estudiantes se enamoran, tienen relaciones sexuales, se definen en muchos terrenos, ese tiempo supone un paréntesis existencial, antes de que todo vuelva de nuevo a su sitio.

La buena labor interpretativa de Jasmine Trinca y Riccardo Scamarcio hacen que la historia no resulte en exceso soporífera, ya que visto que no es una película discursiva, donde el diálogo tiene poca importancia, resta conformarse con ver como los personajes, los cuales dicho de paso pecan de tópicos y nula complejidad, interactúan, gozan de la vida cuanto pueden, se comprometen, todo ello en un proceso doloroso, pues como se verá, el compromiso se paga caro y el seguimiento de los sueños también, por cuanto Laura verá como se deteriora la relación con su padre y como la enfermedad tenderá puentes de entendimiento lo mismo que el acto de madurar.

No es de lo mejorcito que haya visto recientemente del cine italiano pero no resulta desdeñable. La exquisita fotografía y banda sonora, no redondean la película que es flojilla pero la hacen alzarse sobre lo que sería un telefilme de tres al cuarto.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Dejad de quererme ((Deux jours à tuer, Jean Becker 2008)

Dejad de quererme cartel películaDirección: Jean Becker.
País: Francia.
Año: 2008. Duración: 85 min. Género: Drama.
Interpretación: Albert Dupontel (Antoine), Marie-Josée Croze (Cécile), Pierre Vaneck (padre de Antoine), Alessandra Martines (Marion), Cristiana Réali (Virginie), Mathias Mlekuz (Eric), Claire Nebout (Clara), François Marthouret (Paul), Anne Loiret (Anne-Laure), José Paul (Thinault).
Guión: Eric Assous, François D’Epenoux y Jean Becker; basado en la novela de François D’Epenoux.
Producción: Louis Becker. Música: Alain y Patrick Goraguer.
Fotografía: Arthur Cloquet. Montaje: Jacques Witta.
Dirección artística: Thérèse Ripaud.

Es habitual ver en el cine personas que un buen día se les cruza el cable, rompen con todo lo que ha sido su vida hasta ahora y como cabras se tiran al monte, o bien el vecino que va a buscar tabaco y no le volvemos a ver el pelo. Esto le sucede a un publicista de cuarenta y pico años el cual después de tres meses buscando la frase perfecta que defina el yogurt que tienen entre manos, lo manda todo a freír churros. “Es el yogurt que ha colmado el vaso”, se justificará luego ante un amigo.
Vende luego su parte en la empresa, hiere a su mujer con idea de que ésta lo ponga de patitas en la calle, insulta y agrede en su fiesta de cumpleaños a los que se consideraban sus amigos y desaparece de Francia, reapareciendo en Irlanda, donde vive su padre quien también desapareció de su vida cuando él entonces era un niño de 13 años. Ya dicen que de tal palo tal astilla.
Este afán por desaparecer quedó bien registrado en la reciente Villa Amalia, donde la protagonista tras ver a su pareja besarse con otra mujer, quiere borrar todo lo que ha sido su vida, y reinventarse en otra parte, en un lugar idílico, en la isla de Ischia.

La película guarda un as en la maga, de ahí que en su final es cuando todas las piezas del puzzle encajen, porque hasta entonces vemos que al protagonista le ha dado el cuarto de hora, que todo aquello que la buena educación y los principios éticos y morales logran retener, un buen día salta por los aires, dando rienda suelta a todo lo que se piensa de los demás, sin medir las consecuencias, como si no importan el efecto de nuestras palabras sobre los otros, de ahí que le caigan palos verbales a todo el mundo; a la suegra, a la mujer, a los hijos a los amigos, sin dejar títere con cabeza, lo que en el espectador crea sorpresa y cierto regusto, al verle hacer lo que a muchos nos gustaría de vez en cuando; cantar los cuarenta a mucha gente, dejando de bailarles el agua. Ese punto en el que dices, “paren el mundo que me bajo”. Si bien luego, la reflexión, la hipoteca, los lazos familiares y otros invisibles, nos llevan a pensarlo mejor y a dejar la cosas como están, sonreír o mirar para otro lado. Ahí reside uno de los valores de la película; el imperio de la hipocresía. Si bien por encima de todo es una bella historia de amor, una película de actores que brillan con fuerza.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Ne te retourne pas (Marina de Van, 2008)

ne te retourne pas cartel películaDirección: Marina de Van.
Países: Francia, Luxemburgo, Bélgica e Italia.
Año: 2008. Duración: 111 min. Género: Drama.
Interpretación: Sophie Marceau (Jeanne), Monica Bellucci (Jeanne), Andrea Di Stefano (Teo/Gianni), Thierry Neuvic (Teo 2), Brigitte Catillon (Nadia 1/ madre italiana), Sylvie Granotier (Nadia 2), Augusto Zucchi (Fabrizio), Giovanni Franzonni (Enrico), Didier Flamand (Robert), Serena d’Amato (Donatella).
Guión: Marina de Van y Jacques Akchoti.
Producción: Patrick Sobelman.
Música: Luc Rollinger. Fotografía: Dominique Colin.
Montaje: Mike Fromentin.
Diseño de producción: Véronique Sacrez.
Vestuario: Magdalena Labuze.

La directora Marina de Van, para su primer largometraje ha contado nada menos que con Monica Bellucci y Sophie Marceu, dos de la mujeres europeas más sensuales que uno puede imaginar a sus años. La primera tiene 45, la segunda 43, pero al natural presentan un aspecto tan saludable como el que vemos en la foto. Así posaron hace unos meses para la revista Paris Match.

Marceu y Bellucci abrazadas Vamos al tema que nos ocupa. La película es un thriller psicológico. Jeanne es una escritora especializada en biografías. Un buen día decide escribir la suya propia. El caso es que al editor su historia le parece un paquete, un polvorón intragable, que no hay Dios que lo entienda, por lo que no está por la labor de publicársela. Jeanne recibe la negativa como un jarro de agua fría, pero al mismo tiempo le hace enconarse más en su posición de querer descubrir más de su pasado, pues hasta los 7 años tiene una laguna que tratará de anegar con recuerdos, si es que no pierde antes la cabeza por el camino, porque poco a poco Jeanne va desbarrando, viendo como todo a su alrededor cambia, así ni su marido ni sus hijos, ni su madre parecen ser tales.

Ne te retourne pas poster movieEn una fotografía, Jeanne ve a su madre y a otra señora, que vive en Italia y para allá se marcha Jeanne a tratar de recomponer las piezas del puzzle que la desquician. Y hallará entonces las respuestas a sus porqués. Y esto no siempre es fácil, porque hay hechos traumáticos que provocan un shock de tal magnitud que todo queda en suspenso, hasta que en un determinado momento todo vuelve a aflorar, en la superficie del presente.

Tanto Marceau como Bellucci dan muestra de su buen hacer antes las cámaras y la segunda demuestra su dominio del francés, en este tour de force interpretativo que les hacer ser algo más que bustos parlantes o cuerpos que admirar. La película no es nada nuevo bajo el sol de Flandes pero se deja ver y entretiene.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg