Archivos de la Categoría 'Stipe Ercep'

En la estela de la noche (Im Sog der Nacht 2009)

En la estela de la nocheTítulo: En la estela de la noche
Título original: Im Sog der Nacht
País: Alemania – Suiza
Año: 2009
Duración : 85 minutos
Productora: Paycom
Director: Markus Welter
Género: Suspense, Thriller
Guión: Moritz Gerber
Reparto: Nils Althaus (Roger), Lena Dörrie (Lisa), Stipe Ercep (Chris), Urs Bihlerr, Samuel Weiss, Nina Hesse Bernhard, Mia Hesse, Martin Ostermeier, Manfred Liechti, Thomas Douglas y Lisa Susanne Bentzien.

En esta película suizo-germana nos encontramos con un trío de jóvenes que decidirán salir de su letargo existencial (o más bien del día a día anodino, gris y reiterativo, de cualquier persona corriente) atracando nada menos que un banco. Roger ve como su novia lo manda a paseo y nada mejor, piensa, que superar una separación que volándose la tapa de los sesos. La cosa no va según lo previsto y en lugar de materia gris, Roger se vuela media oreja, adquiriendo un tono Van Goghiano. Mientras el hombre practicaba con su escopeta, en el piso de arriba, Lisa y Chris estaban sofocando su ardor sexual. Alertados por el disparo acuden a casa de Roger y le curan. Luego, los tres se irán de juerga, para poco después, dado que parece que ninguno tiene nada que perder, tomar la decisión de atracar un banco. Dicho y hecho. Todo sale a la perfección, y poco después se encuentran en una casita de madera, de un tía de Lisa, en la montaña, con un buen botín. Lo que no tenían muy estudiado estos ladrones amateur era que hacer una vez fueran ricos, y ahí reside el acierto del film, pues todo toma entonces una deriva aciaga, complicándose a cada paso que dan, borrando huellas de sangre, que son usurpadas por nuevos actos delictivos, en una espiral sin freno, que les llevará a los tres al borde del precipicio. Además durante el atraco algo se complicó, un hecho que hará que ya nada vuelva a ser como antes. Como jóvenes en flor que son, en el trío surgen los celos, las pasiones, los reproches, la traición, los silencios, las promesas incumplidas etc.

Markus Welter, su director, se sirve de una duración limitada (no llega a los 90 minutos), para de forma sucinta y contundente mostrar ese derrumbe y lo hace con ritmo y notable soltura. No estamos para sorpresas, pero el enfoque dado a la historia, con esa relaciones que surgen entre los protagonistas y ese ambiente hostil, ese mundo que se viene abajo a cada paso que dan, me ha dejado un buen sabor de boca, una vez visionada.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg