Archivos de la Categoría 'Terror'

It follows (2014)

It folows

En el género del terror, y en casi todo los géneros fílmicos todo está más que trillado. A pesar de lo anterior, It follows, sin que sorprenda en demasía al espectador curtido en películas terroríficas, al menos éste tendrá la oportunidad de ver un film que mantiene el pulso desde el comienzo, y que gracias a una banda sonora desasosegante, una actriz principal (Maika Monroe) que borda su papel y una historia que bebe de otras muchas películas similares deja un muy buen sabor de boca, cierto regusto a metal, algo acerado y frío.

En su día recuerdo haber visto una película, Fallen, si no recuerdo mal, donde la gente estaba maldita y al tocar a otra persona le transfería su mal. Esto es algo parecido. Un joven se acuesta con una joven y tras el fragor amoroso, su amante le cuenta que ahora el mal anidará en su interior, la perseguirá, hasta que la joven se lo pase a otra persona, por transmisión sexual.

Los seres que acechan a la joven son como fantasmas, con muy mala pinta, que se mueven despacio pero que obligan a la joven a estar siempre al acecho, siempre huyendo, pues si llegasen a alcanzarla la matarían. La joven tiene unas amigas y un amigo, que lejos de verla como una loca, la ayudarán en su plan.

El final (como no podía ser de otro modo) deja abierta la puerta a más secuelas, porque todos sabemos que el MAL nunca acaba.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Musarañas

Musarañas

Con dos personajes principales y algún secundario más, ubicados en un inmueble en el que transcurre toda la película, el resultado es satisfactorio.

A los directores ya afamados como Bayona, Balagueró, Morales, Vigalondo, Amenábar, Plaza, Alex de la Iglesia, etc, habría que añadir a esta miríada de nombres los de Juanfer Andrés y Esteban Roel, que debutan en el largometraje, con esta película, tras los cortos 036, Es un buen chaval y La sorpresa de Aquirana.

Estamos en España, en los años cincuenta, donde viven dos hermanas de crucifijo y misa diaria (es un decir, porque la hermana mayor es incapaz de cruzar el umbral de su casa). La madre murió cuando la hermana pequeña nació y esto la atormenta desde entonces. El padre, tras morir la madre, reemplaza a ésta por su hija, en todos los sentidos, hasta que esa situación depara insoportable y el padre desaparece de la escena, presuntamente huido.

La idea es que todo lo que respiremos sea sucio, turbio, tóxico, asfixiante, embutido todo en una religión que lo ahoga todo y que no deja respiraderos para una vida normal, reducido todo a las oraciones, al flagelo, a purgar, a saber qué culpas y pecados pretéritos.

La hermana pequeña está bastante harta de la situación, quiere salir, conocer chicos, vivir la vida, y entonces las costuras de este sudario existencial se resquebrajan, cuando inopinadamente el vecino que vive arriba cae rodando por las escaleras, hasta ir a dar a la puerta de la casa de las hermanas, donde la mayor ejerce entonces de improvisada hermana de la caridad, hasta que muestre poco después su verdadera cara.

¿Hay algo más terrorífico que un amor no correspondido?.


El ritmo resulta endiablado y aunque hay ciertas cosas en el guión que rechinan, agradezco el toque gore por obra y gracia de la actriz Macarena Gómez, brutal en todos los aspectos y que devora a todos lo que le secundan, tanto Nadia de Santiago, como Hugo Silva. El único que está a la altura es Tosar, que no falla nunca.

Coged sitio delante del televisor, poned la película y disponeros a pasar una hora y media sobresaltados, horripilados y complacidos, si os guste el género gore y el humor negro.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Somos los que somos (Jim Mickle, 2013)

Somos lo que somos

Ayer por la noche vi esta película y no he dormido muy bien. No tengo claro si esto está correlacionado con el atracón de alubias de Anguiano aderezadas con morcilla de Burgos y chorizo de Baños del Río Tobía o si fue por el visionado de esta película la que me estuvo trabajando el subconsciente toda la noche, manteniéndome en suspense hasta la alborada.

Esta película, Somos lo que somos, es la adaptación americana o remake de Somos los que hay, película mexicana del 2010, la cual no he visto.

Al comienzo de la película vemos a una mujer que empieza a sangrar por la boca, cae en un pilón y muere ahogada. Luego vemos que esa mujer tenía un marido hosco y raruno y dos hijas que parecen un spin-off de Los Otros, dos jovenes hurañas y taciturnas, que cuando miran parecen estar hablando con los muertos, y en lo que dura uno de sus pestañeos mi Rumba ya me ha recogido toda la casa. Por ejemplo.

Somos lo que somos

Mientras, en el pueblo, siguen desapareciendo jóvenes adolescentes, cuyos cuerpos nunca aparecen. O bien porque se esconden de maravilla, que no es el caso, o bien porque su asesino las mata y las entierra de tal manera que nunca más aparecen, o bien como el Lobo Feroz, se las come.

Sí amigos si habéis visto Canibal, con un fantástico Antonio de la Torre, y os gustó, Somos lo que somos: una familia canibal, os llevará al orgasmo visual.

Tiene la película un tempo lento, y como esa lluvia persistente que dura toda la película, se va creando un clima inhóspito, acerado, gris, amortajado, sórdido y finalmente vomitivo. Casi nada.

Si quéreis pasar un mal rato, que al mismo tiempo es un muy buen rato, echarle un ojo a Somos lo que somos y ataros bien los machos. Yo, de hecho, desde ayer por la noche que la vi, hasta este mediodía, acabé tan estomagado que he aguantado sin comer carne.

Me ha contado un pajarito o pajarraco, no los distingo bien, que habrá una precuela y una secuela de esta película. A ver si tienen suerte y nos la cuelan.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Nightcrawler (Dan Gilroy 2014)

Nightcrawler


Corran a los cines ahora mismo a ver Nigthcrawler
(merodeador nocturno), no pierdan el tiempo. La película es obra de Dan Gilroy, hasta el momento guionista de películas como The Fall. Con esta película Gilroy se ha salido del tiesto. Pocas películas, de las muchas que visiono, han conseguido tenerme tan absorto, tan subyugado, mezclando en mi interior algo intermedio entre la repulsa y la atracción, como Nightcrawler

Un resultado tan brillante es consecuencia de un magnífico guión y sobre todo de la magistral interpretación de Jake Gyllenhaal en la piel de Lou, un tipo avispado y antisocial que una noche mientras circula con su coche ve un accidente y al acercarse a hocicar descubrirá que grabar imágenes de gente agonizando, envuelta en llamas, tiroteada, mutilada, es un negocio que da dinero, que lo sangriento vende, porque hay millones de telespectadores que fijan su atención a la gran pantalla como mariposas en pos de la luz, cuando en sus pantallas huele a muerte, a sangre.

Dicho y hecho. Lou compra una cámara, sintoniza su radiofrecuencia con la de la policía, contrata a un chico al que paga cuatro duros y los dos juntos, pasan a ocupar su tiempo nocturno transitando las carreteras de Los Ángeles a la búsqueda de algún fatal desenlace.

La ambición desmedida de Lou se topa con la de Nina, quien dirige una cadena de televisión especializada en noticias lo más truculentas posibles. Cuando Nina descubre a Lou, siente que Dios le ha venido a ver, pues éste le muestra sus imágenes con regocijo, sin que todo aquello que le ofrece a Nina le suponga el menor cargo de conciencia, al revés, ya que en el dolor ajeno, ante un cuerpo muerto o agónico, Lou, como todo buen psicópata experimenta algo parecido al placer.

La historia de Lou va cada vez a más hasta un clímax glorioso. Lou y Nina muestran cada uno de ellos la enfermedad de nuestras sociedades modernas, donde a los crímenes, asesinatos, violaciones, accidentes de todo tipo, a manos de asesinos, violadores, criminales, se suman todos aquellos periodistas, presentadores, cámaras de televisión, o simples merodeadores, que tratan de sacar tajada de todo ello, contando con la complicidad del público, de la gente cómo tú y yo, creándose así un triángulo demoniaco y perfecto.

Nightcrawler es ya un película de culto, que espero y deseo no permanezca oculta.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Annabelle (John R. Leonetti 2014)

www.cuak.com

www.cuak.com

La capacidad de sorpresa del espectador ante el visionado de esta película es mínima y viene además condicionada porque no hace falta ser un lince para imaginar lo que le va a pasar a la pareja protagonista, una vez que una muñeca diabólica entre en su hogar, para hacerles pasar un infierno en la tierra.

La mujer, Mia, hace colección de muñecas y hay una que se le resiste, hasta que al final su esforzado marido, John, consigue (!en qué hora!) hacerse con la misma y comprársela a su esposa, que no cabe de gozo ante semejante presente.

La noche del regalo, una pareja de vecinos, sufren una crisis nerviosa y a punto están de acabar con nuestra pareja protagonista. La vecina antes de morir deja algo de sangre en la muñeca. Sí, amigos, de esta manera, el diablo pasa a formar parte de la muñeca, porque la pareja vecinal, para más señas, estaba practicando un rito satánico.

A partir de ese momento Mia las pasará putas, para entendernos. Su marido es médico y por tanto no le ve el pelo, al pasar éste todo el santo día en el hospital. Además Mía está embarazada y con el ataque de los vecinos satánicos, cuchillada incluida, a un tris está de abortar. Tras ese espantoso acontecimiento deciden mudarse de casa. ¿Se solucionarán así todos sus males?. No.

La muñeca, la cual había ido a parar a un contenedor, aparece milagrosamente, en el fondo de una caja, cuando hacen la mudanza. La pesadilla, pues, sigue. Y cuando tengan al niño, Mía sufrirá por ella y por su retoño, en un inmueble que resulta muy bonito, rococó, con un vestíbulo muy elegante, pero que a su vez está dotado de todos esos elementos que acojonarían al más templado: ascensores añosos cuyos botones no atienden a nuestra petición, luces tremolantes que fallan cuando más las necesitamos prendidas, calderas y calefactores que emiten ruidos quejumbrosos y fantasmales, y sótanos tenebrosos y espectrales a los que no bajaría uno ni por todo el oro del mundo.

Pasan a formar parte y enriquecer la historia un cura, que ve todo aquello como algo tan sencillo de explicar cómo que la muñeca es diabólica, y decide llevársela del hogar para exorcizarla y una mujer negra, que tiene una librería y está llamada a cumplir un gran sacrificio catártico, como se verá (si lográis acabarla y no os vais por la pata abajo antes de su conclusión).

annabelle

La cara de la muñeca acojona, sí, cuando Mía baja al sotano y no puede subir, la escena chorrea adrenalina, pero salvo ese par de detalles, el resto es tan manido y convencional que se da la paradoja que al tiempo que ves la película, te aterrorizas y te duermes al mismo tiempo, y mientras siesteas y cabeceas, ves muñecas diabólicas que se parecen mucho a las de la pantalla.

Si vais al cine a verla, no hagáis como en Francia y la liéis parda. Ser buenos y ejemplares, por amor de Dios, que para conductas diabólicas ya está la muñeca de marras.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Rec 3 Génesis (Paco Plaza 2012)

Rec 3 génesis cartel pelicula

Película: [Rec]3 Génesis. Dirección: Paco Plaza. País: España. Año: 2012.Duración: 77 min. Género: Terror. Interpretación: Leticia Dolera (Clara),Diego Martín (Koldo), Ismael Martínez (Rafa), Àlex Monner (Adrián), Claire Baschet (Natalia), Jana Soler (Tita hermana Clara), Emilio Mencheta (tío Víctor), Adolf Bataller (Domingo), Dolores Martín (Manoli), Blai Llopis (Quiquín). Guion: Paco Plaza y Luiso Berdejo. Producción: Julio Fernández. Música:Mikel Salas. Fotografía: Pablo Rosso. Montaje: David Gallart. Dirección artística:Gemma Fauría. Vestuario: Olga Rodal

Ahora cuando los guionistas, o el director, el productor, o quien sea, no se decide a hacer una secuela, tiran de precuela, como en este caso. Así nos hallamos ante REC3 la génesis. Pues eso, el origen.

Esta vez la acción discurre en una una boda. Con cámara, nerviosa en mano, en un principio vemos la entrada de los novios en la iglesia, los grupillos de familiares que se forman, lo hortera del vestir de todos ellos (algo extensible a cualquier bodorrio), el tema que el novio, Koldo, canta a su novia, Clara, manifestándole lo mucho que la quiere, para luego trasladarse al sitio donde tiene lugar el banquete nupcial. Allí el tío del novio, a quien ha mordido un perro que parecía muerto, se desploma desde una barandilla para luego darle un bocado cárnico a su mujer. Comienza entonces el caos absoluto, donde la muerte se enseñorea a manos de unos humanos convertidos en otro cosa, algo parecido a unos zoombies que se mueven de forman espasmódica, todos ellos ávidos de carne y sangre ajena. Aquello es el delirio, el infierno en la tierra, muy salvaje. ¿Nada nuevo bajo el sol? , Sí y no. La película tiene su impronta cañí y eso ya es mucho acostumbrado a ver a menudo películas españolas impersonales e indeterminadas.

El acierto de la película, a mi entender, es el humor que destila, con unos momentazos hilarantes, que alivian las secuencias más gore de ese chorreo sanguíneo y de tantos cuerpos mutilados. La novia, Clara (magnífica en su papel la actriz Leticia Dolera), en lugar de achicarse, se crece ante la adversidad, motosierra en mano.

Es mi día, dice una y otra vez, y le falta añadir, “y nadie me lo va a fastidiar”.

A su vez, su amado, va a su encuentro, y lo consiguen, reencontrarse y morir juntos, dejando para el recuerdo una historia de amor muy gore pero al mismo tiempo bonita. La factura técnica de esta producción es impecable.

Detrás de la cámara Paco Plaza, autor del guión junto a Luiso Berdejo.
REC3 me ha ha resultado divertidísima y me he reído un montón, con chascarrillos muy acertados como la presencia de ese hombre apodado Canon (un empleado de la SGAE) o John Esponja, un animador cultural embutido en un traje que asemeja mucho al de la esponja marina. Tema aparte temazos como Gavilán o paloma o Eloise de Tino Casal, que te hacen reír a las primeras de cambio.

Además, para los más apretados de tiempo, comentar que la película sólo dura 80 minutos. Otro tanto a su favor para verla, y disfrutarla.

Sí amigotes, esta precuela, si cuela.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

La hermandad

La hermandad cartel película

Película: La hermandad. Dirección y guion: Julio Martí Zahonero. País: España. Año: 2013. Duración: 89 min. Género: Suspense, terror psicológico. Interpretación: Lydia Bosch (Sara), Manuel Tallafé (hermano Abelardo), Borja Elgea (hermano Pablo), Edi Bonet (hermano Bernardino), Felipe García Vélez (hermano Víctor), Alejandro Jornet
(hermano Nicolás), José Luis de Madariaga (hermano Alessandro), Toni Isbert (hermano Darío), José María Sacristán (hermano Nadrés), Paula Bares (reportera). Producción: Gema García, Ximo Pérez y Pepón Sigler.
Música: Arnau Bataller. Fotografía: Miguel Llorens. Montaje: Miguel Ángel Villa. Dirección artística: Pepón Sigler. Vestuario: Miguel Carbonell. Distribuidora: Olwyn Films.

Sara es una escritora de “éxito”, que cuando va en su coche por el interior de un bosque, en una noche lluviosa, se despista, sufre un accidente y cuando abre los ojos se encuentra en el interior de un monasterio, atendida por los hermanos de la congregación. Siguiendo las normas de la casa espiritual, Sara, se verá recluída entre cuatro
paredes, pero como le vence su curiosidad, logrará birlarle una llave a un “hermano” y hacer una escapadita que la conducirá por los distintas estancias del monasterio: la botica, el claustro, la cripta la biblioteca, etcétera.

Los hermanos, bien sea porque no ven una mujer desde hace mucho tiempo, bien porque no están acostumbrados al trato con otras personas ajenas a la congregación, bien porque tienen un secreto oscuro que ocultar, o directamente porque son más malos que el demonio, muestran todos ellos un comportamiento siniestro, de ocultamiento, de manifiesta sospecha, lo que todavía alimenta más la curiosidad de Sara, la cual por las noches oye voces, lloros, lamentos, y ve incluso a niños que le piden ayuda, ante lo que los hermanos, al enterarse de ellos solo pueden achacar tales desvaríos a la fiebre y a los efectos secundarios de la colisión.

En un periquete Sara logrará desentrañar todo el misterio que envuelve a “La Orden de los Corregidores”, a la par que los hermanos en un ejercicio de catarsis colectiva le hagan partícipe de su secretillo, lo cual le vendrá de perlas a Sara para publicar una novela de misterio titulada La hermandad, en la que narrar los hechos vividos en primera persona, que el lector dará por fictios, creyendo ser todo ello fruto de la inagotable imaginación de la sinpar escritora.

Lydia Bosch pasándolo fatal


La película tiene un pase como telefilm de sobremesa, no para la pantalla grande, pues su puesta en escena es chusca y rutinaria
, echando mano de cuantos recursos fáciles uno pueda imaginar. No faltan la retahíla de gritos por parte de Sara, una música inflamada y estridente que rechina en los tímpanos, un decorado horroroso de corchopan que simula ser piedra, una fotografía demasiado luminosa, cuando le que le convendría sería algo más lúgubre y tenebrista (al estilo de En el nombre de la Rosa), una interpretación, la de Lydia Bosch esforzada, pero bastante chusca, y un guión que no tiene ni pies ni cabeza, cuyo desarrollo es sonrojante, zafio y previsible, como la escena en la que Sara cae en una tinaja y sale por los pelos para luego casi por arte de magia ir a dar a otra parte del convento, y unos diálogos nada creíbles, donde Sara de manera irrespetuosa no parará de recriminar, desde su forzada llegada al convento, a los hermanos su forma de vida medieval, cuando estos lo único que han hecho por ella, es salvarle la vida, comportamiento que queda en parte ¿justificado? al saber que Sara no puede usar su móvil, ni ponerse en contacto con nadie, hasta la llegada del Cartero.

En la sinópsis leo que la historia se desarrolla en ¿Italia?. La ubicación, a fin de cuentas, es lo de menos, pero me gustaría saber si trata o no de un error, o de un horror, como lo es esta película, pero no porque de miedo, sino porque es horrorosa. Si no tenéis nada mejor que hacerla, verla, allá vosotros y vuestro tiempo perdido, pero
prefiero las pelis de Balagueró, Alfredo Montero o Bayona, que este pestiño nada original, pero muy zafio y ramplón.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

La cueva (Alfredo Montero 2014)

La cueva cartel pelicula

Película: La cueva. Dirección: Alfredo Montero. País: España. Año: 2014. Duración: 76 min. Género: Terror. Interpretación: Marcos Ortiz, Marta Castellote, Eva García Vacas, Jorge Páez, Xoel Fernández. Guion: Alfredo Montero y Javier Gullón. Producción: Alfredo Montero y Marcos Ortiz. Música: Carlos Goñi. Fotografía: Alfredo Montero. Montaje: Alfredo Montero y Nacho Ruiz Capillas.

La cueva es una película española estrenada este año que es terrorífica.

Cinco jóvenes, tres chicos y dos chicas se van de vacaciones a Formentera, allí plantan sus tiendas de campaña y uno de ellos ve la entrada a una cueva. Como si de un juego se tratara los cinco entran en su interior, van avanzando y de repente se dan cuenta de que no saben encontrar el camino de salida.

A partir de ahí, durante una hora (la película dura 76 minutos), vemos el intento de todos ellos de salir de la cueva y sobre todo de hacer frente a la soledad, al miedo, al frío, a la oscuridad, a la sed, al hambre. A medida que pasan los días la suma de todos elementos adverson se convierte en una olla a presión y cada cual buscará entonces sobrevivir a cualquier precio.

Lo visto parece un revoltijo de imágenes vistas en películas como The descent, Rec, La Bruja de Blair, Burried, y como lo que vemos es lo que graba uno de los jóvenes, un Tarantino en ciernes, las imágenes son deudoras de un pulso nervioso, acelerado, oscilante, como si lo mal que lo están pasando todos ellos se mostrase en el filmar, caótico, atolondrado, lo que resulta agobiante y asfixiante a más no poder.

La cueva

No destripo el final para animaros a verla. Si The descent o Buried eran asfixiantes, La Cueva, además es terrorífica, bruta a más no poder, con unos toques gores hiperrealistas que te dejan de piedra, al tiempo que te hacen replantearte qué haces viendo algo tan salvaje y violento. Lo más jodido de todo es que esto que vemos en la pantalla puede pasarnos en cualquier momento

Alfredo Montero
Alfredo Montero

Película de bajo presupuesto, rodada por Alfredo Montero, que aprovecha bien sus recursos, para en 76 minutos ofrecer una de las películas más terroríficas que uno haya visto nunca. El cine español, sigue pues, tras El niño y La isla mínima (que la reseñaré mañana) ofreciendo productos fílmicos interesantes, que deberían llevar a la gente al cine en masa.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

La casa del fin de los tiempos (Alejandro Hidalgo 2013)

La casa del fin de los tiempos

Director: Alejandro Hidalgo
Título original:La casa del fin de los tiempos
Duración: 100 minutos
Guión: Alejandro Hidalgo
Género: Terror
Música: Yoncarlos Medina
Año: 2013
Casting: Guillermo Londoño
País: Venezuela
Elenco: Rosmel Bustamante , Adriana Calzadilla , Gonzalo Cubero , Guillermo García

Al igual que hizo J. A Bayona con El orfanato, Alejandro Hidalgo logra un excelente resultado con muy pocos mimbres, en su debut, La casa del fin de los tiempos, película venezolana que ha reventado las taquillas de su país.

He tenido la ocasión de verla en España, gracias a filmin. Desconozco el cine venezolano. Rara vez llega alguna película de esas latitudes, hasta nuestros cines. La casa del fin de los tiempos es una película de suspense, que asusta mucho.

Al comienzo vemos a una mujer tumbada en el suelo con un corte en una de sus mejillas. Luego se alza, coge un trozo de cristal con forma de cuchillo y echa a correr escaleras abajo, allá está su marido en el suelo, expirando y al fondo su hijo. Cuando va a alcanzarlo, este sale propulsionado hacia atrás y desaparece.

La mujer es acusada del asesinato del marido y de la desaparición del hijo y la ponen a la sombra 30 años. Después de este lapso de tiempo, vieja y encanecida regresa a su hogar, al origen del mal. Allá recibirá la visita de un cura que le será de mucha ayuda.

Con poco más que una casa y un sólido guión, la película mantiene un ritmo sostenido de comienzo a fin, con unos cuantos momentos de esos que te hacen soltar un grito, sin poder evitarlo. En un momento determinado se alternan los planos temporales, y las idas y venidas en el tiempo, las cuales al tiempo que son el meollo de la historia, permitan su desciframiento.

Hay aspectos que mejorar, sí, como el vestuario o maquillaje, pero son elementos accesorios. Hidalgo maneja con buen pulso y saber hacer esos elementos que hacen de un producto fílmico algo vibrante, vivo, emotivo y terrorífico. Ahí es nada. La dirección de actores es notable, logrando de todos ellos unas muy resultonas interpretaciones.

La casa del fin de los tiempos

Me alegro de haber descubierto esta joyita venezolana, la cual recomiendo, que da miedo, pero que se disfruta con deleite.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg

Insensibles (Juan Carlos Medina 2013)

Insensibles cartel película

Película: Insensibles. Dirección: Juan Carlos Medina. Países: España, Francia y Portugal. Año: 2013. Duración: 105 min. Género: Thriller, terror. Interpretación: Àlex Brendemühl (David), Juan Diego (Adán Martel), Félix Gómez (Adán Martel, de joven), Bea Segura (Magdalena), Tómas Lemarquis (Berkano), Derek de Lint (Dr. Holzmann), Ramon Fonserè (Dr. Carcedo), Silvia Bel (Judith), Lluís Soler (Iván Barkos), Irene Montalà (Anaïs). Guion: Juan Carlos Medina y Luiso Berdejo. Producción: Adolfo Blanco, Miguel Ángel Faura, François Cognard, Antoine Simkine y Luís Galvão Teles. Música: Johan Söderqvist. Fotografía: Alejandro Martínez. Montaje: Pedro Ribeiro. Dirección artística: Íñigo Navarro. Vestuario: Ariadna Papió

La Guerra civil española fue horrible. Una sima de la crueldad y violencia desmedida. Antes, durante y después de la guerra. A fin de superar todo aquello, casi todo el mundo hizo una labor de amnesia colectiva, para no remover el pasado y abrazarse con ganas al presente y al futuro. Porque quizás la única manera de no dejarse llevar por el rencor, el odio y el ánimo de venganza era mirar al frente.

David (un esforzado y eficaz Alex Brendemühl) que es un cirujano de éxito, sufre un accidente de coche cuando va con su compañera sentimental, que está embarazada de seis meses. Ella muere. El feto irá a una incubadora.

Si David quiere sobrevivir necesita un transplante de medula de sus padres.
Como ya sabemos que el robo de recién nacidos también tuvo lugar en nuestro país, a pesar de que muchas monjas que estaban en el ajo, decidieron irse a la tumba, guardando sus secretos, en la creencia, se entiende, de que quitar un hijo a un comunista y dárselo a un fascista era lo que Dios quería, David descubre entonces que sus padres no son biológicos, y emprende una investigación para llegar hasta ellos.

Esta búsqueda le lleva a David a remover ese pasado, porque su padre, Adán, fue uno de los mandos franquistas más destacados en la zona, el confesor, aquel que arrancaba palabras, pelos, uñas, dedos, órganos, erradicando así el mal rojo de la faz de la tierra.
A su vez vamos viendo como a mediados de los años treinta en un pueblo de montaña próximo a Canfranc, unos niños sufren un mal desconocido, una rara enfermedad, por la cual no son capaces de sentir dolor, lo que les lleva a mutilarse y a ser recluidos por las instituciones sanitarias. Uno de esos niños, luego adolescente y finalmente adulto, tendrá mucho que ver con David.

No faltan las escenas violentas y sanguinolentas, el ambiente es tétrico, algo habitual en producciones similares. La película resulta un tanto descompensada a partir de la mitad, cuando tiene lugar el entente entre padre e hijo, con un Juan Diego, apergaminado y paródico. Tampoco me han gustado las escenas del final, donde se mezcla lo real con lo fantástico, para brindarnos un final acertado, por lo poco esperado.

Insensibles supone el debut en la dirección de largometrajes del cortometrajista Juan Carlos Medina.

Comparte el artículo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • meneame
  • del.icio.us
  • digg