Call me by your name (Luca Guadagnino)


www.cuak.com


Título original: Call Me by Your Name
Año: 2017
Duración: 130 min.
País: Italia
Dirección: Luca Guadagnino
Guion: James Ivory (Novela: André Aciman)
Música: Sufjan Stevens
Fotografía: Sayombhu Mukdeeprom
Reparto: Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel, Victoire Du Bois, Elena Bucci, Marco Sgrosso, André Aciman, Peter Spears

Ante algunas películas parece que el único interés de muchos ante las mismas consiste en despacharlas (o despecharlas) con un “no es tan buena como dicen” o “no es tan mala como me la habían pintado”. Call me by your name entraría, en base a lo anterior, dentro de la primera categoría, pues ha recibido elogios por doquier. El espíritu crítico creo que debe ir más allá de un me gusta, o de un no está mal y rascar la superficie de lo que vemos para ver qué hay detrás de la membrana. Y lo que hay detrás es nada menos que una vida que fluye y que se derrama, que se exterioriza y materializa en el amor, en el deseo, en ese escozor que sentimos cuando nos falta la persona amada a nuestra vera. La historia de amor acontece en la Italia de los años 80 del pasado siglo, en el Norte, en un pueblito próximo a Milán donde una familia acomodada acude, como cada año, a pasar el verano. Un matrimonio acompañado por su hijo adolescente, un tipo enamorado de la música y de la literatura, que se queda prendado de un profesor, amigo de su padre, que pasará allá unas semanas con ellos.
Todo lo que se diga aquí queda en pañales ante lo que las imágenes de Guadagnino son capaces de ofrecer, sirviéndose de dos grandes actores (brillantes Timothée Chalamet, Armie Hammer), que escenifican a la perfección qué es esto de enamorarse, de desbocarse, de liarse la manta a la cabeza y dejarse llevar por el corazón, ante esta aventura que desgraciadamente tiene fecha de caducidad. El marco no puede ser más delicado, más luminoso: la bella casa donde viven, su luz de miel, el río próximo, la fuente en la que se bañan, los paseos en bicicleta, los escarceos sexuales en el altillo, que los conduce directamente al séptimo cielo.
Todo narrado con suma delicadeza, con una sensibilidad apabullante, que convierten el amor entre este adolescente de 17 años y su profesor algo mayor, en algo tan hermoso, tan bello, tan digno, tan desgarrador, tan intenso, tan vivificante, tan humano, como esa conversación memorable que mantienen el comprensivo padre y su hijo en el sofá, mientras el vástago se lame las heridas de la despedida. “No sentir nada por miedo a sentir algo es un desperdicio“, le dice el padre al hijo. Momentos como ese y otros muchos hacen de esta película una obra de arte que os animo a visualizar las veces que os plazca. No pierdan muchos días en verla.

Be Sociable, Share!

3 Respuestas a “Call me by your name (Luca Guadagnino)”

  1. Sandra escribió:

    Qué linda película, que amor más hermoso. He llorado mucho y la recomiendo a toda persona sensible. No es tan fuerte como dicen.

  2. Jonás escribió:

    Jaja la escena del durazno es muy buena, lo tendré que probar, jejeje

  3. Ronaldo escribió:

    No me gustan las películas gays por muy guays que sean. No la quiero ver.

Deja tu Comentario

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Post Relacionados