Matadero Cinco (Slaughterhouse-Five, 1972)

Nota: (7.5) 7.5

Matadero 5Director: Geor Roy Hill
Reparto: Michael Sacks (Billy Pilgrim), Ron Liebman (Paul Lazzaro), Eugene Roche (Edgar Derby), Sharon Gans (Valencia Merble Pilgrim), Valerie Perrine (Montana Wildhack)
Guión: Stephen Geller, basado en la novela de Kurt Vonnegut Jr.
Música: Glenn Gould
Fotografía: Miroslav Ondrícek
Montaje: Dede Allen
USA 1972

Hace ya unos años que me leí la novela de Kurt Vonnegut en el que se basa esta película, titulada al igual que la película, pero con un añadido: Matadero Cinco o La Cruzada de los Niños.

Aunque esa novela fue en su época bastante famosa (1969), yo no había oído hablar de ella hasta que no la oí nombrar en los comentarios del DVD de la (recomendable) película Inocencia Interrumpida por el propio director, James Mangold, que afirmaba haberse inspirado en esa novela para los saltos temporales instantáneos que la protagonista (Winona Ryder) da en esa película, así que viendo la versión cinematográfica de Matadero Cinco cierro un círculo literario-cinéfilo muy personal.

Tomando como referencia la novela hay que decir que en ella el propio autor nos habla de su vida y el personaje principal, Billy Pilgrim, llega a cruzarse con él en la mitad de la historia, cosas estas que no ocurren en la película. Y es que el hecho que centra la acción, el bombardeo de Dresde durante la 2ª Guerra Mundial que es vivido en primera persona por Pilgrim, también pilló a Vonnegut allí, fue uno de los supervivientes de aquel terrible suceso en el que fallecieron 135.000 personas.

Posiblemente la novela no fuera más que una excusa del autor para liberar todo lo que aquellas vivencias supusieron en su vida. En la película es la parte de la guerra la que más minutos ocupa, pero tanto en ella como en la novela hay algo diferente y original: la forma de contarlo que tiene el protagonista, Billy Pilgrim.

Sin llegar a explicarse si es un simple trastornado, un enfermo o un visionario, la película nos muestra la vida de este extraño sujeto tal y como él la vive, saltando de un tiempo a otro, de un lugar a otro de su propia línea de vida de forma inconexa e incontrolada. Poco a poco vamos reconstruyendo el puzzle de su existencia sufriendo como él mismo hace los saltos que constantemente se producen. Tan pronto lo vemos en el frente de la 2ª Guerra Mundial como en el momento en que se casa con su mujer, con sus hijos ya mayores o con estos siendo apenas unos chiquillos, acudiendo a una convención o siendo objeto de estudio de los seres atemporales del planeta Tralfamadore, donde es retenido en una cápsula junto a una estrella de Hollywood con la que se procesa un amor mutuo y eterno.

Son los habitantes de ese planeta, los que le enseñan que no existe el antes ni el después, que el presente, pasado y futuro coexisten haciendo que a pesar de poder vivir tu propia muerte, puedas existir en otro momento y en otro lugar y puedas seguir viviendo.

Sí, puede que resulte extraño el argumento, pero así es como la historia de este peculiar personaje va avanzando. Yo recomendaría antes el libro que la película, pero a pesar de ser difícil de adaptar, creo que se atrapa el principal sentido que el autor le quiso dar y se hace entretenida e interesante. Es más fácil de entender que de explicar. Hay que decir también que como documento histórico quizás no aporte mucha luz sobre el bombardeo de Dresde que critica (que mató al doble de personas que la bomba de Hiroshima, ahí es nada).

La película me gusta sobre todo por la forma diferente de contarla, en un tono que sin llegar a ser cómico sí que al menos produce la sonrisa su humor negro, viendo al pánfilo de Pilgrim merodeando sin rumbo y sin sentido de un punto a otro de su vida, en unas ocasiones desorientado y en otras más cabal. El maquillaje para envejecerlo de unas escenas a otras está logrado, del jovenzuelo que va a la guerra al hombre maduro o el anciano que llegamos a ver hay diferencias que se hacen creíbles.

La interpretación del protagonista por parte de Michael Sacks también llega a estar a la altura de las circunstancias. De hecho llegó a estar nominado por ella a un Globo de Oro a lo que sería el Mejor Actor Revelación en nuestros Goyas. Desafortunadamente el resto de sus interpretaciones parece que no calaron tanto y se pasó a los negocios dejando la interpretación. Su compañero de reparto Ron Leibman, que interpreta al pendenciero Paul Lazzaro sí ha tenido una carrera mucho más prolífica y también cabría destacar a su compañera de aventuras espaciales, interpretada por la risueña, trangresora y contundente sex symbol por aquella época y años posteriores, Valerie Perrine, que sólo 2 años más tarde de intervenir aquí sería nominada al Oscar por la excelente Lenny y que también tuvo un papel secundario en las 2 primeras entregas de Superman.

Por cierto, que el enigmático título de la película viene del lugar donde los prisioneros son alojados en la ciudad de Dresde cuando son apresados por los alemanes, un antiguo matadero.

Enlaces | IMDB | Novela

Comparte en tus Redes Sociales:

Deja tu Comentario

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Post Relacionados