McGuffin


Ya que hacía tiempo que no me dejaba ver por aquí, voy a dar, cual expresidente del gobierno, una clase magistral de cine (término muy pomposo, pero que no implica, necesariamente la excelencia que insinúa), que debería ser la primera, pero no la última sobre estos temas.

Dejémonos de tecnicismos y vamos con la primera entrega, que precisamente es el que da nombre a quien escribe: McGuffin.

HitchcockQuizás muchos no hayan oído nunca este término o les suene a un viejo amigo escocés que estuvo de Erasmus en su universidad. Pues no, un McGuffin es un recurso cinematográfico que inventó uno de los grandes (en el amplio sentido de la palabra) del mundo del cine, Alfred Hitchcock.

La explicación que el maestro hacía de este término era mediante una anécdota:

Dos hombres viajan en un tren. Uno le pregunta al otro:
“¿Qué es ese paquete que hay ahí arriba?”
El otro hombre responde: “Ah, eso es un McGuffin.”
El primero, intrigado, le pregunta: “¿Y qué es un McGuffin?”
“Pues,” contesta el otro hombre, “es un aparato para atrapar leones en los highlands escoceses.”
A lo que el primer hombre responde: “¡Pero si no hay leones en los highlands escoceses!”
Y el otro hombre contesta: “¡Entonces eso no es un McGuffin!”

Como posiblemente no resulte muy clarificador, vamos a explicarlo de nuevo. Un McGuffin es un elemento (objeto, persona, acción,…) que acapara la atención del espectador, y en torno al cual gira la historia, aunque en realidad su importancia por si mismo es irrelevante, sólo sirve de vehículo para avanzar la trama y de hecho no suele conocerse mucho sobre él, aunque en un principio puede parecer que va a ser relevante.

Pulp FictionQuizás el más claro ejemplo sea el maletín de Pulp Fiction, que tiene relevancia en las actuaciones de los personajes, pero en ningún momento se sabe lo que contiene, sólo vemos el extraño resplandor que sale de él y los asombrados rostros de los que lo contemplan.

Motel BatesDesde luego fue Hitchcock el que más y mejor uso este recurso, desde Con la Muerte en los Talones, con el pobre Cary Grant perseguido por algo que ignora, al dinero robado en Psicosis que nos lleva hasta el tenebroso Motel Bates.

Casos más curiosos son la palabra “Rosebud” que actúa como McGuffin en Ciudadano Kane, o la investigación de Twin Peaks, ¿quién mató a Laura Palmer?

Y prefiero no meterme en la vida real con las religiones…

Enlaces | En la Wikipedia | El Maletín de Pulp Fiction | Otra Explicación

Be Sociable, Share!

Una Respuesta a “McGuffin”

  1. Manuel Márquez escribió:

    Esto es lo que se puede calificar como un comienzo de campanillas: ahí es nada, abrir una sección de historiografía y técnica cinematográfica con el concepto del mcguffin… a seguir insistiendo, que todos los días hay un buen momento para aprender.

    Un cordial saludo.

  2. Cosas de Cine II: ¿Quién es Alan Smithee? Criticas de peliculas de cine, estrenos, premios, relatos escribió:

    […] Si en la primera parte de nuestras Cosas de Cine hablábamos del McGuffin, que es como El Rey, estar está, pero da la impresión de que no hace nada, aquí viene la segunda entrega, donde hablaremos de un personaje con una filmografía que para sí quisiera más de uno: Alan Smithee. […]

  3. carballo escribió:

    Te juro que antes de leer lo del maletín de Pulp Fiction ya estaba pensando en él. Maletín que por cierto, tambien tiene si historia en Reservoir Dogs,… el mismo maletin, nunca se ve lo que hay dentro y parece ser bastante importante,… mal rollo.

  4. Idaho escribió:

    Otro caso más reciente lo tenemos en Mission Imposible 3, y la pata de conejo 😛

  5. Recurrente escribió:

    Otro McGuffin (y otro maletín): Ronin (magnífico Jean Reno en esa peli, por cierto)

  6. Obakemono escribió:

    De hecho…. el maletín de pulp fiction contiene el alma de Marcelus Wallace, que le fue vendido al diablo (la contraseña del maletín es 666), y fue extraido a traves de la nuca, de ahí que marcelus tenga ahí una tirita (en algunas culturas indigenas creian que el alma te le extraian por la nuca). Esa es la historia no contada que cuentan el pulp fiction ^_^

    Un saludo.

  7. Recurrente escribió:

    Obakemono: Jajaja, pues de poco le sirvió venderle el alma al diablo con Zed…

  8. Woopi escribió:

    Hola, un saludo. En cuanto al comentario del trineo Rosebud. Creo que es arriesgado, porque un McGuffin se supone que es algo intrascendente, incluso ridículo, que sirve de excusa para la película en cuestión. Hitchcock nunca se preocupó por él. Por ejemplo, el super secreto de 39 escalones que lo tiene que memorizar Mister Memoria para sacarlo del país y es… ¡Una frase ridícula! Del estilo “Nuestros aviones se funden a los 200 km/hora” 😀

    Sin embargo, el trineo de Kane es lo que le da todo sentido a la película. Quiero decir… que un trineo es algo intrascente en cualquier sitio ¡pero no en Citizen Kane precisamente! Por no hablar de las metáforas de la infancia, la felicidad perdida, la inocencia… etc, etc.

  9. Jorge escribió:

    pues te voy a agregar a mis “paginas de cada día”
    oooh yes
    gracias y adelante!

  10. Lourdesio escribió:

    El trineo no es lo importante sino la palabra Rosebud (pimpollo)en él ya que esa es la palabra que Randolph Hearst usaba para referirse al clítoris de su amante.

Deja tu Comentario

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Post Relacionados